Un monumental inicio de temporada ha demostrado el equipo “Los Gunner”, al apabullar 5 goles a 1 a los parisinos de Tuchel en la pretemporada que juegan ambos conjuntos en tierras de Singapur. Los primeros dos cotejos han causado buenas sensaciones sobre el técnico Emery, quien empató a un tanto contra el equipo del Atlético de Madrid, y le endoso una “manito” de 5 goles contra 1 al Paris Saint Germain.

Rompiendo esquemas

Durante las últimas dos décadas, el francés Arsene Wenger fue el encargado de dirigir al conjunto londinense, durante sus años como entrenador, tuvo etapas buenas y etapas malas, pero la confianza de la directiva del club en Wenger era inamovible.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Futbol

Quizás el equipo cañonero buscaba crear una fórmula similar a la que realizó Sir Alex Fergunson con el Manchester United, donde ganó ligas, FA Cup, Copas Inglesas y Champions League.

Para mala fortuna de Wenger su historia no sería la misma.

En el último año, el Arsenal, no logró levantar trofeo alguno, e inclusive se alejó de los primeros lugares de la Premier League. Esto forzaría la salida de Wenger del banquillo del club, y en detrimento, llegaría Unai Emery para comandar al club durante la siguiente campaña. Desde el arranque de pretemporada, ha dejado buenos sabores de boca, debido a la compenetración de los jugadores en el campo, así como los resultados obtenidos en los encuentros disputados. Esperemos que se sigan viendo resultados similares, y Emery pueda llevar al Arsenal a ocupar puestos de gloria, como estaba acostumbrado el equipo años atrás.

Manita al Paris Saint Germain

En juego de exhibición y cumpliendo con el cronograma de la pretemporada [VIDEO], ambos equipos chocaran en el país oriental de Singapur.

Vídeos destacados del día

En este juego, el técnico salió con todos sus “caballos de guerra”. Nombres como Lacazzete y Metsu Ozil son los que comandarían la goleada del Arsenal sobre el conjunto de la ciudad de París.

Los goles vendrían de la mano de Lacazzete en dos ocasiones; A esto también le aportarían con una diana cada uno Holdgins, Metsu Ozil y Nkethia. En este partido el Arsenal mostró cartas que no se veían desde hace algún tiempo en su estilo de juego: ataques mortales y llenos de peligrosidad, solidez defensiva y dominio total en el mediocampo.

Algo que llamó la atención de varios expertos deportivos, fue observar durante gran parte del juego a Emery con una pizarra en la mano. Quizás se encontraba creando estrategias o jugadas. Este hecho llamó la atención, puesto que, muy pocas veces se observó a Arsene Wenger en sus dos décadas hacer esto.