4

En la Liga Americana, Luis Severino ha podido replicar su gran temporada de 2017. Inclusive ha sido más dominante. El joven de 24 años de Sábana de la Mar, República Dominicana, es el mejor lanzador en la actualidad. No sólo es su récord de 13 victorias y sólo 2 derrotas. Es la capacidad de poner atrás viejos fantasmas o problemas recientes. Severino por fin pudo ganarle a Boston el pasado domingo. Un imperativo para jugar en la franela en pinstripes. El pasado domingo los venció. Además de eso, no se vino abajo esta campaña tras su mala salida en el juego de Wild Card vs los Twins de la campaña pasada.

Luis Severino lleva ventaja en la carrera por el Cy Young del joven circuito

Severino no sólo lidera la AL en efectividad con 1.98, pero su WHIP de 0.95 es de videojuego.

A pesar de que permitió bases por bola en su última salida, esa cualidad permite que el stuff, tan poderoso de Sevy sea el doble de efectivo. No da bases por bola y eso se debe a su repertorio de alto poderío, pero con control y comando. Luis Severino tiene una recta tremenda de 98 millas, que es su pitcheo principal. El slider de 89 millas es tremendo, porque provoca rolas y puede irse desplazando, a través de la zona de strike. Su slider tiene vida tardía y eso también ayuda mucho para que sea un pitcheo parar generar mucho ponche. Y además de todo tiene un cambio letal y duro de 88 millas con backspin.

Severino podría romper el récord de barras de cacao en la historia de los Yankees (Ron Guidry-208). Sevy lleva 130 y si sigue con ese paso, podría estar cerca de esa marca. Si algo se le puede criticar es su efectividad de 2.39 de visita.

Vídeos destacados del día

Aún así es una gran ERA, pero si contrasta con su aun más microscópico 1.64 en Yankee [VIDEO] Stadium. De noche tiene una ERA de 2.29 vs una de 1.64 de día. En cuenta de 1-1 es cuando más le hacen daño al batearle arriba de .400.

Severino es agresivo con su recta en la zona, porque sabe de su buen control, además de cuando está en cuentas favorables. Lo que lo hace aun más especial es su mecánica y manera de hacer que su slider y recta parezcan de la misma manera, cuando salen de mano. Encima de todo, si los bateadores descifran su slider, este año Sevy le ha agregado más spin a ese pitcheo, para hacerlo parecer un slurve (combinación de slider con curva). Ese raro movimiento horizontal y vertical en sus pitcheos. Como el slider que lanza también Aaron Nola de los Phillies.

José Ramírez y Francisco Lindor son la base de la ofensiva de los Indians

Los Cleveland Indians, ya por fin se separaron de sus perseguidores en la División Central de la Liga Americana. A pesar de un lento inicio, la novena de Terry Francona ha podido separarse, por fin, de los Tigers y los decepcionantes Twins, con ofensiva de dos bates.

José Ramírez es de los mejores peloteros del beisbol. No sólo son sus 24 HR en la campaña, pero su habilidad de jugar en 2da o 3era base. En 2017 con más juego, tuvo su campaña de despegue. Ramírez además se ha encendido en las bases al robar, al por mayor, y con singular alegría. En sus últimos 12 juegos ha podido estafar 6 almohadillas para tener 14 en total en la campaña. Además, es 9no en la AL en remolcadas con 59.

Francisco Lindor sigue siendo un All-Star en toda regla. El joven shortsop boricua (.297, 23 HR y 55 empujadas) es un bate de poder probado. Siempre un prospecto de oro en las menores, era considerado un gran guante. La duda era su bate y, desde el año pasado, ha demostrado que es un jugador más que completo. El pasado lunes se fue de 4-2 con 2 HR y 7 empujadas; una actuación icónica para la perla de 24 de Caguas en Puerto Rico. Lindor también se ha beneficiado de tener a Michael Brantley en el lineup. Con el aporte del veterano jardinero y de Ramírez en la parte temprana del lineup, ha podido anotar 75 carreras (líder en ese rubro en el joven circuito).