Croacia, una nación que surgió de la antigua Yugoslavia es el caballo negro que estará en la final de este loco Mundial de Rusia 2018. Un país que obtuvo su independencia en 1991. Un país con 4.2 millones de habitantes. En lo futbolístico parecen que están hechos para ser triunfadores. En su primer Mundial en Francia 1998 fueron semifinalistas. Increíble que sólo dos jugadores de esta selección de Zlatko Dalic jueguen en su país. Una liga de dos equipos. Los demás material de exportación de calidad a los mejores equipos de las ligas en Europa.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Futbol

Un equipo que con Ante Cacic, jugó un futbol similar al de esta Copa del Mundo. Por problemas con algunos jugadores, Zlatko Dalic tomó el cargo apenas el 7 de octubre de 2017.

Su grupo clasificatorio fue complicado y se quedaron por debajo de Islandia y apenas arriba de Ucrania. Luego de destrozar a Grecia en el repechaje, el equipo se enfiló al Mundial. Después de su victoria 3-0 vs Argentina, Croacia tomó más fuerza como caballo negro. Eso si el equipo no jugó bien contra Dinamarca, Rusia o Inglaterra. Los tres equipos que lo llevaron a tiempo extra y dos tandas de penales.

Los equipos campeones en torneos cortos saben ganar y los croatas de negro y azul marino con vivos en rojo parecen invencibles. Cuando juegan con esa playera en este Mundial, parecen no pesarles las piernas. O si les pesan sacan oxígeno y corazón de otra parte. De eso están hechos a los que recuerda la historia.

Croacia se recarga en el coraje, corazón y Perisic para remontar a una conformista Inglaterra

Croacia de Dalic salió con un 4-2-3-1 con Subasic en puerta.

Vídeos destacados del día

Lovren y Vida en la central con Strinic y Vrsaljko como laterales. Rakitic y Brozovic en la media con Luka Modric adelante en esa línea de 3 junto a Rebic y Perisic. Adelante solamente Mandzukic en punta. Southgate no cambió e Inglaterra jugó con su línea de 5 en la media con Henderson en la bomba central más Lindgard y Alli al lado; Trippier y Young como extremos y con doble función para ayudar en la media. Arriba sólo Kane y Sterling.

El partido fue muy claro con Croacia con el cuero y una Inglaterra optando por transiciones y el contragolpe. También los ingleses sabían que podían ser perniciosos a pelota parada. El golazo de Trippier de tiro libre le puso el partido cómodo a lo que querían los anglosajones. Maguire asustó con otro cabezazo. Inglaterra con pocos toques y siendo vertical dominó el primer tiempo. Fue llevando el partido pero pecó de confianza. Al 30, Kane falló en un rebote que dio Subasic. Una ocasión más que clara. Sterling fue punzante con desmarques a espacios libres; lo de siempre con él es el último toque.

Los balcánicos se apegaron a usar lo último de su combustible, para ganar en el tiempo extra

En el segundo tiempo, Croacia tuvo la posesión y fue hasta que apareció el extremo Perisic, que cambió el dibujo de la semifinal. Al 68, el del Inter tuvo un gran desmarque a espaldas del lateral Walker. Con la suela del botín metió el esférico para el merecido 1-1. Al 72 tuvo un cambio de ritmo en corto de crack y mandó su tiro cruzado al poste. Inglaterra se murió con su esquema de ir al contragolpe. Sólo Lindgard asustó a final del segundo tiempo con un tiro cruzado.

Perisic tuvo otra más en un mal rechace de Pickford. El cambio de banda del jugador del Inter para atacar al cansado Walker fue la clave. Southgate tardó en hacer cambios en la media con Henderson sin piernas. Además entró Rose por Ashley Young también cansado. Todo ya muy tarde para el tiempo extra para que Inglaterra buscara la victoria.

Inglaterra se limitó a buscar un gol en balón parado. El defensa Stones la tuvo pero Vrsaljko la sacó de la raya. El del Aleti tuvo un gran partido llenando de centros el área. Inglaterra estuvo más completa en el tiempo extra con el obvio desgaste de Croacia de juegos pasados. Aún así Mandzukic tuvo la más clara en un centro de Perisic, en el que Pickford achicó bien para tapar a quemarropa.

Al minuto 109 del segundo tiempo extra, vino el gol de Mandzukic en un balón por arriba que ganó Perisic y Stones se quedó parado y Mandzukic aprovechando el bote entró con el esférico controlado al área. El de la Juve definió cruzado para el gol croata que les vale su primera final de un Mundial.