Ante la victoria del Real Madrid contra el Espanyol, el Barcelona se encuentra obligado a obtener al menos un empate si quiere seguir como líder del torneo. Con su triunfo, el Madrid llegó a trece unidades, mientras que actualmente el Barsa cuenta con doce puntos. Un empate en la quinta jornada por parte de los culé dejaría a ambos conjuntos en igualdad de puntos, pero por diferencia de goles el equipo catalán se mantendría como líder.

Primer derbi catalán de la temporada

El encuentro ente el Barcelona y el Girona trae muchas emociones. Se juega ante la diatriba de si el partido programado para la fecha 21 entre ellos, en la ciudad de Miami, tendrá el permiso de la RFEF o si por el contrario, se confirmará la oposición de la Federación al encuentro.

Por otra parte, será el primer derbi entre equipos catalanes en la recién comenzada temporada 2018-2019.

Para ambos conjuntos la victoria en el encuentro es importante. En el caso del Barcelona, una derrota significaría ceder el primer lugar de la tabla de posiciones, mientras que para el Girona representa alejarse de la zona que reparte cupos a torneos europeos.

El club gironés llega a este partido con siete puntos producto de dos triunfos y un empate. Actualmente ocupan el décimo puesto pero con un partido menos que el resto de equipos que disputan cupos para Champions League y Europa League. Un triunfo de los albirrojos los pondría empatados con el Alavés en el tercer lugar de la tabla.

El Barsa quiere seguir con su buena racha

Un total de seis triunfos consecutivos ha cosechado el FC Barcelona en lo que va de temporada, sumando la victoria en la Supercopa de España, las cuatro en la Liga y la que consiguió este martes ante el PSV por la Liga de Campeones.

Vídeos destacados del día

El conjunto de Valverde no tiene pensado bajar la guardia y desea ante los blanquivermells mantener con la buena racha en este comienzo de temporada.

Valverde no piensa en rotaciones

En contraparte a lo realizado por Lopetegui, este sábado ante el Espanyol, Ernesto Valverde no contempla por los momentos realizar rotaciones. Para este domingo empleará a su equipo principal con el fin de no complicarse y ceder el liderato de la Liga. El entrenador azulgrana prefiere verse bien solidificado y con una buena ventaja en el torneo local antes de dar descanso a sus jugadores principales.

Esto pudiera representar algo complicado, puesto que el cansancio pudiera pasar factura en algún tramo del encuentro y ser aprovechado por un Girona que llega al partido mucho más descansado al no haber disputado partido durante la semana como si lo hizo su rival.