Tras su mal arranque en la Liga Santander, el Atlético de Madrid viajó a Francia para enfrentar al Mónaco en su primer partido de la UEFA Champions League temporada 2018-2019. Pese a tener que comenzar como visitante, la plantilla de Diego Simeone se mostró optimista para el comienzo del torneo europeo.

El Mónaco no ha tenido un buen comienzo en su torneo local, por lo que comenzar en casa en la Champions League era una oportunidad valiosa para comenzar a enderezar el camino. El rival a enfrentar no era nada fácil ya que el Atlético de Madrid luce en el papel como el favorito para alzarse con el liderato del Grupo A.

Quien se adelantó en el marcador fue el conjunto del principado.

Samuel Grandsir sería el encargado de poner el uno por cero en el marcador al minuto 18. Al Atleti le costó asentarse en el terreno de juego pero poco a poco fue ganando en confianza hasta que en el minuto 31 Diego Costa firmó el empate gracias a una asistencia de su compañero Antoine Griezman.

Cuando todo hacía pensar que el primer tiempo culminaría en empate apareció el uruguayo José María Giménez al minuto 46 para colocar la desigualdad en la pizarra y darle la ventaja al club colchonero, ventaja que no cederían en el resto del partido pese a las constantes incursiones del equipo rival en su área.

Un triunfo que sirve para levantar el ánimo colchonero

La afición rojiblanca se encuentra un tanto preocupada por el comienzo que su equipo ha tenido en la Liga Santander. [VIDEO] Tan solo un triunfo en cuatro partidos y solo cinco puntos sumados llevan los colchoneros en cuatro jornadas, por lo que esta victoria ante el Mónaco da una especie de alivio al entorno del club.

Vídeos destacados del día

Diego Simeone no quiso sorpresas en su visita al estadio Luis II por lo que decidió hacer uso de su mejor once titular. Diego Costa [VIDEO] y Antoine Griezmann comandaron el ataque como era de esperarse mientras que Saúl y Rodrigo junto a Koke y Correa fueron los encargados de armar el juego en el medio campo, por su parte, los uruguayos Diego Godín y José María Giménez fueron la pareja de centrales, teniendo como respaldo a Lucas Fernández y Juanfran por los laterales.

Pese a comenzar perdiendo, el Atleti reaccionó temprano

Cuando el Mónaco se puso delante del marcador al minuto 18 comenzaron los temores en el entorno colchonero. Los fantasmas de derrotas recientes comenzaron a rondar por el equipo y en toda la afición. Pero todas estas dudas fueron rápidamente disipadas por los jugadores rojiblancos ya que la ventaja del local solo duró trece minutos y el conjunto visitante nunca más cedió la ventaja en el resto del encuentro. De esta manera el Atleti suma sus primeros tres puntos de la Liga de Campeones y espera que esta victoria sirva para mejorar el ánimo y enderezar el camino en el torneo local.