4

La UEFA Champions League regresó para otra campaña más. El tricampeón de Europa, Real Madrid, debutó en casa con un fútbol excelso en el primer partido de Lopetegui en Champions League (primer juego en la era merengue post Zidane y Cristiano Ronaldo). El Madrid fue un huracán en el primer tiempo y pudo meterse en el casillero del marcador, con el tiro libre de Isco. En el segundo tiempo, un gran pase de Modric y galopada de Bale más definición, acabaron el partido.

Además de ese encuentro se vieron grandes sorpresas, como la derrota del City de Pep en casa contra el Olympique de Lyon de Bruno Genesio. Una derrota más para Pep en Champions y su City, que es favorito desde el año pasado.

Los errores en defensa y salida del balón, abrieron el camino para los goles de Cornet y de Fekir. El equipo inglés que si cumplió fue el Liverpool de Jurgen Klopp.

Los Reds continuaron con la buena inercia del año pasado en Champions y ganaron 3-2 a un PSG, que tuvo mucho premio para el fútbol escaso que jugó en Anfield. Firminho marcó el gol decisivo en una noche mágica para el Liverpool, que mostró facetas de posesión y su contragolpe de heavy metal tan llamativo.

Además de esos resultados, se pudieron apreciar victorias esperadas del Bayern, Manchester United, Barcelona y Juventus. La nota la dio una mala decisión arbitral de Félix Brych de sacar roja directa a Cristiano Ronaldo, por agarrarle la cabeza al defensa Murillo. Una roja muy rigurosa y donde el árbitro quiso ser tema de periódicos deportivos de mañana por todo el mundo.

Vídeos destacados del día

El Inter con corazón y garra remontó en 5 minutos un 1-0 en contra en San Siro, contra el Tottenham de Pochettino. Una bolea descomunal desde la media luna de Icardi empató el juego y Matías Vecino con cabezazo en un tiro de esquina, tras peinada del defensa holandés de Vrij. El Inter regresó con buen pie a la Copa de Europa, tras siete años de ausencia.

El Madrid con goles de Isco, Bale y Mariano venció a Roma

El Madrid alineó con un 4-3-3 con Navas en la puerta en lugar de Courtois. Carvajal y Marcelo como laterales con Varane y Ramos en la central. La mejor media de Europa con Modric, Casemiro y Kroos. Arriba Bale e Isco con Benzema como centro delantero. La Roma de Di Francesco también sacó un 4-3-3 con Olson en la portería. Fazio y Manolas en la central con Kolarov y Florenzi como laterales. En la media el veterano capitán De Rossi acompañado del juvenil italiano Zaniolo, que debutaba con la Loba. Además N'Zonzi jugó también en la media. Arriba El Shaarawy, Dzeko y el turco Cengiz Under.

El Madrid llegó de todas formas. Primero un pase largo a Bale, que la bajó bien pero falló a un costado. Kroos mandando pases largos e Isco y Modric llegando con toques por el medio. Ya sin CR7, el Madrid centralizó más el juego y no tiró tantos centros. Isco tuvo otra en un pase filtrado de Modric, pero el portero sueco Olsen achicó muy bien. Ramos de cabeza, lo intentó al final del primer tiempo. Pero el gol llegó con un bello tiro libre de Isco en la media luna. El malagueño la puso delicadamente con su guante que es su botín. Delicioso gol. Con el 1-0 el Madrid se fue tranquilo al medio tiempo.

En el segundo, la Roma mejoró pero se comió el golazo de Bale a la contra. Esa pegada merengue de siempre con Modric mandando un pase exquisito, desde la media cancha; Bale en galopada infernal se llevó a Manolas y definió cruzado para un señor golazo. Navas detuvo tiros lejanos de Kolarov y un cabezazo de Dzeko. Al final Mariano, que entró de cambio con ganas puso la guinda al pastel, con un tiro con comba en el límite del área chica. Este Madrid juega muy bonito.

Firminho da triunfo agónico merecido al Liverpool sobre el PSG

El Liverpool pudo irse arriba 2-0 con ataque por ráfagas, con centro de Alexander-Arnold a Sturridge, que metió martillazo de cabeza. Luego el penal de Milner. El PSG con muy poco empató el juego a 2 con un error en salida de cuero de Salah y que aprovecho Neymar, con pase filtrado a Mbappé. Firminho que entró a jugar poco por su lesión de ojo, se creó un recorte dentro del área, más un gran tiro para que los Reds ganaran sobre la hora. Un inicio de película para un Liverpool, que demuestra que no fue casualidad su subcampeonato el año pasado. El PSG con las dudas de siempre.