3

Khalil Mack y su historia de desamor con los Raiders en la temporada muerta, ha llegado a su fin. A pesar de que muchas casas de apuesta ponían a Mack en los Packers, son sus eternos rivales de la NFC Norte, que se quedan con el Pro Bowler de la universidad de Buffalo. Los Bears dieron dos picks de primera ronda, por el tremendo ala defensivo de los Raiders. El año pasado [VIDEO], el coordinador defensivo Vic Fangio tuvo una buena defensiva de manera callada. Ahora con Mack, los Bears tienen un front 7 a considerar.

No es que con esto, Chicago vaya a desbancar a los favoritos de la NFC Norte (Vikings, Packers), pero si pueden ser un equipo con mejor marca que el año pasado.

Además con esa gran defensiva, le pueden quitar presión a un Mitch Trubisky en su campaña de sophomore. Mack tuvo 10.5 capturas y un fumble forzado (que fue contra Denver) en la campaña pasada. En su carrera ha acumulado números de videojuego con 303 tacleadas, más 40.5 capturas y 9 fumbles forzados. Mack, además es todavía joven con 27 años y entrando apenas a su 5ta campaña en la liga. Eso si, los Raiders eran un equipo mejor armado ahora para ser exitoso; Chicago con su nuevo head coach Matt Nagy y un QB en su 2do año, son un equipo que todavía no puede pensar en postemporada.

Mack llega a blindar una defensiva de respeto de los Bears

Jon Gruden en su 2da etapa como head coach con los Raiders, nunca tuvo una buena relación con Khalil Mack. Gruden implantó la idea de que con el dinero saneado por la salida de Mack, más los picks de draft, Oakland podría armar un equipo más balanceado para el futuro.

Vídeos destacados del día

Inclusive el dueño Mark Davis dio su brazo a torcer, en cuanto a dejar ir a Mack. Un contrato de 10 años y 100 millones fuera del tope salarial, es algo que ayuda mucho a un roster en construcción.

Con Matt Nagy como head coach, ayudará a Trubisky con ese enfoque enérgico y diferente que tuvo, cuando fue coach de QB en Kansas City. Vic Fangio, del otro lado, ahora tendrá a Khalil Mack. Los Bears tuvieron problemas en defensiva en generar turnovers. Fango juega una defensiva con esquema 3-4, con el ala defensivo Akiem Hicks brillando las dos últimas campañas, como el mejor en la defensiva Bear. Con Mack, Fangio puede cargar al QB con Hicks y también con el tremendo ex primer pick, Leonard Floyd. Dos alas defensivas (Hicks y Mack) más el LB Leonard Floyd de Georgia en su 2do año y Fangio tiene para gozar con paquetes especiales, cuando los tres estén en el emparrillado. Eso sin contar el cuerpo de LB con Roquan Smith (primer pick de Georgia), que tiene el potencial de ser un LB de línea a línea.

Las dudas de esa defensiva recaen en el perímetro y especialmente el corner Prince Amukamara y el safety Adrian Amos.

El brillo de Mack

Mack apenas se perdió 44 snaps la campaña pasada y potenciará la presión por el ala y con eso potenciar a los linebackers, para añadir presión extra con Khalil atrayendo más dobles equipos. Mack era un LB nominal, pero es un pass rusher especialista como DE. Su explosividad, tras el snap, lo han hecho más un ala, pero tiene esa capacidad atlética de poder jugar también dentro, como lo que era en Buffalo en el college (LB). En cuanto a movimientos de pass rusher como los llamados rip, dip y counter por dentro, puede hacerlos todos. Hasta en jugadas contra el pase puede ser efectivo en defensiva de zona e ir al flat y hacer buenas coberturas como en Cover Buzz.

Vic Fangio hizo maravillas en su tiempo como coordinador defensivo con los Niners [VIDEO]. En su primer año con los Bears, puso a esa defensiva como la 10 en yardas en contra y 9na en puntos. Una gran mejora de las campañas pasadas. El GM de Chicago, Ryan Pace, está en la cuerda floja y el traer a Mack puede ser el movimiento que le salve la cabeza. La gerencia se había enfocado en traerle armas (los WR Robinson, Taylor Gabriel) para trabajar a MItch Trubisky, faltaba una pieza más de este calibre para el otro lado del emparrillado.

Con Mack (ex jugador defensivo del año en 2016), los Bears pueden ser un defensiva que cause problemas en la NFC. Los pass rushers generacionales sólo vienen una vez en la vida. Los Bears ya tendrá enfundado a Mack en la playera azul marino con vivos en naranja. Los Raiders metidos en un hoyo negro, si la decisión de Gruden no funciona a largo plazo.