Andrés Manuel López Obrador, presidente electo de México, el día de domingo dio inicio a una gira por el país en compañía de quien será su nuevo jefe de seguridad. Daniel Asaf, un civil y propietario de un restaurante quien se encargará de coordinar una brigada civil en lugar de la seguridad ofrecida por el Estado Mayor Presidencial.

La presentación en el aeropuerto

Lopez Obrador asumirá el cargo el próximo 1 de diciembre, presentó a Asaf en el aeropuerto internacional de Ciudad de México, minutos antes de tomar el vuelo que los llevaría rumbo a Tepic, en el estado de Nayarít. Según el presidente electo, Asaf organizará a 20 asistentes civiles, quienes trabajarán por turnos de acompañándolo de tal manera que pueda interactuar con el pueblo “sin que lo aplasten”.

Un presidente popular

El popular recién electo presidente, a menudo se le ve disfrutar de la interacción con los electores mexicanos, estrecha manos y posa para fotografías y se detiene a escuchar las peticiones de la gente. Esta situación lo expone sobremanera y más si se considera que México es un país extremadamente peligroso para los políticos.

Al respecto, Polimnia Romana quien fuera la jefa de seguridad de López Obrador durante 2001 y 2003 señaló que a su juicio es muy preocupante que el presidente mexicano le confíe su seguridad a alguien sin la experiencia necesaria en ese campo. Señaló que al futuro mandatario mexicano le importa mucho la opinión pública y apuntó que se está comportando como un candidato que está en busca de los votos.

Muchos riesgos

Algunos expertos mexicanos en materia de seguridad aseguran dicen que López Obrador está asumiendo muchos riesgos.

Vídeos destacados del día

Los especialistas recuerdan el reciente apuñalamiento del candidato presidencial brasileño Jair Bolsonaro en una concurrida calle concurrida de Brasil.

También reseñaron el asesinato de Luis Donaldo Colosio quien fuera aspirante presidencial en México. Estas son pruebas de que nunca se sabe quién podría tener intenciones de asesinar a una figura pública. En ambos casos, los agresores fueron presentados como personas que actuaron de manera individual, por estar en desacuerdo con los mensajes de los políticos y bajo algún estado de inestabilidad mental.

Según Alejandro Schtulmann, presidente de la empresa EMPRA, firma con sede en Ciudad de México y especializada en riesgos políticos, López Obrador está “jugando con fuego”.

Por su parte, Alejandro Hope, analista en seguridad asegura que la presencia de elementos civiles en los anillos de seguridad, hacen más vulnerable a un ataque al presidente electo. También señaló que el Estado Mayor Presidencial cumple otras funciones además de garantizar la seguridad personal del presidente.

Esa entidad debe verifica la seguridad de sus comunicaciones y de las instalaciones que visitará; también maneja la logística y se encarga de las visitas de presidentes extranjeros y otros líderes internacionales.

Sin embargo, a pesar de las expresiones de preocupación por parte de varios especialistas y algunos allegados al presidente López Obrador, el mandatario dijo a la multitud congregada en Tepic: “Me van a cuidar todos ustedes” … “Me va a cuidar el pueblo”.