Messi lo hizo de nuevo con un hat-trick y esta vez en el partido inaugural del Barcelona en la Champions frente al PSV [VIDEO]. Al final del partido se llevó la pelota como es de costumbre para aquel jugador que hace tres goles en un juego.

Un inicio incómodo

Cuando ya se había jugado 30 minutos del partido el equipo azulgrana se sentía incómodo en su primer partido por la Orejona. Los dos equipos jugaban de igual a igual, pero el PSV desacomodaba a la defensa culé con pelotas cruzadas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Futbol

Por lo que de a ratos el equipo catalán no parecía al Barcelona que se suele ver.

Pero a Messi, que se le veía metido en el partido, le costaba. Arrancaba muy atrás de su posición, donde no conseguía enlazar pases con sus compañeros, algo así como le sucede en su selección.

Ya eran 31 minutos cuando el árbitro Anastasios Sidiropoulos, pitó una falta cometida a Dembélé, una falta que Messi no desaprovecho marcando el primer gol del encuentro. Fue un tiro libre ejecutado a la perfección donde los defensas del PSV en la barrera no pudieron alcanzar.

Aunque ya era la ventaja para el Barcelona, el conjunto francés siguió incomodando a la defensa del equipo anfitrión, sobre todo el jugador mexicano Hirving Lozano, quien desvelo de a ratos las falencias que tienen en la parte de atrás los del Camp Nou y que deben que mejorar para el resto de la temporada.

El segundo gol vino de uno de los jugadores que se presta para ser figura esta temporada, Ousmane Dembélé, quien hizo una de las suyas para conseguir el tanto para los azulgranas: hizo un enganche hacia adentro, aceleró para estar frente al arco y quedar cómodo para el remate con efecto, poniendo el balón contra el palo izquierdo del arco.

Vídeos destacados del día

Un equipo más relajado

Ya con más confianza en el marcador, el Barcelona empezó hacer su juego, recordando un poco de aquel equipo de Pep Guardiola. Después llegaría el tercer tanto, otra vez de los pies de Leo con una volea, tras un pase de Rakitic.

Siguiendo con el jugar del Barcelona en el Camp Nou, un equipo más relajado pero con muchas ganas en esta Champions, llegó el cuarto gol, pero esta vez con un juego colectivo lleno de pases y paciencia. La pelota pasó desde el arquero Stegen hasta el finalizador de la jugada Lionel Messi.

Ya Messi batió el récord de hat-tricks en la Champions, haciendo su octavo en la competición más esperada del continente, dejando atrás a su más cercano rival pero muy conocidos por todos, Cristiano Ronaldo.