4

Margaret tiene 24 Grand Slams y Serena 23, pero la clase no se compra en la tienda de la esquina. Naomi Osaka pudo vencer de manera clara a Serena Williams y se convirtió en la primera japonesa en ganar un Grand Slam. Osaka llegaba como la 20 del mundo, pero este año ya venía empujando en el siempre volátil pero excitante circuito de la WTA. La japonesa tuvo un gran saque y dominó a Serena como pocas en el primer set. El mérito de su triunfo fue en el 2do cuando se puso abajo 3-1 y tuvo temple para devolverle el favor del quiebre a su rival. Con el game 3-2, fue cuando empezó el show de mala actitud de la menor de las Williams.

Desafortunadamente, las actitudes de Serena Williams de creerse la reina y merecedora de todo, empañaron un buen partido.

Serena recibió un warning por coaching no permitido al recibir una seña de su coach Patrick Mouratoglou (en el segundo juego del 2do set). Después recibió un warning por azotar su raqueta cuando Osaka la quebró para estar 3-2 (favor todavía Williams en el 2do set). El juez de silla portugués Carlos Ramos no tuvo culpa de nada y aplicó bien el reglamento. En el cambio de lado (3-3), Serena siguió con los insultos al juez de silla. Serena quiso aplicar chantaje al querer trasladarlo a un tema de que se le estaba acusando de ser tramposa o por el hecho de ser mujer.

Osaka venció de manera clara en 2 sets a Serena

Osaka no sólo ganó a una de sus ídolos en el Arthur Ashe Stadium, pero ahora tendrá en su hoja de vida un Grand Slam además de ascender como 7ma en el ranking de la WTA. La joven tenista de padre haitiano y madre japonesa, pudo llegar a la final tras perder sólo un set en todo el torneo.

Vídeos destacados del día

Osaka pudo vencer a la bielorrusa Aryna Zabalenka en tres sets en la 4ta ronda; luego siguieron victorias ante Tsurenko y Keys (en semifinales). Serena no tuvo problemas en el torneo salvo al perder un set contra la veterana jugadora de Estonia, Kaia Kanepi.

Osaka fue la que mandó en el primer set. Osaka se llevó el primer set al quebrar dos veces (6-2 en el primer set). Serena se topó con una pared que le devolvió todos los drives letales que usualmente tienen éxito en su repertorio. Osaka además tuvo un gran saque y devolución. La japonesa nunca se sintió intimidada por Serena como otras en el torneo.

En el 2do set, Serena pudo quebrar a Osaka en un game con muchos deuce. Luego Naomi pudo quebrar de vuelta para ponerse 3-2 (todavía abajo) y fue cuando Serena quiso empañar la final. La primera violación fue la de coaching ya mencionada y la 2da fue por azotar su raqueta cuando Osaka le devolvió el favor del quiebre. Un mazazo para Williams a la que tanto le había costado quitarle el saque a la tenista nipona. Serena le dijo al juez de silla que era un ladrón y que le había costado un punto.

Tras más discusiones tras el cambio de lado con el 2do set 3-3, recibió el game penalty y un 5-3 a favor de Osaka.

Serena pudo ganar el siguiente game con Osaka nerviosa y siendo la principal perjudicada. La cancha Arthur Ashe estaba tensa y abucheando de manera ilógica lo que había acontecido. Serena no sabe perder y es algo que siempre la ha acompañado en su carrera de muchos triunfos. Osaka pudo mantener la calma y ganó el game, set y match con la ayuda de su gran saque. Osaka tuvo 6 aces y un 73 % de éxito con su primer saque.

Y no es nuevo respecto a Williams que en 2009 en Flushing Meadows, también cabeza con una lineswoman cuando le marcó una falta. Y casualmente fue en una semifinal donde iba perdiendo y acabó con el descalabro ante Kim Clijsters. Dicho por jugadoras del circuito, las hermanas Williams (en especial Serena) se sienten más que las demás. En 2011, Serena también fue multada al insultar al juez de silla en la final contra Samantha Stosur en el US Open.