4

El hombre al que llaman "Mr Fantastic" porque se estira como nadie en la cancha de tenis, ya pudo empatar a Pete Sampras en la lista histórica varonil en cuanto a Grand Slams. El serbio Novak Djokovic pudo ganar su 3er US Open y 14vo Grand Slam en general, para estar ahora a la caza de Nadal y Federer. El Djoker ha pasado de una pesadilla en 2016 y 2017 (por las lesiones en el codo) a un 2018 de ensueño al haber ganado también Wimbledon. Nole por algo es parte de esos 3 monstruos del tenis masculino que han dominado escena gran parte de este siglo. Juan Martín del Potro dejó todo en la cancha y el torneo, pero otra vez se quedó corto.

Novak pudo dominar al argentino en 3 sets en una buena final pero que no tuvo tanto drama como otros juegos en el torneo (Nadal vs Khachanov o Nadal vs Thiem).

El 6-3, 7-6 y 6-3 le costó trabajo a Nole, en especial un 2do set en el que tuvo que jugar un game de 20 minutos para mantener su saque al estar perdiendo 4-3. En el tercero Del Potro vino de atrás para empatar el set a 3 games por lado. Al final Djokovic y ese estilo defensivo que se vuelve ataque fue la medicina precisa para el estilo de tiros ganadores de Delpo con el drive enorme que es un martillo. Fuera de algunas derrotas de Nole frente al argentino (como en los Juegos Olímpicos de Río 2016), el serbio siempre le ha tenido tomada la medida a la Torre de Tandil.

Djokovic se lleva el US Open de manera clara en la final ante Del Potro

El partido de 3 horas y 15 minutos tuvo el drama de una final pero muchos esperábamos un clásico de 5 sets. El Arthur Ashe Stadium estuvo bajo techo por las fuertes lluvias, pero eso no pesó para el espectáculo brindado por ambos tenistas.

Vídeos destacados del día

Djokovic fue paciente con el primer set 1-1 y con su gran defensa pudo ir desgastando a Delpo para que cometiera muchos errores no forzados. La estrategia de Nole ante jugadores con gran drive y tiros ganadoras es siempre esa. El desgaste de tener que ganar el punto para el rival varias veces, le ayuda siempre en obligar el error o el mismo crearse la oportunidad de sus winning shots.

Además de todo, Del Potro se encontró con la gran devolución de Djokovic ante saques de más de 120 millas por hora. El argentino (3 de la siembra) siempre recae en su saque para resolver games, pero el Djoker tiene una de las mejores devoluciones que ha visto el circuito del tenis varonil. El 8vo game del segundo set (con Del Potro arriba 4-3) fue lo mejor de la final. Un game épico que quedará para el recuerdo con 20 minutos de tensión de lado y lado. Por una parte Del Potro con la oportunidad de quiebre para encaminar el 2do set y emparejar el partido; Djokovic con la misión de mantener su saque.

Djokovic pudo salvar hasta 3 break points en ese 8vo game del 2do set.

Ese fue el punto de inflexión de la final. El 2do set se fue a tiebreak pero Djokovic arrasó con un enfático 7-4. En el tercero Del Potro quiso regresar de un 3-1, pero al final Djokovic aseguró el triunfo 6-3 para su tercer triunfo en la legendaria cancha dura azul de Flushing Meadows. Del Potro que ha pasado por muchas lesiones de muñeca en los últimos años, se sigue quedando corto en Grand Slams. Salvo ese triunfo en 2009 en el US Open, el talento de Del Potro se debería reflejar en al menos más de un título de GS, fuera de que está en la era de 3 monstruos (Nadal, Federer, Djokovic) y otros que también han ganado como Murray o Wawrinka.

Djokovic sigue teniendo un romance con casi todos los Grand Slams, salvo Roland Garros que sólo ha ganado una vez por el dominio en arcilla de Rafael Nadal. Pero en cancha rápida ya tiene 3 US Open sumado a su torneo preferido que es el Australian Open (ganador en 6 ocasiones). Nole tuvo un gran torneo al sólo ceder dos sets en 7 partidos disputados.