Publicidad
Publicidad

Los Dodgers parece que siguen sin llegar a jugar la Serie Mundial 2018 contra los Boston Red Sox. Dave Roberts cometió el mismo error clave que en el juego 1. LA parece condenado en sus aspiraciones de título y mucho se debe a que su manager juega en contra de ellos mismos. En el juego 1, Ryan Madson entró para ser el que recibiera el daño. Ese fue un error, a pesar de que Madson hubiera sido un relevista, que paró la hemorragia en otras series de este playoff. En este juego 2 y sabiendo esto, se la volvió a jugar con Madson.

J.D. Martínez dio el hit del partido para remolcar 2 y con eso Boston manejó el tramo final del juego.

Dave Roberts fue criticado en la pasada Serie Mundial y parece que esa experiencia no le sirvió para la de este año.

Advertisement

Roberts no sólo hace cambios rápidos, sino que no le funcionan en momentos cruciales. En el juego 1 sacó a Clayton Kershaw y metió a Ryan Madson. Pedro Báez y Julio Urías han estado en mejor momento y para el juego 2 ese debió ser el cambio. Hyun-Jin Ryu tuvo descontrol en la 5ta, pero pudo haber continuado al igual que Kershaw en el juego 1. Al menos para sacar esa entrada. Una vez que el coreano llenó las bases, Roberts también pudo haber optado por el cerrador Kenley Jansen para evitar el rally y ante el gran bate de J.D. Martínez.

Price le ganó el duelo a Ryu en el montículo

David Price ganó su 2do juego de postemporada y parece que sus pesadillas de postemporada han tomado un receso temporal. El ex Cy Young con Tampa Bay en 2012, inició bien su apertura con el comando perfecto de su recta adentro y baja contra los diestros.

Advertisement
Vídeos destacados del día

Price también usó su cambio bajo en zona de strike para cambiar plano visual y dominar bates peligrosos como el de Justin Turner.

Ryu sufrió daño en la 2da entrada al dejar su cambio alto y sufrir un tremendo doble de Bogaerts que pegó en el monstruo verde. El camarero ex Ranger y Tiger, Ian Kinsler, pescó una recta adentro, pero alta para remolcar la primera para Boston en el Juego 2. Ryu luego se tranquilizó más sacando outs a pesar de jalar de más su recta. Por lo menos eso resultó en elevados. Con ventaja en la cuenta pudo ponchar a bates peligrosos como los Andrew Benintendi y Devers con curva a la tierra. Ryu salió de apuros con hombres en base en la 3era con cutter adentro para amarrarle los brazos a Steve Pearce.

Los Dodgers armaron rally de 2 en la 4ta entrada con una gran pieza de bateo de David Freese a un cambio bajo de Price. Freese se fue bien a banda contraria al jardín derecho. Machado luego a primer pitcheo mandó una recta alta por todo el center field. Price tuvo problemas al ubicar su recta al vértice superior interno y eso resultó en una base por bolas a Chris Taylor.

Con casa llena, Matt Kemp como buen veterano, le pegó al cambio bajo de Price a primer pitcheo. El sac fly pudo empatar el juego con Freese tocando el plato.

Kiké Hernandez se comió cacao pero tuvo un gran turno de 9 pitcheos que facilitó el hit remolcador de Puig. El polémico cubano pellizcó una recta adentro de Price para darle ventaja a LA (2-1) por primera vez en esta Serie Mundial.

J.D. Martínez dio el hit clave en la 5ta entrada en el rally de 3 carreras de Boston

Todo parecía bajo control hasta el rally de Boston en la 5ta. Ryu permitió hit del 9no bate Vázquez a recta alta y afuera. Luego Mookie Betts (primer bate) prendió un cutter outer half para poner dos en base con dos outs. Boston atacó como en todo este playoff (y también temporada regular) con dos outs. Andrew Benintendi trabajó un gran turno y Ryu le dio base por bolas, al igual que a Steve Pearce.

Roberts optó por Ryan Madson de una vez y el ex National vino con un descontrol enorme. Su recta cascabelera se quedó alta y cerca de golpear a los diestros. Con casa llena, J.D. Martínez pudo sacarle el bate a una recta adentro, para que la bola apenas cayera frente a Puig en el jardín derecho. Con ese sencillo remolcador de dos carreras la pizarra se puso 4-2 y no se movería más.

Dave Roberts siguió desajustando su equipo con tantos cambios dentro del juego. Boston compacto tuvo buen relevo de los lanzallamas Joe Kelly y el abridor Nathan Eovaldi. Kimbrel se vio sólido en la 9na para obtener el rescate. Los Dodgers tendrán que recurrir a su esencia de HR, ahora que la serie vaya a LA. El problema es que su manager juega en contra.