Los New York Yankees siguen teniendo esa mística ganadora en playoff. Es cierto que no han ganado una Serie Mundial desde 2009, pero por algo la franquicia en pinstripes tiene 27 títulos. El año pasado los Twins fueron la víctima en el juego de comodín y ahora le tocó a la relevante novena de Bob Melvin. Los Yankees ganaron 100 juegos en la campaña pero se quedaron lejos de los Red Sox. Un equipo que batalló con las lesiones de hombres clave como Aaron Judge (al final de la campaña) y otros como Gary Sánchez o Greg Bird.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Futbol

Boone tuvo en la rotación abridora ese bajón enorme de Luis Severino en la segunda mitad de campaña cuando antes del All-Star Game pintaba para Cy Young.

Veteranos como AJ Happ y Lance Lynn llegaron para ayudar a la rotación con un Tanaka y Sabathia de sube y baja. Aún con todos esos problemas, los Yankees gozaron de una ofensiva histórica en cuanto a HR. Además la sangre nueva con Gleyber Torres y Miguel Andujar (candidatos al novato del año de la AL), fueron gratas sorpresas. Gleyber no tuvo esos problemas de ser un mega prospecto y no cumplir de inmediato las expectativas. Andujar aprovechó una lesión de Brandon Drury para adueñarse de la antesala.

Los Athletics de Billy Beane hicieron otra vez milagros con una de las nóminas más bajas de todo el béisbol. Sean Manaea fue el ace de la rotación (con un no hitter vs Boston) pero no pudo llegar sano al final de campaña. Los A's gozaron de la mejor campaña del camarero Jed Lowrie además del poder descomunal de Khris Davis (47 HR) líder en cuadrangulares.

Vídeos destacados del día

Además de que Matt Chapman y Matt Olson siguieron con su tremendo desarrollo, también dieron juego al novato center fielder Ramon Laureano. El bullpen de Oakland fue casi inmaculado y más después de la 7ma entrada. El pen temible con Blake Treinen como closer se reforzó con Familia y Rodney. Por eso el equipo compitió por el Oeste de la AL.

Severino cumplió por 5 entradas y Judge además de Hick y Voit ayudaron en ofensiva

Luis Severino lanzó 4 entradas buenas (aunque con muchos pitcheos) para poder mandar a los Yanks a la serie divisional contra los Red Sox. Sevy empezó con una recta afuera para la barra de cacao a Martini.Un pitcheo a la esquina superior contra el leadoff zurdo de Oakland. En el 2do inning Severino empezó a usar una alta dosis de slider cuando la recta de fuego le estaba dando más. Pero Sevy es tan especial que también obtuvo ponches con ese breaking pitch.

En la 1ra baja, el australiano Liam Hendriks fue el primero de muchos brazos que Bob Melvin quiso usar ante la ausencia de abridores confiables.

Tras una base por bolas a McCutchen vino el HR de Aaron Judge a una recta pegada pero alta. Ese cuadrangular al izquierdo sentó las bases desde temprano para los Yanks (2-0). Severino siguió dominante y empezó a tirar cambios de velocidad a los vértices inferiores de la zona. Muchos recursos pero se llenó de pitcheos al no ir tanto con su recta de fuego.

Los Athletics se metieron en el juego al perder sólo 2-0. Lou Trivino tuvo un gran relevo de 3 innings con ese pitcheo tremendo de cutter combinado con slider a la tierra. Sevy se metió en problemas en la 4ta con casa llena y dos outs. Sevy lo resolvió con una recta de 100 millas retando a Semien. El ponche fue categórico. Sevy tuvo 7 ponches y Dellin Betances entró después para tener dos buenos innings con 3 chocolates. Betances sacó la 5ta entrada al entrar con dos en base sin outs. Lowrie no aprovechó una recta por el medio y luego ponchó a Laureano con una recta afuera y arriba al nivel visual de la rodilla.

En la 6ta vino el rally mortal de los Yanks. Rodney entró y Judge mandó una recta a las muñecas por la línea de cal de primera para un doblete. Tras el doblete remolcador de Hicks, Melvin mandó a su closer estelar Blake Treinen. Luke Voit le sacó de foul todos los sinkers adentros y bajos. Treinen quiso ir afuera con un slider bajo pero se quedó en zona: Voit lo mandó a la barda de protección para un triple que puso las cosas 5-0.

Los A's se acercaron al final 7-2 con un gran HR de Khris Davis (a banda contraria) al sinker bajo pero en zona de Britton. Davis se fue de 4-1 con dos ponches (trabajado bien por el pitcheo de los Yanks con el slider).Los Yanks irán a Fenway a una serie divisional eléctrica contra Boston.