La jornada de ayer de UEFA Champions League nos regaló otro gran partido en donde estuvo involucrado el Paris Saint-Germain. El equipo francés campeón de la Ligue 1 empató en Inglaterra, ante el Liverpool en un trepidante 2-2 donde los Reds merecieron más. Ahora en casa, el club parisino fue dominado por el Napoli de Ancelotti, que dio una cátedra de fútbol. Di María con un golazo en tiempo de reposición puso el 2-2 final.

El equipo italiano dio una clase de como jugar en varias facetas del juego. En el primer tiempo, el Napoli de Ancelotti presionó alto y recuperó muchos balones. Este equipo napolitano tiene todavía esa esencia del buen toque en corto y posesión que dejó Sarri, pero tiene matices de la mano de Ancelotti. Napoli tiene esa gran marca y buena defensa, que han gozado casi siempre los equipos de Carletto.

Tras el gol de Insigne, el PSG tuvo una furiosa reacción en el segundo tiempo de 15 minutos, que resultó en el autogol del empate de Mario Rui. Luego fueron puras jugadas en transición con esperanza de que Neymar, Cavani y Mbappé se combinaran.

El Napoli mereció mucho más que el 2-1 y el 2-2 fue un golazo con rosca de Di María. Eso si el PSG sólo ha sumado 4 de 9 puntos posibles y Tuchel podría estar en la cuerda floja, si este equipo no pasa a 8vos de final.

El PSG (como el City) es un equipo rico, que no ha aprendido a poder pasar de cuartos de final en Europa. El Napoli con 5 puntos por 4 del PSG, tiene en sus manos la clasificación. Un equipo que no se reforzó como otros en la temporada muerta, pero que tiene un sistema de juego y no sólo nombres.

Napoli da baile al PSG, pero las individualidades locales le castigan con empate a 2

El Napoli salió con un 4-4-2 con Ospina en puerta, más Koulibaly y Albiol en la central.

Nikola Maksimovic y Mario Rui en las laterales. El equipo napolitano ha sabido cubrir bien las ausencias de Ghoulam y Hysaj. Hamsik como más medio de contención, junto a Allan en la bomba central. Fabian Ruiz y Callejón como volantes para dejar arriba a los eléctricos y habilidosos Dries Mertens y Lorenzo Insigne. Los locales (con un 4-2-3-1) alinearon a Areola en el marco más Marquinhos y Kimpembe como defensores centrales.

Meunier y Bernat como laterales; Verratti y Rabiot en la media. Mbappé, Neymar y Di María por detrás del único delantero, que fue el uruguayo Edinson Cavani.

El Napoli tuvo más el cuero en el primer tiempo, como si fuera el estadio de San Paolo. Al minuto 23 avisó Mertens al poste de primera, tras un buen centro de Mario Rui. Al minuto 28 cayó el gol del Napoli, con un precioso pase filtrado de Callejón a Insigne.

El seleccionado italiano la picó por encima de Areola, para un golazo de bandera. El PSG tuvo una llegada de Cavani en un tiro que paró bien a quemarropa Ospina. Mucho del PSG fue producto de individualidades de los de arriba.

El PSG empató al comienzo del segundo tiempo con más presión alta y con un centro de Meunier, que metió Rui en las redes. Después del empate el PSG se tiró otra vez en la hamaca y el Napoli volvió a generar jugadas con desmarques y rupturas en la defensa del PSG. Todo producto de ese toque en corto excelso. Fabian tiró fuera del área y el balón rebotó en las caderas de Marquinhos. Mertens aprovechó para meter de puntera el balón para el 2-1. El PSG ni siquiera presionó para buscar el empate.

Di María al 92 pudo meter su clásico gol con rosca en el vértice de fuera del área. El empate fue injusto, pero al PSG todavía le queda la visita del Liverpool e ir San Paolo para tratar de vencer al Napoli. Este grupo por algo era de la muerte.

El Borussia Dortmund con un gran juego del lateral Achraf humilla al Atlético de Madrid

El Dortmund tuvo una actuación estelar en casa con un fútbol vertical y eficiente. Tras el gol de Witsel en un tiro de fuera del área con rebote, vino el show de los laterales Piszczek y el marroquí (a préstamo del Madrid) Achraf Hakimi. Reus aprovechó mejor los espacios entre líneas. Guerreiro jugando más adelante que en su papel de lateral, empujó dos balones en grandes jugadas de Achraf, que fue un avión por la banda. El Aleti acabó goleado 4-0 y parece que tampoco será esta campaña en la que obtengan su primera Orejona. Y eso que la final será en su nuevo estadio: el Wanda Metropolitano.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más