La semana 11 de la NFL será recordada por el Rams vs Chiefs de lunes por la noche, pero también hubo otros grandes partidos. Dallas parecía muerto hace dos semanas, pero ha sumado 2 victorias en fila, para tener en charola de plata la débil división Este de la NFC. Con los Eagles y su cruda de campeón de Super Bowl más la baja de Alex Smith con los Redskins, Dallas tiene en sus manos un hipotético pase a playoff. La victoria en Atlanta, con el gol de campo de Brett Maher expirando el reloj, es la muestra del buen momento del equipo de la estrella solitaria.

Anuncios
Anuncios

Ezequiel Elliott otra vez corrió para más de 100 yardas y Dak Prescott fue clutch en el drive ganador del juego.

En otros juegos, Chicago y Matt Nagy dieron una muestra a la NFC de como pueden ganar un partido con defensiva y jugadas creativas en ofensivas, sin necesitar que su QB Mitch Trubisky gane el partido. Los Bears son la sorpresa en la NFC este año y comandan el norte de la conferencia azul con marca de 7-3.

En la AFC, Pittsburgh pudo hacer un rally en el último cuarto, para completar el colapso en la temporada de los Jaguars.

Elliott otra vez fue el catalizador a la ofensiva por parte de los Boys. - .kokomotribune.com
Elliott otra vez fue el catalizador a la ofensiva por parte de los Boys. - .kokomotribune.com

Para ganar en la NFL no se puede meter sólo 16 puntos y sólo depender del juego terrestre. Pittsburgh se vengó de la derrota en playoff en enero de este año y de pasó calló al bocazas del safety Jalen Ramsey.

Dallas y Elliott consiguen victoria clave en casa de los Falcons

Los Cowboys ganaron 22-19 de manera dramática a los Falcons en Atlanta. La clave del triunfo fue otra vez darle el balón a Ezekiel Elliott, con esos 23 acarreos para 122 yardas.

Anuncios

El coordinador ofensivo Scott Linehan sigue sin usar jugadas de RPO con Dak, pero la línea ofensiva jugó bien al igual que en el partido pasado en Philadelphia. En defensiva, el LB Vander Esch tuvo una INT importante y sigue siendo una máquina de tacleadas y ya nadie extraña tanto a Sean Lee. Además el DE Demarcus Lawrence tuvo un gran juego presionando todo el partido a Matt Ryan. Lawrence tuvo 1.5 capturas, además de 3 golpes al mariscal.

Al final Dak Prescott pudo sumar un buen drive final (51 yardas en 10 jugadas) para ganar el partido.

Una conversión en 3er down en su propia yarda 30. Un pase perfecto en ruta de comeback al joven Michael Gallup. El otro pase clave fue el de un toque de Prescott de 3 yardas, ayudado por una doble corte de Cole Beasley y así apoyarle a su QB en una jugada, que no era la original. Beasley cruzó el campo y se escapó 19 yardas. Al final Brett Maher (que había fallado un punto extra) conectó el gol de campo de 42 yardas con 3 segundos en el reloj. Los Falcons parecen acabados con marca de 4-6. Dallas con marca de 5-5, tiene el Este de la NFC en sus manos.

Anuncios

Roethlisberger y los Steelers consiguen victoria en Jacksonville

Los Steelers perdían 16-6 en Florida y al final en menos de 7 minutos, ya habían ganado el partido con 14 puntos en fila. Primero un pase clave de 21 yardas a Smith-Schuster, que sentó las bases para un hermoso pase de Big Ben comprando tiempo y flotando a su TE McDonald en el límite de la zona de TD. Jacksonville luego corrió 3 veces con Fournette, para entregar rápido el balón. Pittsburgh luego tuvo el pase de Big Ben a Antonio Brown, en ruta de fade para 35 yardas.

Anuncios

Ya en zona de gol, Big Ben en 3era oportunidad (con un tiempo fuera) la hizo personal para darle la puntilla a Jacksonville y su temporada. Con 7-3-1, Pittsburgh todavía piensa en poder ser el 2do sembrado de la AFC.

Bears son poderosos en la NFC Norte y los Chargers tienen colapso en casa vs Denver

Chicago ganó 25-20 un partido que tuvieron dominado por casi 4 cuartos. Mitch Trubisky lanzó pases seguros de 10 yardas o menos y la defensiva hizo el resto. Eddie Jackson tuvo un pick six clave, para poner las cosas 22-6. Además de eso Mack tuvo un gran juego con una captura y dos golpes al QB. En LA, los Chargers ganaban en casa, pero dejaron ir la victoria con dos errores de fundamentos en el penúltimo drive del juego. Un handoff de Rivers con Gordon y el otro un pase al flat, que se le zafó a Rivers. Denver y Case Keenum pusieron el balón en campo de LA, para que McManus ganará el juego 23-22 con un FG en los últimos segundos. Una derrota que deja dudas sobre los Chargers este año, pese a su marca de 7-3. Son colapsos típicos de los Chargers de otros años.

Haz clic para leer más y mira el vídeo