El 1 y el 2 de la ATP jugaron la final del Australian Open en la legendaria Rod Laver Arena. Novak Djokovic se ratificó aún más como el 1 del ranking al arrollar a Rafael Nadal en 3 sets. Muchos esperábamos una de esas finales épicas de 5 sets, pero todo se acabó muy pronto. Así como Nadal es el rey en el polvo de ladrillo de Roland Garros, Novak es el rey en la cancha dura de Melbourne en el Australian Open.

El Djoker ha ganado 7 veces en el Australian Open y no ha perdido ninguna final en su Grand Slam favorito.

Nadal no había perdido un set en todo el torneo, pero Djokovic llegaba descansado al haber ganado a Nishikori en cuartos de final tras apenas set y medio. En semis ambos aplastaron a sus rivales (Tsitsipas y Pouille) y todo estaba listo para una final de época. El serbio 1 del mundo quiso irse rápido y ganó 6-3, 6-2 y 6-3.

El primer set fue el más arrollador de todos y sentó las bases para el triunfo del también llamado Mr. Fantastic (por su elasticidad). Novak ya está a 5 Grand Slams de llegar a los 20 de Roger Federer. Eso si, vienen los Grand Slams donde Nadal y Federer (Wimbledon) son especialista y los que normalmente ganan en esas superficies.

Djokovic entró letal al primer set y nunca dejó entrar al partido a Nadal

Roger Federer y la leyenda de Australia, Roy Emerson, ya quedaron atrás con 6 GS en Melbourne.

Novak Djokovic ganó su 7ma corona en Australia con aplomo y todo desde un primer set casi perfecto. Novak venía con el impulso de 2018 de haber regresado de una lesión y cirugía, para ganar de manera impredecible Wimbledon y el US Open. Con ese impulso le pasó por encima al gran Rafael Nadal. El español nunca se sintió cómodo en la cancha y el primer set lo aniquiló anímicamente.

Nadal se llenó de errores no forzados en el primer set. Djokovic agarró una ventaja de 3-0 con Nadal cayendo ante tiros ganadores del serbio y muchos errores.

En ese lapso apenas había ganados dos puntos. Nadal estuvo muy errático con su drive que es su gran tiro. Nadal tuvo 15 de 28 errores no forzados con el drive. Djokovic ni siquiera tuvo que mostrar su gran defensiva para alargar puntos, como en otros partidos contra el español.

Djokovic apenas tuvo 9 errores no forzados y 34 winners por sólo 21 de Nadal. No fue la final épica de 6 horas de 2012. Mr.Fantastic apenas necesitó de 2 horas y 4 minutos.

Djokovic atacó por el drive de Nadal al ver que estaba sufriendo con el tiro. Nadal le estaba pegando muy fuerte a la bola para sacarla o la dejaba en medio para un cómodo winner de Djokovic. El serbio se dio gusto al pegarle a la bola con su revés a dos manos para forzar el drive del de Mallorca. La pelota iba de lado a a lado de la cancha y con eso Djokovic obtuvo el primer set.

Nadal quiso reaccionar en el 3er set pero Djokovic cerró el juego para ganar el título

El 2do set fue más parejo con rallies mucho más largos. Nadal no tuvo el apoyo de su saque y drive y trato de meterse al partido haciendo los rallies mucho más largos.

Nadal estuvo tan errático que falló hasta smashes fáciles pegado a la red. Nole pudo quebrar en el 2do set con el 2-2 en el marcador. En el tercer set, Djokovic modificó un poco su juego y con drop shots pudo solventar una ventaja tempranera.

Djokovic por algo es parte de los llamados 4 Grandes de esta nueva era del tenis (Roger, Rafa y Murray). En el caso el inglés tal vez sin tantos títulos, pero Djokovic está muy cerca cuando se habla del mejor tenista de su generación.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más