Publicidad
Publicidad

La clase de 2019 al Salón de la Fama de Cooperstown, tendrá a 4 grandes de la historia. El closer legendario Yankee, Mariano Rivera, encabeza la lista que también incluye a los abridores Roy Halladay y Mike Mussina. El mejor bateador designado de la historia de la MLB, Edgar Martínez, es el que completa la lista. Mientras que Mariano lo hace como el primero en la historia de manera unánime (425 boletas), Edgar pudo llegar en su última oportunidad. Mientras que Edgar, Doc y Mo eran strikes cantados, sorprende el caso de Mike Mussina. Para entrar en la boleta se necesitan el 75% de los votos de la asociación de periodistas de béisbol de los Estados Unidos (BBWWAA).

La trágica muerte de Roy Halladay hace un año hizo cimbrar el mundo del béisbol.

Publicidad

Ahora Doc pudo entrar en su primer año de elegibilidad. Mientras el Sandman lo hizo con el 100% de las boletas, para Edgar era su décima y última oportunidad (Mussina entró en su sexto intento).

Mariano Rivera entra al Salón de la Fama de manera unánime

Cuando en Yankee Stadium sonaban los acordes de la legendaria canción Enter Sandman de Metallica, la gente en Yankee Stadium más el rival, podían apagar e irse. El número 42 Mariano Rivera, iba a entrar a cerrar la persiana en la 9na entrada. El mejor closer de la historia llegó desde Panamá a las Mayores en el lejano 1995 y tras ser el setup man de John Wetteland en 1996, el resto es historia. Rivera jugó de 1995 hasta 2013 con los Yankees acumulando 652 salvamentos (récord en la historia para cerradores).

Publicidad
Vídeos destacados del día

Mariano pasó de estar en un pueblo pesquero como El Caimito en Panamá a estar en el montículo como cerrador de la franquicia deportiva, más importante de los Estados Unidos. Mariano lo hizo todo con sólo dos pitcheos. Su recta y el cutter. Los bateadores sabían que venía pero rara vez podían hacerle daño. Mariano acabó con .070 ERA en 141 innings en playoff. Más hombres han pisado la luna (12), que hombres anotando carreras a Mo en playoff (11). Mariano ganó 5 Series Mundiales y tuvo el honor de sacar el último out en 4 de esos clásicos de Otoño.

Halladay, Edgar y Mussina son el resto de los entronizados de la clase 2019 del Hall of Fame

Roy Halladay tuvo dos grandes etapas en Grandes Ligas: una con los Toronto Blue Jays de 1998 a 2009 y con los Phillies de 2010 a 2013.

Publicidad

El llamado Doc ganó un Cy Young con Jays y otro con los Phils. A pesar de tantos años de ser de los mejores brazos en MLB con Toronto, Doc tuvo más relevancia al pasar a Philadelphia en 2010 en el que pudo jugar en postemporada. En su primera apertura en playoff, logró tener un legendario no hitter contra los Reds en Citizens Bank Park. Doc y Don Larsen (perfecto en Serie Mundial de 1956) son los únicos con un no hitter en la historia en playoff.

Halladay ganó 203 juegos y también lanzó uno de los 23 juegos perfectos en la historia (2010 vs los Marlins en Florida). Halladay era uno de sis pitchers que gustaban de lanzar juegos completos en una era donde ya no se hacían. Un bulldog y competidor con 67 juegos completos y 8 temporadas de 200 o más innings. De 2002 a 2011 no hubo pitcher más completo en MLB que Doc. Su sinker de 95 millas era su pitcheo principal además de una curva de 70 millas. Halladay luego agregó un split change con su etapa con Philly.

Edgar fue un bateador enorme con los Seattle Mariners.

Edgar revolucionó la posición de bateador designado. Edgar es uno de 10 peloteros con 300 o más HR, 500 o más 2B y mil o más pasaportes. Todo eso engloba su groso promedio arriba de .300. Martínez ganó títulos de bateo de la AL en 1992 (y 1995) y por lesiones se volvió DH en 1995. Martínez es de esos sluggers de aceptables números de HR pero con paciencia en el plato. Junto a Frank Thomas (ya en el HoF), la posición de designado ha sido respetada por fin por los votantes.

Mussina llegó a 270 victorias en su carrera y aunque no tuvo temporadas enormes, siempre fue consistente y con pocas lesiones. Además de que estuvo en la siempre complicada AL East, siempre fue un pitcher clutch en postemporada con Orioles y Yankees. El caso de Mussina deja dudas porque se quedó cerca de marcas como 20 victorias (17 o 19 juegos en 7 diferentes campañas). De cualquiera manera siempre estuvo en el top 10 de ERA y de votaciones de Cy Young, la mayoría de su carrera.