Las dos últimas llaves de 8vos de UEFA Champions League se vivieron el día de hoy. La Juve se hundió en España y el principal objetivo de su temporada, parece que quedarán otra vez en nada. La Juve trajo a Cristiano Ronaldo para ganar por fin la ansiada tercera Orejona en la historia del equipo. Hoy el desempeño del múltiple campeón de Italia de la Serie A, jugó un partido gris y mezquino. El Aleti de Simeone tampoco fue muy claro y como suele hacerlo jugó con el cuchillo entre los dientes. El partido fue más intensidad, que buen fútbol.

Anuncios

Pero el equipo español, por lo menos, puso más energía en el 2do tiempo y aprovechó uno de sus fuertes en el balón parado.

El Aleti y el llamado "cholismo" encontraron en la Juve, un equipo parecido al que no le importan las maneras (por más mezquinas que sean) para obtener el resultado. El 2-0 lo consiguieron los dos centrales uruguayos Godín y Jiménez. Los dos en jugadas de rebotes y muy a lo Atlético. La Juve gozó de posesión estéril al comienzo del segundo tiempo, pero nunca tuvo volumen de juego. En Turín, tendrá que hacer una remontada histórica, que nunca ha hecho en su historia en Copa Europea.

El Atlético se acerca a cuartos de final con fuerza más que con fútbol, en el 2-0 vs la Juve

Simeone mandó un 4-4-2 con Oblak en puerta más Godín y Jiménez en la central con Juan Fran y Filipe Luis por las bandas. Rodrigo y el ghanés Tomas Partey ocuparon la media con Koke y Saúl a los lados. Arriba Diego Costa regresando, además de Griezmann. Simeone se la jugó con 4 futbolistas con amarilla y con riesgo de perderse la vuelta.

La Juve de Allegri alineó un 4-3-3 con Szczesny, como portero titular y la clásica defensa central de Chiellini y Bonucci.

Anuncios

Alex Sandro y De Sciglio estuvieron por los costados. Matuidi, Pjanic y Bentancur en la columna vertebral más Ronaldo, Dybala y Mandzukic arriba. Un Dybala que venía de una lesión y que tuvo un partido terrible. El Atlético fue mucho mejor en el primer tiempo con Griezmann flotando detrás de Costa y demás para crear jugadas. El francés hizo un partido muy inteligente en ese aspecto. La Juve tuvo un tiro de media distancia de Cristiano al minuto 8, que paró bien Oblak para mandar a tiro de esquina. Bonucci tuvo un buen cabezazo en un tiro de esquina, pero fueron sólo destellos de peligro de la Juve.

El Atlético siguió creando peligro como un tiro lejano de Partey, que contuvo bien Szczesny. En el segundo tiempo, la Juve tomó más el balón y jugó arrinconando al Aleti, aunque sin crear peligro. El Atlético como suele jugar a la contra, tuvo una clara en un pelotazo de Griezmann a Costa, que no definió en un claro mano a mano. Griezmann al minuto 52 tuvo la suerte, de un pelotazo de la Juve en defensa y tras un cabezazo en la media (y resbalón de Binucci), Godín de una habilitó al francés dentro del área.

Anuncios

Szczesny salió bien y achicó para que Griezmann mandará un tiro globeado al poste.

Luego vino la polémica cuando al minuto 62 se anuló un gol a Morata, por un empujón a Cheillini. El empujón fue claro, aunque Chiellini exagerara. El árbitro revisó en el VAR y anuló de manera correcta el gol del ex bianconeri. Al 77 cayó el primer gol en un tiro de esquina con cabezazo picado de Morata, que no supo despejar Mandzukic y que cayó en los botines de Giménez para un fácil gol. Al 82, cayó otro gol de los indios con pelota parada. Griezmann mandó el centro y Godín peinó para que otra vez Mandzukic despejara de mala manera. Godín agarró el rebote y pudo meter el cuero, sin el portero en puerta. Un golpe letal a la Juve para la vuelta.

La Juve tuvo una avenida por las bandas en mal partido de Alex Sandro y DeSciglio. Allegri desesperado metió a Bernardeschi, pero no pudo traerse un gol de visitante. Una jugada preparada a pelota parada con Cristiano retrocediendo a un tiro de Bernardeschi, fue lo más cercano del gol salvador de la Juventus.

Sterling y Sané remontan para el City en Alemania

Schalke 04 se puso 2-1 al medio tiempo con dos penales claros que convirtió el medio argelino Bentaleb. El City tuvo la manija y posesión en el segundo tiempo. El ex minero Leroy Sané metió un golazo de tiro libre y luego Sterling en un balonazo se quedó sólo ante Farhmann, para definir el 3-2. El City tuvo un susto, que no puede permitirse si quiere llegar lejos en Champions.