La UEFA Champions League está siendo una caja de sorpresas en la ronda de eliminación directa. El PSG llegó con un 2-0 contundente en el global, tras ganar en Old Trafford. El United ha tenido buen realce con la llegada de Solksjaer al banquillo Red Devil.

En la ida, Pogba se hizo expulsar y con las bajas de Martial, Lindgard, Alexis arriba más Herrera y Mata en la bomba central y la media punta, la misión parecía imposible.

El United apenas tiró 5 veces y 4 fueron a gol con 38% de posesión. El equipo inglés sumó 3 goles. Solksjaer fue cerebral, al darse cuenta que podía generar miedo, si llegaba con la opción de pasar con un gol a 10 minutos del final.

El United no jugó a nada, salvo a aprovechar los errores atrás del PSG. Lukaku en dos ocasiones aprovechó los errores de Kehrer y Buffon. En el minuto 90, Kimpembe metió mano en un tiro de Dalot. Así es el fútbol, donde las camisetas si juegan y la grandeza no se compra con billetes.

El United hace la diablura por 3-1 en París y consuma otra debacle más del PSG en Champions

Solksjaer mandó un 4-4-2 con DeGea en puerta más Lindelof y Smalling en la central y Shaw en la banda con Bailly, como lateral improvisado. En la media jugó Pereira por el costado y en el otro el experimentado Ashley Young. En la media jugó el ex Shakhtar Donetsk, Fred, más el canterano escocés McTominay. Arriba jugaron Rashford y Lukaku, que venía regresando de una lesión.

Tuchel puso un 3-4-2-1 con Buffon en el arco y una defensa con Silva como central y Kehrer más Kimpembe a lado. Marquinhos otra vez jugó como mediocampista en una posición en la que se siente ya muy cómodo. A lado del brasileño estuvo Verratti con Alves y Bernat a los costados. Arriba sin Cavani, jugaron Draxler y Di María con Mbappé sólo en punta.

Kehrer le puso emoción al juego con un mal retroceso a Silva para el gol de Lukaku al quitarse a Buffon y definir barriendo.

El escenario estaba perfecto para el United y su guión. El PSG tomó el cuero y, de manera justa, obtuvo el empate a 1 con el gol de Bernat al minuto 12. Alves que penetró bien por las bandas todo el primer tiempo, se colocó detrás de Mbappé, para filtrarle un buen pase y el delantero campeón del mundo centró para que Bernat cerrara la pinza. El PSG tuvo otra al minuto 29 en una gran jugada en la que se botó Mbappé de espaldas en el área chica; Di María recibió el cuero y descargó a un sólo Bernat, que no remató de primera.

El United sin asustar encontró premio al minuto 30 con un tiro lejano Rashford, que escupió mal Buffon. Lukaku atentó puso el 2-1 y les faltaba un gol falta de mucho tiempo. El United tomó confianza y Dalot, que entró por Bailly, tuvo un buen recorte y jugada por la banda. Mismo caso un tiro centro de Rashford. En el segundo tiempo, el PSG pudo sentenciar con un pase filtrado a Mbappe. La joven perla campeón del Mundo, se resbaló con el césped mojado y no culminar lo que era un mano a mano cantado.

Bernat en el rechace de la defensa mandó el balón al palo, casi desde la línea de cal.

El partido siguió a la deriva y el United encontró el gol al minuto 90. Dalot, que fue de los mejores del United en ataque, tiró desde la media luna y Kimpembe de manera tonta metió la mano. El árbitro Cakir fue al VAR y dio de manera correcta el penal para el United. Rashford lo cobró con personalidad para mandar al United de milagro a 4tos y que el PSG siga con su trauma de no poder siquiera llegar a semis en la Copa de Europa.

El Porto fue mucho más en el partido de vuelta y de manera merecida se llevó la llave vs la Roma

Di Francesco puede estar viviendo sus últimos meses como DT de la Roma, tras caer en 8vos contra el Porto. El equipo de Conceiçao mereció ganar y el primer gol llegó con un remate cruzado de Corona y Tiquinho que cerró la pinza. La Roma se la pasó defendiendo, pero en la única llegada que tuvieron en el primer tiempo, provocaron el penal que convirtió De Rossi (1-1 y global 3-2 Roma).

En el segundo tiempo, Marega (delantero de gran juego en ambas áreas) pudo cerrar la pinza en un balonazo medido para definir de aire a bocajarro. En la prórroga, la Roma tuvo más gas al haberse dosificado esperando, al Porto 90 minutos. Dzeko tuvo dos opciones de gol, pero no pudo convertir. Al final un jalón de Florenzi provocó el penal que convirtió Telles al 117 y evitar así la ruleta de los penales.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más