Los New England Patriots siguen dando a la historia de la NFL. En febrero pasado ganaron su sexto Super Bowl, gracias a 3 apariciones consecutivas desde 2016 y 3 títulos en 5 años. Uno de los artífices de la 2da gran dinastía Patriot, fue el TE Rob Gronkowski. El carismático Gronk se retira tras 9 años en la liga. Las lesiones fueron recurrentes en su carrera, pero cuando estuvo sano revolucionó su posición y la NFL. Gronk siempre fue el mejor blanco de Tom Brady, desde que llegó a la liga en 2010.

Una amenaza letal en zona roja.

Yo Soy Fiesta fue el pick 42 global en la 2da ronda del draft en 2010 (Arizona). Nadie pensaba que se convertiría en el mejor TE de la historia y en una pieza fundamental en los Pats desde su llegada. El aporte de Gronk fue tan grande, que sin él New England no hubiera podido ser tan dominante en ruta a 3 Super Bowls y 5 apariciones, desde que Rob se unió al equipo en plata, rojo y azul. Tom Brady y Bill Belichick son los pilares fundamentales en la dinastía sumado a Robert Kraft en gerencia, pero en jugadores calibre Hall of Fame en ofensiva, los Pats sólo contaron con Randy Moss y Rob Gronkowski.

Gronk se retira con 79 TD liderando ese rubro en la historia de los Pats

Gronk fue un TE bestial y desde su primera campaña se estableció como blanco preferido de Tom Brady. Gronk acabó su carrera con 79 TD (marca de los Pats) además de 521 recepciones y 7,861 yardas. En 2011, en su campaña de sophomore tuvo 18 TD para liderar a toda la NFL en esa categoría. Gronk y las lesiones en casi todas las partes de su cuerpo, lo obligaron a retirarse tras sólo 9 años en la liga. Pero Gronk dejó una última y clave postal en el reciente Super Bowl LIII ante los Rams. Ese pase en ruta de fade clásico con Tom Brady (que debería ser marca registrada) fue la jugada que definió el cerrado juego de defensivas.

En una campaña de altibajos, Gronk se retiró como los grandes y con una contribución vital.

Gronk fue tan dominante, que cuando estaba sano, no había respuesta para el de parte de las defensivas (muchas incluso con doble equipo). Gronk era tan versátil y veloz a pesar de su tamaño de TE, que podía ser alineado en cualquier tipo de ruta. Tom siempre lo encontró en rutas intermedias y en slant. En el sistema de McDaniels de curl/flat y slot/hitch combination, donde siempre se ponderaban las YAC (yardas después de la recepción), Gronk encajó a las mil maravillas.

Gronk siempre fue subestimado en poder correr grandes rutas y eso lo trasladaba a posicionarse de gran manera en el campo para desatar su poder y habilidad sin igual.

Su skill set siempre ayudó a rutas cortas y luego aplicar stiff arm y resbalar tacleadas al por mayor (con tremendos stiff arms también). Lo más sorprendente, siempre fue su velocidad y capacidad de hacer quiebres, como si fuera un ligero WR. Gronk siempre fue un matchup de pesadilla para LB, safeties y corners de cualquier tamaño.

Gronk siempre tuvo además la capacidad de aceptar ser un TE de bloqueo cuando se requería.

Siempre los Pats ponderando el sistema, The Patriot Way. En la reciente campaña, con el enfoque en el juego terrestre fue un TE más de bloqueo como lo era Dwayne Allen por ejemplo. Gronk ganó 3 Super Bowl (XLIX, LI y LIII) e impuso récord de más recepciones para un TE en el juego grande (23).

Gronk siempre subo mantener el balance de su personalidad con ser un profesional

Gronk siempre tuvo esa personalidad extravagante, pero supo acoplarse a ser un engrane más en los Patriots. En New England, ningún jugador puede ser diva y Gronk siempre pudo mantener esa línea de manejar su personalidad y ser profesional.

Con Bill Belichick, el lema de Do Your Job es la ley y Gronk supo alinearse y no ser una distracción. Muchos de sus compañeros relatan más historias divertidas de lo que hacía único a Gronk; la mayoría de ellas fuera del terreno. En el terreno su famosa celebración de Gronk Spike quedará para la posteridad en la historia de la NFL.

Gronk siempre fue de los jugadores, que más alegría dio en labor comunitaria. Rob acabó su carrera con 521 recepciones y robustas 7,861 yardas. Además es el único TE en tener 3 campañas de 10 o más TD y 1000 o más yardas. Lo mejor para Gronk es que se retira en sus términos y en lo más alto.

Gronk siempre será el alma de la fiesta.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más