La vuelta entre Spurs y Citizens de cuartos de final, será recordada como una de las más emocionantes en tiempo reciente en la historia de la Copa de Europa. Tras 20 minutos el partido ya estaba 2-2, con dobletes de Sterling por los locales y Son por la visita. Pochettino fue un maestro en plantear la llave en la ida y en la vuelta pudo hacer cambios durante el juego, con los pocos recursos con los que contaba. Los Spurs no hicieron fichajes en esta campaña y el ex DT del Espanyol, no tuvo a Harry Kane u otros jugadores clave como Aurier o Dier.

Anuncios
Anuncios

Pochettino cambió de lado a Son en el partido, al igual que Alli. El City como le gusta a Pep tuvo la posesión en el juego (66%), pero el Tottenham fue contundente y pragmático como en la ida. Pep ha sido tildado de ser un mesías en el fútbol y alguien que cambió el juego. Desde que salió del Barcelona, no ha podido ganar una Champions, aún con planteles ricos como el del Bayern o ahora el City. Los errores de Laporte en defensa y de este City han sido parte desde que llegó Pep como DT del equipo.

El fútbol no sólo es atacar, sino defender también. El Tottenham, con muy poco en la vuelta les hizo daño.

Son y Sterling fueron las bujías ofensivas de un partido, que en 20 minutos estaba 2-2. Una montaña rusa de emociones tremenda y que quedará para el recuerdo, como la muestra de lo que es el fútbol cuando es abierto con dos equipos, que tienen alto potencial ofensivo.

Son y Moura fueron contundentes para el comienzo fulgurante de los Spurs; Sterling para el City

Pochettino mandó un 4-2-1-2 con Lloris en puerta, más Vertonghen y Alderweireld en la central.

Anuncios

Trippier y Rose en la lateral, con el keniata Wanyama como pivote. Alli y Sissoko en la media cancha con Eriksen adelante de ellos para enlazar con Moura y Son Heung-Min en delantera. Pep salió con un 4-3-3 con Ederson el marco más Kompany y Laporte en defensa; Walker y Mendy en las bandas. De Bruyne, Gundogan y Silva en la media cancha. Silva, Aguero y Sterling arriba. Sané se volvió a quedar en la banca de manera inexplicable.

El City se fue arriba al minuto 4 con De Bruyne metiéndose entre tres, cerca de la media luna y cedió a Sterling para que entrara al área chica.

Sterling recortó hacia adentro y mandó bien su tiro al palo lejano en un golazo. Los Spurs no se amedrentaron y Alli y Moura se combinaron en corto. Alli tuvo la suerte de que Laporte le dejó el balón a Son, para que venciera por abajo a Ederson al minuto 7.

Al 10, el Tottenham dio otro mazazo enorme, con otro error de Laporte en la salida y Moura cediendo a Eriksen, cerca de la media luna y el danés hizo lo mismo con Son. El coreano metió un golazo entrando al área chica, con una rosca perfecta al palo lejano de Ederson. Al 10, Bernardo Silva puso el 2-2 en un tiro cerca de la portería y desvío de Rose. Al 20, De Bruyne metió un gran pase cruzado, para que Sterling cerrara la pinza de gran manera. El 3-2 todavía le daba el pase al club londinense.

Anuncios

En el segundo tiempo, el VAR validó el gol de Llorente y al 93 anuló el tanto de Sterling

El partido bajó un poco de revoluciones, pero en el segundo tiempo vendrían más goles. Al 59, De Bruyne metió un gran pase filtrado entre líneas y Aguero entrando al área chica fusiló a Lloris. Los Spurs sin hacer mucho, lograron un corner y el gol de Llorente. La mano del español estaba pegada por completo.

El City a la desesperada buscó el gol del pase, a pesar de estar ganando 4-3.

Anuncios

Eriksen en tiempo de compensación, retrasó un balón de manera rara y Bernardo Silva tocó el cuero y el balón cayó a Aguero. El Kun entro al área chica y puso un buen pase a Sterling, que recortó de manera perfecta para batir a Lloris abajo. Al final el árbitro Cakir fue al VAR y marcó bien el fuera de lugar del Kun. Los Spurs enfrentarán al Ajax en una semifinal inédita y más porque nadie pensaba en los dos estando en la final en Madrid.

Liverpool liquida al Porto con goles de su tridente mortal: Salah, Firminho y Mané

El Porto metió corazón, pero los Reds la pegada y su letal juego en transición. Salah y Firminho marcaron en clásicos goles a lo Liverpool de Klopp y sellaron su pase a semis. El 4-1 fue lapidario y el Liverpool ahora enfrentará al Barcelona, al que siempre ha eliminado en cruces en la Copa de Europa.

Haz clic para leer más