Rocco Baldelli ha hecho un gran trabajo en su poco tiempo que lleva como manager de los Twins. La División Central no es de las más fuertes de las Grandes Ligas, pero se sabía que los Twins serían la novena que pudiera quitarles el reinado. El pitcheo abridor ha sido la clave para Minnesota con grandes campañas de Jose Berríos, Jake Odorizzi y Kyle Gibson. En ofensiva, Jorge Polanco y Eduardo Escobar han estado calientes con el madero. La novena de Terry Francona ha monopolizado la división Central los últimos 3 años, pero Minnesota podría romper esa tendencia.

Los Twins han tenido el mejor arranque en su historia desde 2001. Minnesota lidera la Central por 4 juegos y en parte ha aprovechado la campaña regular de Cleveland. La novena de Baldelli es cuarta en las mayores en carreras remolcadas. Como es común en el equipo, desde hace años, y con la época de Ron Gardenhire, no hay estrellas pero si profundidad en el lineup. Si bien Marwin González no ha dado frutos, las adiciones de Nelson Cruz y Jonathan Schoop, han ayudado en el tema del poder al lineup. Baldelli (ex pelotero) es de esos managers jóvenes y analíticos, que tienen buena comunicación con los jugadores.

Minnesota tiene una gran rotación de pitcheo abridor

Los Twins aprovecharon en abril, al enfrentar a débiles novenas como los Orioles. Pero Eddie Rosario está empatado en el liderato de la AL en HR con 13. Minnesota tiene la fortuna de jugar en la Central y enfrentará a malos equipos como los Royals y Tigers. Ojo con los White Sox, que han mejorado en su pitcheo abridor y con 3 potenciales All-Star como Moncada, Abreu y Anderson. La rotación abridora ha sido el catalizador y la base para el éxito Twin.

Desde 2008, los Twins fueron de los equipos que menos ponches promediaba en Las Mayores.

Ahora son de los que me dan ponches en las Mayores. La nueva gerencia con Derek Falvie y Thad Levine, cambió la filosofía y ahora han puesto énfasis en los famosos analytics. Los pitchers abridores han gozado, por fin, de un catcher con buen pitch framing. Mitch Garver además ha ayudado con su poder en ofensiva y ya ha sido usado, como primer bate en 6 ocasiones esta temporada.

En la rotación, Martín Pérez estaba siendo letal con su nuevo cutter, hasta su lesión. Jake Odorizzi ha sido ese pitcher eficiente y subestimado, que por momentos tuvo destellos en los Rays.

Odorizzi (en su 2do año en Minnesota), tiene la mejor efectividad de la rotación con 2.32. Odorizzi es un pitcher que induce al elevado, pero ahora ha desgranado los outs, por la vía del roletazo. Jake tiene un buen sinker y splitter en su repertorio. Jose Berríos y su precioso y letal slider (además de la curva), lideran al equipo en victorias con 6. Además, Berríos ha dado 56 ponches para también ser líder en ese rubro en el equipo. El boricua sigue siendo un diamante en bruto, que se sigue puliendo más y más.

Kyle Gibson ha venido a menos en sus últimas salidas (4.19 de ERA), pero en 7 aperturas tiene marca de 3 ganados y un perdido. Gibson tiene un buen sinker y recta, además de pitcheos secundarios para ponchar como su slider (movimiento de dos planos), cambio y curva de 12 a 6. El problema para los Twins es la lesión de Pérez y también Michael Pineda, que no ha sido consistente. La rotación necesita encontrar un 5to abridor o podría quemar a sus brazos para los meses importantes de la campaña. En el bullpen Blake Parker tiene 6 salvamentos y se ha establecido por el momento como un closer.

La ofensiva ha sido cargada por Polanco y Rosario

Jorge Polanco ha regresado, tras su suspensión el año pasado y lidera el equipo con .327 de promedio. Polanco es un buen guante en las paradas cortas y desde 2018 ha dado ese estirón, para ser un bate establecido en MLB. El jardinero boricua Eddie Rosario es el que tiene más remolcadas (32), anotadas (26) y HR (13) en el equipo.

El alemán Max Kepler (19 remolcadas) cada vez se ve más cuajado como leadoff. Cruz y Cron como 3eros y 5tos dan esa dosis necesaria de poder.

El ex Oriole, Jonathan Schoop, ha dado balance al lineup y regresado en algo a ese bate, que era en Baltimore (18 remolcadas y .276 de promedio). Buxton sigue en ese proceso abajo en el lineup, de poder justificar haber sido un ex primer pick del draft.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más