Los Boston Bruins de Cassidy están a una victoria de regresar a la Stanley Cup Final. Boston siempre ha sido uno de los equipos emblemáticos de la NHL (parte del Original Six). Boston quiere regresar a su primera final por el título desde 2013. De esa final, todavía quedan algunos jugadores como Marchand, Bergeron o Rask. Mucha gente se olvida, que Boston tuvo 107 puntos en la campaña y la 2da mejor marca en la liga. Este equipo se ha vuelto peligroso, porque las demás líneas fuera de la de Pastrnak, Bergeron y Marchand, están funcionando a las mil maravillas.

Poco a poco, desde la serie de primera ronda contra los Maple Leafs, las líneas secundarias han podido generar puntos. En el juego 3 de la Final del Este contra Carolina, la cuarta línea fue clave. Nordstrom, Kuraly y Wagner dieron puntos para los Bruins. Además de todo, Tuuka Rask ha estado enorme en la portería de Boston. Ya pocos recuerdan que al comienzo de la campaña, Jaroslav Halak era el titular.

Boston tiene esa experiencia de poder aguantar el embate de equipos fuertes de local como los Canes. El primer periodo en Raleigh, fue una pesadilla para los Bruins pero pudieron llegar 0-0 al segundo periodo. Esa es la marca de equipos campeones en playoff.

Boston muestra experiencia para obtener victoria en Carolina

El primer periodo fue el mejor para los Hurricanes en toda la serie. Carolina siempre hizo de Raleigh un fortín en estos playoffs y salieron con todo buscando el primer gol.

Rask hizo 20 salvadas en el primer periodo y mantuvo a su equipo con la posibilidad de reaccionar en el resto del partido. Al comienzo del 2do periodo, la 4ta línea de los Bruins hizo daño. Brock McGinn se equivocó al no poder sacar el puck; Sean Kuraly pudo bloquear el puck con sus skates. Nordstrom pudo tomar el puck y mandó un pase cruzado a Wagner, que se metió al slot medio para empujar el disco para el 1-0.

Boston fue mejor en la primera mitad del 2do periodo. En un power play, Marchand se metió con gran habilidad a la ranura y con un backhand pudo poner el 2-0. La pantalla de Wagner frente al goalie McElhinney ayudó al gol del polémico Marchand. Carolina reaccionó y pudo meterse en el juego con el gol de Calvin DeHaan. Rask se comió el gol al pasar entre sus piernas; DeHann anotó con un buen slap shot, desde el círculo izquierdo de faceoff.

En el 3er periodo, hubo dominio alterno gracias a power play de cada lado. Carolina esquivó un balazo, cuando Boston marcó un gol pero fue anulado; al marcarse una interferencia de DeBrusk sobre McElhinney. Los Canes y su power play fue terrible yendo de 5-0. Hamilton tuvo un slap con screens enfrente de Rask, pero no pudieron empatar el juego a 2 tantos. Al final, Boston ganó el juego 4 y la ventaja de 3-0 parece lapidaria.

Boston está con dos pies en la final por la Stanley Cup.

Blues ganan en San Jose y regresan a St. Louis con la Final del Oeste empatada a 1 juego

En San Jose, los Blues se beneficiaron de un gol tempranero. Tarasenko (que ha batallado en anotar en estos playoff) se ha transformado en un buen pasador. Tarasenko le puso un buen pase a Schwartz, que marcó con un buen wrist shot en la ranura y sobre el guante del goalie Martin Jones. Los Sharks mejoraron con la presión y Couture tuvo la opción más clara cerca del crease.

El 2do periodo fue explosivo con un slap shot de Dunn con pantallas enfrente. Igual que los Sharks, los Blues han tenido gran aporte de puntos en la postemporada con sus defensas (Edmundsson, Pietrangelo, Dunn y demás). Los locales reaccionaron con un shorthanded goal de Couture, que en el 1 vs 1 venció a Binnington (un giveaway imperdonable de Pietrangelo en al blue line). De inmediato, San Jose empató con un pase largo de Meier a Couture, que venció a Binnington por el five hole.

Con el marcador 2-2, St. Louis (que ha ganado 6 juegos de visita en estos playoff), hiló buenos shifts y eso resultó en el gol de Bortuzzo. El defensa se metió con habilidad por el slot y definió alto con clase con un backhand. Los Sharks tuvieron un power play en el 3er periodo, pero estuvieron poco finos. Steen con un pase backhand al slot a Sundqvist, enfrío el juego con el 4-2 final. San Jose perdió los dos juegos 2 en sus pasadas series; puede ser un buen augurio para los de negro y turquesa.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más