Los St. Louis Blues ganaron por primera vez un juego de Stanley Cup Final. Una franquicia que fue fundada en 1967 y que había jugado tres finales de Stanley Cup sin poder ganar un sólo juego de serie final. La serie por la Stanley Cup Final entre Blues y Bruins se empató gracias a un gol del defensa Carl Gunnarsson en tiempo extra. Si el equipo de Bruce Cassidy dominó el Juego 1, los de Berube tuvieron el control por gran parte del Juego 2.

El defensa Carl Gunnarsson tuvo el slap shot ganador en tiempo extra.

Boston otra vez tuvo aporte de su 4ta línea, pero Marchand, Bergeron y Pastrnak siguen dormidos. Por los Blues, Vladimir Tarasenko ha ido sumando de manera callada, 8 juegos consecutivos con puntos. Si bien el ruso no ha anotado tantos goles, ha contribuido al juego Blue. Tarasenko empató el juego a 2 en un 2 vs 1, en el que aprovechó un rebote y cayéndose metió un gol de fantasía.

La clave para los Blues esta campaña y otras, ha sido el establecer su juego de grinding y forecheck. El diferencial de golpes a favor también cobró factura a los Bruins.

Boston se mantuvo en el juego por las penalidades de los Blues que juegan al límite del reglamento. Brad Marchand tuvo un juego terrible para los Bruins y perdió cualquier cantidad de pucks en zona neutral. St. Louis fue metódico y con ese estilo de grinding solventó su triunfo en el juego 2.

El primer periodo fue eléctrico con 2 goles de Bruins y 2 de los Blues

El Juego 2 comenzó con un buen rush de Sammy Blais, que derivó en un golpe al goalie Rask y por ende una penalidad por interferencia. Los Bruins aprovecharon el power play y pusieron el 1-0. Los Blues tuvieron un gran descuido porque Boston fue por un cambio y con 2 vs 4, Jake DeBrusk se fue junto al trapecio y mandó un pase al slot a Charlie Coyle que definió con un snap entre las piernas de Binnington.

La 2da línea de Bruin se hizo presente.

Los Blues empataron a 1, 5 minutos después cuando Bozak mandó un backhand junto al crease para alargar la jugada. Bortuzzo mandó un lejano slap shot con buena pantalla de Maroon frente a Rask. El defensa Grzelcyk desvió el puck con su rodilla e hizo que se metiera alto en la red. Los Bruins se fueron arriba 2-1 gracias a un regalo de David Perron en la salida.

Sean Kuraly peleó el puck en el trapecio y con un backhand dejó sólo en el slot bajo a Nordstrom. El alero de 4ta línea controló bien el puck con su skate para luego tener el control con el blade de su stick y un buen backhand entre las piernas de Binnington. La 4ta línea dio su contribución de siempre.

St. Louis empató a 2 con un rush 2 vs 1. Schwartz tuvo un slap shot al que Rask dio rebote. Tarasenko tomó la 2da oportunidad pero Rask se acostó para bloquear el puck con su pad.

Tarasenko en una tercera oportunidad y cayéndose, pudo meter el puck con un backhand de fantasía.

Los Blues fueron superiores el resto del juego y Gunnarsson definió el juego en tiempo extra

St. Louis comenzó el 2do periodo con un diferencial de tiros a favor de 6-0. Los Blues tuvieron dos power play y un de 4 min por un high stick de Clifton. Nordstrom fue valioso para los Bruins en el penalty kill con dos tiros bloqueados. Los Blues de manera irónica tuvieron al oportunidad más clara en ese periodo 5 vs 5. Sundqvist robó un puck y Pietrangelo con un pase cruzado lo dejó con un slap shot franco que se fue desviado de la portería de Rask.

El 3er periodo fue cerrado, pero poco a poco los Blues fueron ganando en el terreno de tener y ganar faceoff en zona de los Bruins. Schwartz tuvo un backhand que paró Rask en otra jugada donde Tarasenko robó un puck en la blue line. Rask salvó otras dos oportunidades de los Blues con tiros en el crease. Boston respiró con un power play pero Rask contuvo otra llegada en un pase cruzado de Bozak a Maroon que no pudo anotar cerca de la pintura azul. Binnington paró un intento tardío de Boston producto de un backhand de Backes desde el trapecio y al slot bajo a Bergeron.

Gunnarsson avisó al final del 3er periodo con un slap entrando al slot y el puck pegó en el palo. En el tiempo extra, los Blues dominaron como si tuvieran power play. Gunnarsson con un slap lejano venció a Rask encima del hombro (con buena pantalla de Pietrangelo). Los Bruins se fueron de 5-1 en el power play. La serie ahora va por dos juegos a St. Louis.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más