La Copa Africana de Naciones 2019 en Egipto dio inicio con triunfo de los faraones. La selección del DT mexicano Javier Aguirre, sufrió pero sacó los 3 puntos por la mínima, ante una combativa Zimbabue. El Estadio Nacional del El Cairo fue la sede de una bella inauguración con pirotecnia y proyecciones. Egipto no era originalmente la sede de esta Copa Africana de Naciones, pero Camerún no cumplió con la construcción de estadios a tiempo, además de temas políticos.

La selección de los Chicos del Nilo tuvo un partido regular, pero pudo sumar los 3 puntos claves en su primer partido de grupo.

Egipto fue de más a menos y pudo definir el encuentro temprano, pero no fue contundente. Mohamed Salah sigue siendo el líder de esta selección egipcia y más con el cartel, que ha sumado en años recientes con el Liverpool. Salah viene recién desempacado de haber ganado la Champions League con los Reds.

Cada vez que lo agarró Salah, se notaba el salto de calidad. Salah no hizo un mal juego pero falló hasta tres oportunidades claras, que pudieron haber sido goles sencillos. Salah, de cualquier manera, sigue como una de las grandes figuras, que ofrece esta edición de la Copa Africana.

A pesar del golazo de Trezeguet al final del primer tiempo, Egipto sufrió de más en el segundo tiempo ante Zimbabue.

Egipto luego fue peligroso con chispazos en el segundo tiempo, pero Salah y el portero de Zimbabue impidieron el 2-0. Egipto se tiró atrás y Zimbabue tuvo posesión y centros peligroso al área. Egipto tendrá que mejorar mucho, ante Congo el próximo miércoles.

Egipto jugó un buen primer tiempo y Trezeguet con golazo puso el 1-0

El vasco Javier Aguirre mandó un 4-2-3-1 con El Shenawy en la meta, más Mahmoud Ala en la central y Ahmed Hegazi del West Bromwich Albion de la 2da división inglesa.

En las laterales estuvieron Ashraf y el veterano Elmohamady (recién ascendido Aston Villa). La media con Tarek Hamed del Zamalek de Egipto más la estrella del Arsenal, Mohamed Elneny. Arriba Salah en una línea de 3 con Said y el habilidoso Trezeguet (Kasimpasa de Turquía). Como única punta estuvo Mohsen del Al-Ahly local. Aguirre optó por muchos veteranos en la convocatoria, para poder ganar como sea la Copa al ser locales.

Zimbabue mandó un 4-4-2 tratando de hacer daño en contragolpe. Adelante Karuru pivoteó bien en el partido; detrás de él Billiat lo acompañó bien cuando Zimbabue generó peligro en transición.

Egipto comenzó como una fiera con llegadas que pudieron ser goles. Mohsen le dejó de espaldas el balón en el área chica a Said, pero el portero recostó para detener el disparo. Salah luego en la banda mandó un centro a Mohsen pero el portero salió bien; El Said mandó el rechace a las nubes.

Salah al 16 tuvo otra internada por la banda, pero quiso tirar desde un ángulo complicado pegado a la portería. Al minuto 23, Salah puso otro centro al área que no alcanzó por poco el delantero Mohsen. A partir de allí, Zimbabue se animó más y el partido se volvió de ida y vuelta.

Al minuto 36, Zimbabue tuvo un mano a mano contra el portero, pero El Shenawy achicó bien para salvar a su equipo. Al 40, Trezeguet robó un balón en la media cancha y se fue por la línea de cal. Trezeguet armó una pared con el lateral Ashraf, al entrar al pico del área grande. Trezeguet se metió entre 3 centrales y con un recorte pudo encontrar el espacio para colocar el balón con rosca en el palo lejano del portero. Un golazo de bandera del mejor de la cancha en el partido.

Los Faraones gestionaron de más en el segundo tiempo y Zimbabue asustó en muchas ocasiones

El segundo tiempo no tuvo tanto ritmo y Egipto permitió que Zimbabue creciera con la posesión del cuero. Los centrales Alaa y Hegazi estuvieron sólidos en el equipo egipcio. Salah más tarde tuvo dos oportunidades claras. Un pase filtrado de Trezeguet que lo dejó sólo ante el arquero, pero su tiro bajo fue sacado por el portero.

Aguirre metió piernas frescas y jóvenes con el ingreso de Soliman y de Warda. Salah tuvo un mano a mano contra el arquero, pero el trabajo del defensa de Zimbabue que regresó a la marca, le complicó el ángulo. El tiro raso de Salah fue a contrapie, pero el arquero suplente Sibanda extendió brazo y contuvo el balón. Egipto sumó 3 puntos en el Grupo A, pero tendrá que jugar mucho mejor.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más