Los Toronto Raptors parecían tener todo bajo control en el Juego 2 en casa. El equipo de Kawhi Leonard y Kyle Lowry, se vio dominante en la primera mitad y con mucho más energía que los Warriors de Kerr. La serie parecía que se iría 2-0 a Oracle Arena, pero al comienzo del 3er periodo la serie final tomó un punto de inflexión. Los actuales bicampeones de la NBA metieron 18 puntos sin respuesta y eso fue la diferencia en el Juego 2.

Golden State también demostró ese corazón de campeón al poder ganar de diferentes maneras.

Pascal Siakam fue el MVP del Juego 1, pero ahora las figuras fueron Draymond Green y DeMarcus Cousins. Los Warriors activaron a Cousins en esta serie tras su lesión en el cuadriceps y jugó un gran partido. El ex estrella de los Kings, tuvo 11 puntos y 10 rebotes (9 rebotes defensivos). Cousins también ayudó con 6 asistencias. DeMarcus se sigue viendo muy lento, pero aportó garra en especial en una primera mitad muy fría y sin energía para los Warriors.

Draymond Green es un futuro Salón de la Fama. El ala- pívot se quedó a una asistencia de otra triple decena (la 4ta consecutiva). Green es un jugador excepcional en los dos lados de la duela. Green tuvo 17 puntos y 9 asistencias más 10 rebotes. Green como siempre aportó su cuota defensiva de robos y tapas con 2 y 1 respectivamente. Toronto dejó ir una gran oportunidad y lo pagará caro porque ahora la serie va a Oakland por dos juegos.

Los Raptors dominaron la primera mitad pero se fueron al medio tiempo con sólo 5 de ventaja

La victoria de GS de 109-104, fue sorpresiva por lo que se vio en la duela en la primera mitad. Fred VanVleet (17 puntos en total) estuvo con la mano caliente en la primera mitad. Además su labor defensiva sobre Stephen Curry fue muy eficiente. El especialista de tres de los Raptors, se fue 2 de 8 en triples pero fue sólido atacando la pintura.

Stephen Curry jugó con algo de temperatura y los Warriors fallaron 20 de 28 canastas en la primera mitad. Cousins fue el que atacando el aro, puso puntos importantes cuando Golden State batallaba con tiros desde el codo fuera de la llave. Toronto también estaba ganando en los rebotes ofensivos.

Mientras Pascal Siakam se alzaba por los cielos con un dantesca clavada, los Warriors parecían mirar al abismo de caer por primera vez 2-0 en Finales en la era de Steve Kerr.

Van Vleet le robó la naranja a Curry para aumentar la ventaja de Toronto a 11 puntos con una fácil bandeja. Los Warriors cerraron bien la 2da mitad para recortar la ventaja Raptor a sólo 5 unidades. Los Warriors volvieron a marcar bien a Kahwi Leonard (que acabó con 34 puntos y 16- 16 de la línea de castigo).

Cousins y Green guiaron a los Warriors a empatar la serie en casa de Toronto

Los Warriors arrancaron el tercer cuarto con una diferencial de 18-0.

Los Raptors se secaron en ofensiva hasta la mitad de ese cuarto. La asfixiante defensiva de Toronto no se hizo presente como en toda la serie. Iguodala metió 5 rápidos puntos y los Warriors tomaron ventaja de 61-59. Green y Klay Thompson agregaron tres canastas más cada uno. Toronto por fin despertó tras el 72-59, con un triple de VanVleet.

Los Warriors aguantaron en el último cuarto y al final tuvieron contribuciones de mas jugadores inesperados.

Cooks tuvo tres triples claves además una canasta de Bogut palmeando un balón cerca del aro. Klay Thompson saliendo de la pantalla fue de lo mejor para Golden State en la primera mitad. Klay acabó con 25 puntos (17-10 de campo) pero cayó lesionado al intentar un triple. Sin Klay, los Raptors no aprovecharon los últimos 5 minutos del último cuarto.

La cuadrilla de Scott Foster, siguió comprando muchos faltas a Leonard e inclusive le dieron vida a Toronto en un balón que claramente sacó Gasol (sólo 6 puntos y sin ser tanto esa presencia física como en el Juego 1).

Andre Iguodala (con golpes por todos lados), metió el triple que acabó el juego cuando Toronto se había acercado 106-104 producto de una racha de 10 puntos. Los Raptors no dieron la falta con 29 segundos en el reloj apostando por robar el balón. Iguodala de apenas 8 puntos quedó sólo y metió un triple con gran sangre fría. Los Warriors se robaron uno en casa de los Raptors y ahora la serie va a Oracle Arena donde los Raptors se sentirán más incómodos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más