Los Golden State Warriors mostraron gran corazón y sobrevivieron a la eliminación en Toronto. Kevin Durant regresó y aportó lo que pudo, hasta donde aguantó su tendón de Aquiles. Después de la lesión de Durant, todo parecía indicar que sería el fin de la dinastía de tres trofeos Larry O'Brien en cuatro años.

En el último cuarto con menos de tres minutos, Kawhi Leonard se calentó con dos triples y una flotadora. Los oficiales metieron su cuchara al invalidar una canasta de Cousins, por interferencia ofensiva que no existió.

También dieron una canasta a Lowry dudosa, al no haber goal tending. Con ventaja de seis puntos, vinieron los Splash Brothers a hacer su show. Klay metió un triple para acercarse a 3 y luego Curry empató a 103. Klay más tarde se quitó a Leonard con un paso al lado y la naranja besó las suaves redes de nylon.

Con el 106-105, Toronto todavía tuvo una última oportunidad, pero Draymond Green rozó el balón en el triple desesperado de Kyle Lowry. Los cuatro pilares de la dinastía original, hicieron jugadas importantes. Andre Iguodala ayudó en la doble marca a Leonard, para que no tomara el disparo. El corazón de un campeón es algo que nunca se debe retar y perdonar.

Los Warriors perdieron a Durant y su ventaja de 14 puntos; Leonard inconsistente para Toronto

Los Warriors comenzaron bien el juego con los triples de Kevin Durant . Durantula acabó con 11 puntos con 3 de 3 de triples y 2 de 2 de tiros libres. Golden State también se benefició de un pobre juego de Leonard, por tres cuartos. Los Warriors empezaron a ceder su ventaja, que fue de hasta 9 y 10 puntos. Al final del segundo cuarto, Cousins falló dos tiros libres y Curry tuvo un turnover.

Pascal Siakam, que había estado controlado, empezó a anotar puntos con fácil acceso al aro y con bandejas.

En transición Toronto empezó a hacer mucho daño al término de la primera mitad. La ventaja se quedó en sólo 6 para GS yendo al medio tiempo. Golden State llegó a tener ventaja de hasta 14 puntos.

Los Raptors tuvieron contribuciones de los demás actores de reparto. Kyle Lowry (17 unidades) se cansó de hacer una pausa bajo el aro y girar para jumpers efectivos contra la marca de Cousins. Gasol (con problemas de faltas igual que Kyle) tuvo 17 puntos y fue, otra vez, esa presencia física en los dos lados de la duela.

Inclusive agregó triples importantes.

Serge Ibaka estuvo involucrado en la jugada, donde a Durant se le rompió el tendón de Aquiles, pero otra vez salió de la banca para aportar para Toronto. Ibaka (15 puntos) tuvo seis rebotes y, otra vez, tuvo ese rallie de calentarse para ser imparable en ambos lados de la cancha. Leonard de sólo 26 puntos, ahora ni siquiera sumó tantas faltas atacando al aro e inclusive tuvo varias pérdidas de balón.

Los Raptors no supieron cerrar la serie y Curry además de Thompson dieron vida a GS

Demarcus Cousins tuvo 14 puntos y fue ese jugador clave para los Warriors, al igual que en el juego 2 en tierras canadienses.

Ya fuera machacando el aro o reboteando ante Gasol o Ibaka, fue esa presencia física que le vienen bien a Golden State, además de Looney. Fuera de él, la banca de los bicampeones no produjo mucho. Por los Raptors, Fred VanVleet inició lento y con muchas faltas cometidas, pero acabó con 11 puntos producto de 3 triples en seis intentos.

Los minutos finales fueron de locos, con dos triples de Leonard y una flotadora. Ese rallie parecía el del campeonato para Toronto. El head coach Nick Nurse pidió un tiempo fuera y enfrió a su propio equipo. Curry tuvo 31 puntos, pero un irregular 23-10 de campo y 14-5 de tres. Curry no se rindió y empató el juego a 103 con un triple.

Klay, antes con sangre fría, puso un triple que los acercó a 3 puntos.

Los Raptors tuvieron decisiones erróneas, como el dar el balón en una posesión importante a Gasol bajo el aro. Lowry con un pase debajo del aro, mandó el balón hasta la media cancha. Con el marcador 103-103, vino un movimiento perfecto de balón de los Warriors y dejaron sólo a Thompson (26 puntos y 13-7 de campo), que se quitó a Leonard para meter un triple de oro.

La última posesión de Toronto fue para Leonard y Green más Iguodala le pusieron doble marca, para impedirle acceso al aro. Al final, Lowry tomó un triple desesperado y Green lo desvió para el 106-105 final. Los Warriors, de alguna manera, siguen vivos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más