Los St. Louis Blues de Craig Berube han demostrado en todos los playoff, la capacidad de reponerse de duras derrotas. Tras la goleada que recibieron en el juego 3 en casa, ls Blues respondieron de gran manera para empatar la serie a 2. Ryan O'Reilly ha sido el motor del equipo en los dos lados del hielo y ha metido goles importantes en la postemporada. En el juego 4, metió dos goles importantes y el Conn Smythe Trophy (MVP de los playoffs) podría ir para el ex centro de los Buffalo Sabres si los Blues ganan la Stanley Cup.

Boston tuvo un partido irregular y la primera línea de Pastrnak, Bergeron y Marchand se volvió a tomar un día libre en la serie. Fuera de un gol shorthanded, no tuvieron volumen de juego. Ahora la 4ta línea de Kuraly, Nordstrom y Acciari no ayudó en el marcador. Los Blues dominaron con su mayor juego físico en el forecheck y el aporte de sus defensas en tiros y asistencias. El defensa capitán Alec Pietrangelo tuvo dos asistencias y el regreso de Vince Dunn les dio otro buen defensa con tiro llegando a zona de ataque.

La otra clave del juego fue que los Blues fueron más disciplinados y no dieron oportunidades al letal power play de los Bruins. Los pocos power play que tuvo el equipo de Bruce Cassidy, fueron bien contenidos por los Blues. La serie se transforma en una a mejor de 3 con el próximo partido en TD Garden en casa Bruin. La Stanley Cup está en el aire.

O'Reilly y su wraparound de gol encendieron a los Blues en el primer periodo

Los Blues comenzaron con todo el primer periodo.

Al minuto, hicieron buen cycling del puck y el defensa Vince Dunn (que había estado fuera por lesión) mandó un slap shot a la portería de Rask. O'Reilly de manera inteligente agarró el puck e hizo un wraparound desde el trapecio para acabar junto al crease y meter un gran gol. Rask hizo la mariposa pero el puck pasó en ese pequeño espacio entre el pad y el poste.

St. Louis siguió con avisos con un pase de Bouwmeester desde el trapecio y al slot medio a Barbashev.

Robert Thomas no jugó por lesión, pero el joven alero Zach Sanford fue clave con buena presión. Sanford hizo un buen forecheck en el trapecio y Perron casi metió un gol al tirar el puck cerca del crease de Rask. Boston despertó en la 2da mitad del periodo con más tiempo en zona rival.

Los Bruins empataron a 1 al final del periodo con Chara tirando a la portería de Binnington, para generar un rebote.

Charlie Coyle fue al slot bajo y empujó el puck en al 2da oportunidad que dio el goalie de St. Louis. Los Blues se fueron 2-1 al 2do periodo, cuando Schwartz cortó un pase en zona defensiva y de allí se generó el gol de Tarasenko. Schenn con backhand puso el puck al círculo bajo de faceoff y Pietrangelo tiró a Rask. Tuuka dio rebote y Tarasenko de inmediato empujó el puck. Otra vez los defensas de los Blues generando muchas 2das oportunidades.

Blues permitieron un shorthanded goal de Boston en el 2do periodo; O'Reilly metió el gol del gane en el 3er periodo

Con Chara fuera (por un puck a la cara), los Blues hilaron varios shifts como si tuvieran power play. Dunn puso el puck en el poste con un slap shot. Los Bruins tuvieron un mal power play y O'Reilly casi metió un gol shorthanded con un rush hacia Rask. De manera increíble, Boston empató a 2 el juego con un gol en inferioridad numérica.

Marchand aprovechó un giveaway y entrando a zona rival le puso un pase flotado a Bergeron. Patrice bajó el puck con su guante y tiró a la portería de Binnington. El goalie de STL dio rebote y el defensa Brandon Carlo siguió la jugada y aprovechó el rebote para vencer a Binnington por el lado de su guante.

Los Blues dominaron el tercer periodo con un power play tempranero. El gol del gane fue producto de un slap shot de Alec Pietrangelo (otra vez un defensa con tiros limpios en zona de ataque); Rask dio rebote y O'Reilly llegó como tromba con el remate en el slot bajo.

Brayden Schenn metió un empty net goal para el 4-2 final. Binnington tuvo 21 salvadas y respondió bien después de su mal juego 3. Boston se fue de 0-2 en el power play y St. Louis fue mejor en el diferencial de tiros con un 38 por 23. El Juego 5 en TD Garden espera y la serie ha llegado a un punto crítico donde ambos equipos están a dos triunfos de levantar la Stanley Cup.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más