El segundo grand slam del año volvió a poner a Rafael Nadal en lo más alto de la historia de la tierra batida. El rey del polvo de ladrillo en París, volvió a arrasar con la competencia y se llevó su 12ma corona en Roland Garros. Nadal le ganó en cuatro sets a Dominic Thiem y llegó a 18 trofeos de Grand Slam en su trayectoria.

Nadal y su reinado en tierra batida en París es algo que rebasa el tenis. El dominio para poder ganar cuatro en fila de 2005 a 2008 y cinco en línea de 2010 a 2014. Ahora ha hilado tres en fila con una marca global de 93-2 en Roland Garros (sólo derrotado por Soderling y Djokovic).

Thiem podría ser su sucesor en polvo de ladrillo, pero Nadal sigue siendo el rey. Dominic Thiem dio más guerra que en la final del año pasado, pero al final sólo pudo sacarle un set a Rafa.

Nadal y Thiem se trenzaron en un primer set para el recuerdo

Nadal derrotó a Thiem por 6-3, 5-7,6- y 6-1, pero el partido fue más peleado de lo que indicó el marcador. El primer set se jugó con una tremenda intensidad y con Thiem quebrando primero a Nadal. El español le regresó la cortesía de inmediato. Thiem jugó gran defensa y pudo cambiar a ofensiva en esos peloteos largos.

Thiem estuvo tan preciso, que sólo cometió 3 errores no forzados en el primer set (de los 12 primeros del partido).

El primer set fue de lo mejor del torneo con defensiva de ambos a tiros a la paralela. Thiem empezó a dañar a Rafa con su tremendo revés. El primer set fue para enmarcar en la historia de los Grand Slam.

Thiem se puso arriba 3-2 con un rallie de 20 golpes, pero la clave estuvo en que Nadal lo quebró de inmediato. Nadal empezó a hacer los ajustes en la final al usar más drop shots. Con esa táctica ganó los siguientes 4 games, para ponerse arriba 5-3 en el electrizante primer set.

También mejoró en su saque para jugar volea y así cerrar el siempre importante primer set.

Thiem ganó 7-5 el segundo set, con un ritmo más pausado y menos peloteo. La clave de la victoria de Nadal estuvo en el inicio del tercer set. Thiem fue quebrado de inmediato y perdió el enfoque. Nadal mejoró atacando la red y ganó 23 de 27 veces, que fue a la misma. El 6-1 en el 4to y 5to set fue de trámite. Nadal arrolló a Federer en semifinales y sólo perdió dos sets en todo el torneo. Thiem que llegaba de eliminar en 5 sets al número 1 del mundo Novak Djokovic.

Al final Nadal se quedó con otro título más en el abierto de Francia.

El tenis de Nadal es físico y de mucha potencia. Esperemos que esas rodillas que le han causado problemas en años recientes, nos dejen disfrutar más del tremendo tenista de Mallorca. Thiem (4 del mundo) llegará a más finales en cancha rápida o arcilla, pero hasta que se retire Nadal no tendrá su momento.

Barty conquistó su primer Grand Slam, al vencer fácil a Vondrousova

En la rama femenil tan volátil, vimos una final inédita. La sembrada 8 del mundo, Ashleigh Barty, se coronó campeona en Roland Garros. La final (6-1 y 6-3) vs Marketa Vondrousva fue insípida, pero quedará la historia personal de la australiana.

Barty se retiró del tenis en 2014, para dedicarse a jugar cricket.

Barty ahora ganó su primer Grand Slam y la historia parece sacada de un guión de Hollywood. Barty se enfrentó en la final a la joven de 19 años, Marketa Vondrousova. La checa, venció a jugadoras sembradas con Carla Suárez Navarro, Sevastova, Matric y Konta.

Barty se encargó de eliminar a la sangre nueva estadounidense con victorias sobre Sofia Kenin, Madison Keys y la joven perla Amanda Anisimova (en semifinales). En la final contra Vondrousova, Barty tomó una cómoda ventaja de 4-0 en el primer set.

Barty tuvo la ventaja en cuanto a los tiros ganadores con un aplastante 27-10. Desde la legendaria Margaret Court en 1973, ninguna australiana había ganado en Roland Garros.

Barty ni siquiera había pasado de la 4ta ronda en sus primeros 17 Grand Slam. Fue hasta enero en el abierto de Australia, que pudo pasar de la 4ta ronda. Barty dominó la final con un buen revés con slice, para que eso le abriera paso a su drive con top spin para ganar los puntos. Con ese drive, Barty tuvo 11 tiros ganadores en la final.

Vondrousova llegó al torneo como la 38 en la siembra y jugando apenas su 9no torneo major. Al final, Barty no le dejó ejecutar su tenis de tiros variados para confundir a sus oponentes.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más