La Copa Mundial Femenina 2019 de Futbol en Francia fue un éxito en todos sentidos. El 8vo mundial oficial de la FIFA ratificó por completo el lugar del futbol femenil. Estados Unidos se consolidó aún más como la gran potencia del soccer como lo llaman en el país de las barras y estrellas. El equipo de Jill Ellis no tuvo competencia en el Mundial y se coronó bicampeona.

Megan Rapinoe fue la veterana que quedó de ese equipo de 2015.

Anuncios
Anuncios

Amy Wambach y la portero Hope Solo ya no fueron parte de esta Copa del Mundo. Alex Morgan repitió como centro delantera ya consolidada por completo como una de las figuras femeniles mundiales por su belleza y sólido juego. Del equipo campeón en 2015, sólo quedaron la defensa Sauerbrunn y las delantera Tobbin Heath y Carli Lloyd (suplente en esta Copa).

Estados Unidos fue compacto en el torneo y con su estilo de presión alta y robar balones.

Anuncios

Sin ser un equipo de tanto toque en corto, siempre castigó a las rivales con un futbol a la inglesa directo. Ninguna selección tuvo respuesta a ese desgaste de Estados Unidos con presión en zona rival. La mediocampista Rose Lavelle fue la mejor jugadora de Team USA sumado al liderazgo y goles de Rapinoe. Morgan fue crucial en momentos claves como su cabezazo (y celebración de toma del té) en semifinales contra Inglaterra.

Estados Unidos derrotó 2-0 en la final a Países Bajos con goles de Rapinoe y Lavelle

Jill Ellis mandó un 4-3-3 con la portero Naeher más Dahlkemper y Sauerbrunn en la central; Dunn y O'Hara en las bandas. En la media alinearon Lavelle, Ertz y Mewis. Arriba el tridente esperado de Heath y Rapinoe con Alex Morgan por el centro. Países Bajos (2do Mundial y actual campeona de Europa) de Sarina Wiegman tuvo un 4-2-3-1 en la cancha.

En el marco estuvo van Veennedal con Dekker y van der Gragt en la central. Por los costados estuvieron Bloodworth y van Lunteren. En la bomba central estuvieron Spitse y Groenen. Arriba una línea de tres con la estrellas Lieke Martens junto a la delantera Miedema. Al lado de ellas van de Donk siendo que normalmente ella jugaba detrás de las mencionadas estrellas tulipanes.

La DT de la Orange, puso en punta a Beerensteyn y a Martens de inicio, a pesar de su lesión en el pie.

Anuncios

Además la veterana del Lyon, Shanice van de Sanden no inició el partido. Estados Unidos le dio un baile a su rival en el primer tiempo. Al 27, vino un tiro de esquina y tiro de Lavelle que sacó la portera holandesa. Al final de la primera parte, Rapinoe mandó un centro que Morgan pudo golpear con la suela al anticipar su marca. La portera van Veenendal pudo contener el balón. Alex Morgan también avisó con un tiro raso al 39.

Anuncios

Países Bajos fue muy precavida al tirar sólo una vez al arco en todo el juego. En el segundo tiempo vino el penal de Van der Graft a Morgan al alzar de más la pierna e impactar con el codo de la delantera. Rapinoe definió bien al medio para el 1-0. Países Bajos tuvo algunas opciones con Miedema arrastrando jugadoras en el área chica pero retrasando mucho su tiro. Al final, Lavelle se metió fácil por el medio y en el área chica definió cruzado(2-0) Estados Unidos no pierde en Mundiales desde el 2011.

Brasil es campeón de Copa América con 3-1 ante Perú; goles de Gabriel Jesús y Everton

Brasil derrotó 3-1 a Perú en la final de la Copa América 2019 en Maracaná. Tité logró conformar un equipo compacto, contundente y una muralla atrás. Gabriel Jesús (que comenzó de banca a ser titular al final del torneo) mandó un buen centro a un sólo Everton para el 1-0. El del Gremio fusiló fácilmente al portero peruano Gallese.

Tras una dudosa mano de Thiago, empató Guerrero de penal para Perú. Al final del primer tiempo, Perú perdió balón en la salida y Arthur filtró a Gabriel Jesus. El del City aprovechó el resbalón de Zambrano en la media luna y definió mordido para el 2-1 al 45. En el segundo tiempo, Perú fue mejor y más tras la injusta expulsión de Gabriel Jesus. El del City y Everton fueron más importantes que Firminho, Coutinho o Neres conforme avanzó la copa.

Allison como en todo el torneo dio solidez en portería. Con la entrada de Richarlison arriba, Brasil compró tiempo y posesión para luego ganar 3-1 con el claro penal de Zambrano a Everton. Richarlison metió el penal para el 3-1 final.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más