Los deportes colectivos como el fútbol, baloncesto, volibol, waterpolo, rugby y el hockey sobre césped son ampliamente practicados en todo el mundo y tienen un número de características comunes, porque se trata de juegos de balón que exigen espíritu de equipo y cualidades como: coordinación, velocidad, agilidad y una técnica individual y colectiva. En estos deportes siempre es necesario el entrenamiento individual, pero el colectivo es el primordial.

Especialistas en medicina deportiva, afirman que en las disciplinas colectivas se impone un orden de grupo, porque el deportista está subordinado al equipo.

Se requieren facultades sicológicas de adaptación, tolerancia y aceptación. La iniciación del espíritu en equipo que necesitan los deportes colectivos es especialmente provechosa durante la adolescencia.

El fútbol es uno de los deportes colectivos más practicados en distintos países, y convoca a entrenadores y jugadores de todas las edades, iniciándose actualmente con especial interés durante la infancia. Muchas escuelas y colegios incluyen las prácticas de fútbol, como parte de sus enseñanzas deportivas.

Las cualidades del fútbol lo convierten en uno de los deportes más populares del mundo. En esta disciplina deportiva existen innumerables categorías, desde la más tierna edad hasta los veteranos, pasando por los escolares, universitarios, corporativos, profesionales e incorporándose con más fuerza los equipos femeninos.

Los estudios sobre medicina deportiva señalan que entre las cualidades requeridas para la practicar el fútbol se incluyen la destreza, flexibilidad, potencia, estatura y musculatura; sin embargo, dependen del tipo de esfuerzo que debe realizar cada deportista durante el juego.

La edad ideal para comenzar a jugar fútbol

La edad apropiada para comenzar a practicar este deporte es desde los primeros años, porque los niños tienen la capacidad de “pegarle al balón”. No obstante, la competencia no puede comenzar antes de los 10 y 11 años. Por otra parte, la edad límite está en función de las capacidades cardiovasculares del individuo.

Beneficios del fútbol

El fútbol se puede clasificar entre los deportes más completos. Un delantero recorre, por lo menos, 4 ó 5 km durante un encuentro.

Esto exige una buena adaptación cardiovascular a los esfuerzos de resistencia, pero también de velocidad, porque las aceleraciones y arrancadas son frecuentes. El trabajo muscular es considerable, sobre todo de los miembros inferiores. La práctica del fútbol mejora también la flexibilidad y el equilibrio.

Practicar fútbol también ayuda al desarrollo emocional de quienes lo practican, es indicado para los niños que presentan cuadros de hiperactividad, ayuda a crear disciplina, estimula el espíritu de superación, favorece la socialización y, por otra parte, estimula la coordinación motora favoreciendo un mejor equilibrio, más fuerza y una buena postura.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más