Roger y Rafa, Federer y Nadal, el Reloj Suizo y la Fiera. Como quieran llamarles, los dos se enfrentaron en la edición 40 del clásico del tenis contemporáneo (y probablemente de la historia) en el All England Club en Wimbledon. El mítico torneo de pasto en Inglaterra, no los veía frente a frente desde la final en 2008. Esa final para muchos es de las mejores en la historia del tenis. Nadal llegó a estas semifinales con marca de 1 ganado y dos perdidos, contra Federer en la superficie de pasto que tanto gusta al helvético. Federer antes le había ganado en 2006 y 2007 a Nadal en el All England Club. Los ingredientes estaban puestos y el resultado fue una obra maestra.

Federer y Nadal jugaron un cerrado primer set que se fue a tiebreak

El récord de la rivalidad en Grand Slam llegaba con el saldo a favor del de Mallorca por 10 triunfos por sólo 4 derrotas. Federer sólo pudo ganarle una final a Nadal, después de las dos de Wimbledon (Australia 2017). Y en este año, Roger fue arrollado ante Nadal en la tierra de arcilla de Roland Garros en París (12mo título del español en ese Grand Slam).

La rivalidad regresaba al sitio donde dio sus mejores batallas. Además en pasto que es tierra sagrada y catedral de Federer, el partido podría ser más equilibrado y decantarse la balanza al suizo sobre el español.

(10-4 en Grand Slams y 24-16 global). Federer con casi 38 años de edad, ya está en el tramo final de una carrera que lo pone en discusión de ser el mejor tenista de todos los tiempos. Las oportunidades de ganar Grand Slam no le han venido fácil en recientes torneos al caerse en cuartos de final.

El primer set fue cerrado, pero con Roger teniendo alto porcentaje de éxito en su primer servicio y acumulando aces por doquier. Además de eso, fue palpable como Roger pudo regresar con mayor facilidad el saque de Nadal.

El primer set fue cerrado en gran parte a los errores no forzados de Federer (10). Fue un primer set sin tanto peloteo, como en los demás del partido con ambos tenistas incapaces de quebrar el saque. Federer acabó con 7 aces. El tiebreak fue para Roger por 7-3 y todo gracias a su drive y un tiro a la paralela que rompió la paridad con Rafa.

El 2do set fue para Nadal con un aplastante 6-1. Federer no tuvo el apoyo de los aces para maquillar los errores no forzados y el balear se llevó la 2da manga de manera cómoda. Nadal también se tiró un poco más atrás en la cancha para neutralizar el buen saque, que Roger desplegó en el 1er set. Con 1 set por lado, parecía que tendríamos un juego hasta de 5.

El tercer set tuvo momentos clave como dos break points importantes salvados por Roger

El 3er set fue el que tuvo rallies más largos de todo el partido. Federer se recuperó de inmediato y ganó la mayoría de peloteos largos, desde el fondo y castigando con su conocido estético slice para hacer camino a su revés. Hubo peloteos de 23 y 25 golpes, que dejaron la cancha principal en un estado de silencio pero de tensión en el aire del All England Club. El revés a una mano de Roger para atacar hizo mella siempre en los rallies y Federer siempre encontró el espacio para lastimar a Nadal.

Federer salvó un temprano break en dos ocasiones en ese 3er set y eso fue clave para el resto del partido. A partir de ese momento, el partido se volvió de color rojo y blanco como la bandera de Suiza. Federer sufrió menos con su revés a una mano en la transición al defender y eso fue también un punto clave. Mención especial a su alto porcentaje exitoso de devolución. El 3er set acabó con saldo de 6-3 para el reloj suizo.

Al final Nadal cayó con la cara al sol al salvar 4 match points; Roger ganó el 4to set por 6-4

En el cuarto set, Rafa se llenó de errores no forzados y cedió su saque para un rápido 2-1. Federer al final tuvo 4 match points arriba 5-4 con Nadal resistiendo la derrota con coraje.

Ese último game del partido fue un deleite de tiros a la paralela y defensiva de ambos titanes del tenis. Al final el partido acabó 6-4 en 4 sets y 3 horas con dos minutos.

Federar ahora jugará ante Novak Djokovic. El serbio es el actual 1 del mundo y de la siembra en Wimbledon y ya le ha ganado 2 finales a Federer en el All England Club (2014 y 2015). Federer quiere ganar su 9no trofeo en el pasto sagrado de Wimbledon, además de su Grand Slam 21 (ambos récord).

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más