La Apertura 2019 no ha sido lo que la selección Futbolística de México Cruz Azul esperaba. La reciente caída en la frontera contra Xolos de Tijuana debió encender las luces de alarma, no por la derrota en sí, sino por la pobre generación de juego y eficacia frente al marco rival y por el nulo manejo del partido que tiene el equipo.

Seríamos un poco injustos al decir que la mancuerna Peláez-Caixinha no ha sido más que un millonario desastre, ya que con la inversión cruzazulina que ronda entre los 55 y 60 millones de dólares desde que llegó Ricardo Peláez a la institución, no se ha podido cumplir el objetivo primario, ser campeón de la Liga MX.

El equipo ha conseguido una Copa MX, una Súper Copa MX y una final de Liga MX, reconocimientos que son buenos, pero debido a la grandeza y a la tremenda urgencia que tiene el club, todo esto es insuficiente.

El equipo necesita actitud y jugadores importantes

El plantel de Cruz Azul es de los que tiene la liga, por eso resulta inaceptable que vayan en décimo lugar de la tabla general, con tan solo 9 puntos rescatados.

Resaltando la pésima actitud que tienen algunos jugadores a la hora de encarar los partidos y el poco nivel de futbolístico de algunos otros.

Si Cruz Azul quiere hacer algo en el campeonato debe mejorar su rendimiento en la cancha, pero principalmente quitarse la apatía, la presión que siempre hace de las suyas y comenzar a disfrutar de los partidos.

En la liga donde juegan futbolistas como André-Pierre Gignac, Rogelio Funes Mori ó José Juan Macías, por mencionar algunos, La Máquina necesita de un jugador de ese calibre, alguien que muestre una calidad superior a la de sus compañeros, que pueda dar la cara por el equipo en los momentos turbios. Simplemente un hombre que pueda ganar juegos él solo.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Liga MX

Falta mucho camino por andar

El torneo apenas va llegando a la mitad, el próximo juego será contra Chivas de Guadalajara, en el Estadio Azteca, y si quieren calificar a la liguilla y pelear por ese título, deben "cerrar filas" como se dice en el fútbol, decirse a la cara lo que les molesta a todos y cada uno de ellos y buscar una solución para mejorar la situación del equipo.

El equipo Cruz Azul, ya no tiene oportunidades para tropezar, el tiempo es algo que ya no puede pedirle a nadie, la paciencia es algo que ya se le está agotando a su gente, y otro fracaso sería imperdonable, sin duda dejaría en la lona a la afición, es decir, al pueblo celeste que siempre los apoya y que difícilmente dejará de hacerlo.

El equipo de Cruz Azul debe recargar combustible lo más pronto posible, para encarrilarse y cortar la sequía de 22 años sin levantar una copa, ayuno de campeonato que a todos los fanáticos les duele, pero nunca es un pretexto para que sus jugadores profesionales dejen de intentarlo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más