La Copa Libertadores de América es uno de los torneos más añejos y prestigiosos que tiene el fútbol profesional a nivel de clubes. Año con año podemos ver a los mejores equipos de Sudamérica jugándose la vida por conseguir el campeonato, y además por la gran catapulta que significa destacar en la competencia, porque muchos jugadores, incluso entrenadores han podido emigrar a ligas de Europa con buen nivel Futbolístico y también a Norteamérica, donde lo económico es algo muy atractivo.

Los clubes mexicanos tuvieron la posibilidad de jugar este campeonato, pero muy pocos trascendieron de una manera tan importante, que en su momento se les consideró como una gran hazaña para las instituciones y para nuestro fútbol en general. Cruz Azul en 2001, Chivas en 2010 y en el 2015 los Tigres de la UANL nos hicieron soñar y creer que podíamos competir contra los grandes del continente. Pero en algún momento, se tomó la decisión más absurda y torpe que hasta ahora sigue trayendo consecuencias, abandonar las competencias de la CONMEBOL.

¿Quiénes tomaron esa decisión?

El primer señalado es Enrique Bonilla, actual presidente de la Liga MX, quién en 2016 hizo que los clubes mexicanos ya no fueran a competir a la Copa Libertadores, dejando la posibilidad de volver en el 2018, cosa que nunca pasó.

La postura de la liga fue clara, eran demasiados partidos en tan poco tiempo, ya que los equipos participantes jugarían el torneo local y la justa libertadora en poco más de seis meses, sumando viajes alrededor de México y al cono sur del planeta, el desgaste hubiese sido excesivo para los futbolistas, exponiéndolos a lesionarse, por eso la declinación.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Liga MX

Algunos personajes del mundo futbolístico como Emilio Maurer, declaró que México había dejado la Libertadores por culpa de Decio de María y de las televisoras mexicanas, particularmente Televisa, de quien dijo “Cuando el fútbol estuvo fuera de sus manos nos fue mejor”.

¿Quiénes ha sido los afectados?

El costo ha sido alto para los equipos mexicanos, pues se ha perdido la competitividad, la exigencia que solo enfrentar a los colosos del continente puede otorgar, cayendo así en una zona horrible de confort, bajando el hambre del progreso y fomentando la medianía.

Se han hecho intentos para sustituir a la Libertadores haciendo torneos contra la MLS, pero han sido un vil fracaso, por el simple hecho de que la Liga estadounidense tiene el mismo nivel futbolístico que nosotros, incluso menos.

CONMEBOL también ha sufrido por la salida de México, ya que no solo se fueron de la ya mencionada competencia de equipos, también abandonaron la Copa América, dejando a su paso, grandes pérdidas económicas para el organismo sudamericano, los patrocinios importantes y el apoyo incondicional de la gente mexicana eran una derrama de dinero importante y no supieron retenerla.

Es urgente volver a torneos de ese abolengo, México no puede darse el lujo de perder esa vitrina, no importando viajes, la hostilidad de los hinchas, y el desagradable favoritismo arbitral hacia los equipos locales. Nada de eso es relevante cuando de obtener experiencia y jerarquía se trata. Estas competencias son un gran parámetro para saber dónde estamos parados como liga y como selección, para poder seguir planeando y creciendo.

La Copa Libertadores, El Mundial de Clubes, la Copa América y el Mundial de Fútbol son campeonatos que todo mexicano quisiera tener en su palmarés, y cuando toque la oportunidad de competir por ellos, hay que hacerlo sí con ilusión, sí con voluntad, pero sobretodo con planeación y con buen fútbol dentro de la cancha.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más