El Chelsea y Liverpool se midieron en Estambul por la SuperCopa de UEFA. Los Reds no hicieron muchas incorporaciones en la temporada muerta, pero el equipo de Klopp, que ganó la Champions es todavía un equipo muy sólido. Los Blues hicieron cambios en la dirección técnica, al irse Sarri y llegar Frankie Lampard.

El juego fue de ida y vuelta con dominio alterno. El Liverpool fue muy superior por gran parte del segundo tiempo, cuando Mané empató el juego a 1.

En la prórroga, el juego acabó 2-2 y en penales el portero Adrián fue el héroe inesperado.

El Chelsea tuvo más llegadas en el primer tiempo y Giroud adelantó a los Blues

Klopp salió con un 4-3-3 con el portero español en puerta, por la lesión en Premier de Allison Becker. Matip y van Djik en la central más Robertson y Joe Gómez por las bandas. En la bomba central jugaron Fabinho, Milner y el capitán Henderson (Wijnaldum se quedó en la banca). Arriba estuvo Mané, junto al egipcio Mohamed Salah.

Chamberlain los acompañó, porque Firminho no se encontraba al 100 %.

El Chelsea de Lampard también alineó un clásico parado 4-3-3. Kepa estuvo en el marco más el danés Christensen y Zouma, como defensas centrales. Azpilicueta y Emerson estuvieron como laterales. En la media jugaron Kovacic, Jorginho y Kanté. Kanté un motor en el Chelsea y que recupera balones, además de dar salida muy limpia de balón y sumarse al ataque.

Un mediocampista fantástico. Jorginho por primera vez en mucho tiempo en su carrera, ya no tendrá a Sarri como DT. Arriba jugaron Giroud como centro delantero con los habilidosos Pedro y Pulisic a los lados (el norteamericano fue el gran fichaje del Chelsea).

El partido comenzó de gran manera con una chilena de Mané dentro del área chica, que rebotó en un defensa Blue. Pedro por el Chelsea replicó con un tiro de fuera del área.

Al minuto 8, Fabinho avisó con un tiro que detuvo fácil Kepa, al alzar los brazos y quedarse con el cuero.

Al minuto 15, Salah tuvo la primera con pase de lado a lado, pero Kepa con un buen achique evitó el primer gol de los Reds. Salah tiró apenas con la punta de su botín a contrapie, pero Kepa extendió bien el brazo. Poco a poco, el Chelsea fue mejor con pelotazos y tomando la espalda de los centrales. Al 21 Pulisic filtró a Pedro y mandó un tiro potente al primer palo, que contuvo bien el portero Adrián.

Al minuto 35 cayó el gol de Giroud para el Chelsea. Pulisic se metió por el medio de la defensa y con gran conducción entretuvo a tres defensas del Liverpool. El ex Dortmund filtró bien a Giroud, que entró sólo por la espalda de Matip. El francés definió de gran manera al cruzar su tiro al palo lejano, cuando Adrián salió al achique. El Chelsea hizo mucho daño con Pedro y Pulisic, entrando por el medio y filtrando balones.

Mané empató rápido al comienzo de la 2da parte de un muy superior Liverpool

El Liverpool entró como tromba al segundo tiempo y empató rápido al 47. Fabinho con un pase de bolea dejó sólo a Firminho frente a Kepa; el brasileño pasó con la suela a Mané y éste sólo empujó el balón en un clásico 2 vs 1. La defensa del Chelsea hizo mal la trampa del fuera de lugar.

Kepa evitó el 2-1 al 74 cuando Salah tuvo un tiro cruzado cerca del manchón penal; el portero vasco salvó al estirar un brazo.

Virgil van Djik tuvo el contrarremate y Kepa volvió a salvar de manera increíble. Al 84, Salah filtró un gran balón a Mané, pero el senegalés cruzo su disparo. El Liverpool siempre tuvo más la intención el volumen de juego.

La prórroga tuvo un gol por lado, pero al final la SuperCopa se tiñó de rojo en los penales

En el tiempo extra, el mismo Mané metió un golazo con un tiro con la cara externa del pie, que pegó en el poste y se metió de manera espectacular. La árbitro francés Frappart (primera mujer árbitro en una final masculina de UEFA) tuvo un buen partido hasta que pitó un penalti existente al Chelsea, para que empataran a 2 en el tiempo extra con el penal de Jorginho. Tras el 2-2 el Chelsea fue mejor con un desborde Pedro y Abraham, que no pudo definir sólo frente al portero.

En los penales se hizo justicia con el portero español Adrián López cumpliendo una corta, pero gran historia de fantasía al apenas llegar al equipo hace días. Como si fuera justicia divina del fútbol, Abraham que fingió el penal en el tiempo extra, falló al medio.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más