En la NFL existe The Patriot Way, pero en MLB está presente The Cardinal Way. Los St.Louis Cardinals están de regreso y siempre que eso pase el resto de National League tendrá que prestar atención. Mike Shildt se quedó en el cargo de manager el año pasado y tras casi calificar al equipo a playoff, se ganó su oportunidad en este 2019. Shildt entró en lugar de Mike Matheny y esos Cards tuvieron una gran 2da mitad de campaña.

The Cardinal Way siempre trata de no hacer cambios drásticos y que el manager sea alguien de casa. Con esa confianza, Mike Shildt tiene a los Cards casi de regreso en playoff, tras 3 años en los que octubre no llegó a Busch Stadium.

The Cardinal Way no es sólo una frase

Los Cardinals ganaron los dos primeros de una serie crucial en Wrigley Field ante los Cubs. St. Louis ahora tiene marca de 87 ganados y 67 partidos. El título de la Central del viejo circuito se empieza a ver cerca. Y los Cards lo han hecho con su famosa filosofía de The Cardinal Way.

Dos pitchers seleccionados por la organización, como Jack Flaherty y Dakota Hudson han cargado al equipo en la rotación abridora (especialmente en la 2da mitad). Sin los dos, St. Louis no estaría peleando por un cupo de playoff.

Otros jóvenes como Harrison Bader o Tony Edman han brillado en momentos clave. Los Cards firmaron en agencia libre a un bate enorme, como el de Paul Goldschmidt, pero fuera de él la fórmula de éxito sigue siendo en AAA. Jugadores drafteados como Paul de Jong o Kolten Wong han tenido sus respectivos sube y baja, pero están siendo sólidos en la ruta final.

Inclusive veteranos del equipo como Matt Carpenter (de mal año), han sabido hacerse a un lado. Yadier Molina ya no es un gran bate como antes, pero si un manager dentro del terreno y el más indicado en el plato para llevar a buen puerto a los Hudson o Flaherty del equipo. Hasta en eso se adapta la filosofía Cardinal para dar resultados.

Flaherty y Hudson han sido los aces de St.Louis en la 2da mitad de campaña

Jack Flaherty fue un pick de primera ronda en 2014; Hudson primera ronda también pero en 2016.

Flaherty goza de una ERA microscópica de 1.05, desde el All-Star Game. En el primero de la serie crucial vs los Cubs, lanzó 8 innings sin permitir carrera. Flaherty tiene esa recta pesada de 95 millas y un slider más curva para sacar outs por la vía del roletazo. El sinker (de 93 millas) lo usa mucho para generar abanicados. Flaherty tiene ERA global de 2.96 con marca de 10-8 y 214 barras de cacao. Jack es 2do en WHIP en la Liga Nacional con un minúsculo 1.01.

Dakota Hudson (3.35 ERA) tiene 16 victorias en la campaña. El aspecto a resaltar de Hudson han sido las pocas bases por bola que dado (apenas 77 para ser 3ero en ese rubro en la NL).

Hudson tiene un sinker estelar de 93 millas, además de un cutter de 88 más un slider de 82. Hudson se ganó el puesto de 5to abridor en Spring Training y mandó al bullpen a John Gant. El veterano Adam Wainwright ha tenido un buen mes. Waino ha sido estelar en casa, pero no tanto en la carretera. Miles Mikolas fue el ace inesperado en 2018 y ha apretado el brazo en su recientes salidas. Wacha puede ayudar con su experiencia en playoff.

Goldschmidt y Ozuna despertaron con el madero en 2019

El ex D-Back Paul Goldschmidt empezó lento, pero se ha calentado para liderar al equipo en HR con 31 y 89 remolques. Eso si, Goldie se quedará lejos de su usual producción de carreras remolcadas. El estelar primera base ha mostrado también su gran guante, junto a Wong en 2B y De Jong como SS. Los Cards son a mejor defensiva en todo MLB. El joven antesalista Tommy Edman ha agregado chispazo al lineup como 2do bate, además de buen cuero. Dexter Fowler por fin ha brillado como en los Cubs, siendo paciente como primer bate en el orden.

El jardinero Marcell Ozuna decepcionó en 2018, pero esta temporada ha dado 28 cuadrangulares con 86 remolques. Ozuna junto con Goldschmidt, es componente esencial de la parte gruesa del orden al bat de la novena de Mike Shildt. José Martínez y Tyler O'Neill son dos bates de poder, que desde la banca pueden hacer mucho daño. El joven center fielder, Harrison Bader, no batea tanto, pero aporta velocidad en los senderos. En la NL no sólo hay que voltear a ver a los Dodgers o los Braves.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más