Los New England Patriots arrasaron con los Steelers una vez más. Desde 2001, la paternidad Patriot ante Pittsburgh ha sido algo latente en la NFL. La victoria de los actuales campeones era presupuestada, pero no con un humillante 33-3. Y ahora los Pats no recurrieron a ser ese equipo demoledor por tierra, como en la 2da mitad de la temporada pasada. New England como siempre muta para poder vencer al rival que tiene enfrente.

Brady tuvo un juego tranquilo con 3 TD. El poderío del equipo en el cuerpo de WR es palpable (y sin Antonio Brown todavía en el equipo). Philip Dorsett que es el 4to o 5to receptor, tuvo un partido relevante con dos anotaciones en donde mostró su gran velocidad en rutas largas. Edelman fue pernicioso en el slot como es usual; muchas de esas jugadas en play-action.

Mención especial tuvo la secundaria de los Pats.

El esquinero JC Jackson tuvo buenas coberturas en pases largos de Ben Roethlisberger. La línea defensiva anuló el juego terrestre visitante y pudo detener dos intentos de conversión Steeler en 4ta oportunidad. El ex Pat Jamie Collins sustituyó bien a Kyle Van Noy (LB titular ausente por el nacimiento de su hijo) y hasta sumó un golpe al mariscal. El corner estrella ( y para muchos el mejor de la liga) Stephon Gilmore borró del juego a JuJu Smith-Schuster.

En general fue un partido redondo de los campeones que develaron su banderín del Super Bowl LIII. Había 12 anillos en el terreno pero no por los 6 campeonatos de los Steelers y 6 de los Pats. Si no que eran 12 anillos (6 y 6) de Brady y Belichick, que siguen tan campantes como en aquel 2001 que le ganaron a los Steelers en Heinz Field el AFC Championship Game.

New England aplastó a Pittsburgh sin piedad, por marcador de 20-0 al medio tiempo

Big Ben en su primer drive mandó un pase en ruta de go a su WR Holton.

El corner Jonathan Jones pudo llegar para romper el pase. Una jugada clave al comienzo del partido. New England en su 2do drive empezó a sumar primeros y diez con jugadas simples, como pases en rutas de gancho a corredores como el RB Rex Burkhead. Hasta en conversiones de 3er down, usaron rutas simples, pero eficientes como rutas de comeback con Dorsett cerca del sideline.

La jugada que rompió el juego fue cuando Brady mandó un pase lateral a Edelman y éste uno al otro lado a James White. Una jugada de truco de McDaniels que dio gran ganancia con White corriendo libre hasta la zona roja.

El tacle Joe Thuney bloqueó de gran manera al LB Edmunds. El primer TD del juego llegó en un pase corto de Brady a Gordon cruzando el campo. Josh pudo resbalar dos tacleadas con su gran tamaño para meterse a la zona de anotación.

La segunda serie de TD comenzó con un pase perfecto de Tom al novato Meyers de 25 yardas en ruta de dig por el centro del campo. Gordon y Edelman sumaron en ruta de slant, pero la ofensiva quedó sólo en un gol de campo de Gostkowski de 25 yardas (10-0).

En defensiva, los Pats comenzaron bien el 2do cuarto. En una pitch al lado con Conner, Simon y Collins detuvieron al corredor en una crucial 3era y 1 en campo todavía Steeler.

El 2do TD de los locales fue en un simple drive, con dos pases a Edelman en el slot en play-action. Brady mandó después un pase exquisito de 25 yardas a Dorsett en ruta de poste. Un pase a doble cobertura con el timing perfecto en ruta de poste. Un pase de un QB legendario. Pittsburgh falló en convertir una 4ta y 1 en un pase corto de Ben a Moncrief. El SS Patrick Chung llegó a romper el pase. El marcador al medio tiempo se fue con un contundente 20-0.

Brady enfrío el juego con un bombazo de TD a Dorsett

El final del juego llegó cuando Brady encontró a Dorsett en una 3era y 10. Brady encontró a un sólo Dorsett en la ruta de poste y el bombazo de 58 yardas acabó el juego. El safety se clavó y no cubrió su asignación. Con el marcador 27-3, Brady todavía se dio el lujo de un pase de 50 yardas a Josh Gordon, para poner el pigskin en la mitad del emparrillado.

El safety libre y capitán del equipo, Devin McCourty selló la gran actuación de la defensiva con una fácil intercepción. Un pase largo desesperado de Roethlisberger a la zona de anotación, resultó en la intercepción del ex corner de Rutgers. Brady (341 yardas y 3 TD) fue casi perfecto, al igual que la defensiva dejando en sólo 3 puntos a los Steelers.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más