El mejor partido de la Semana 1 de la NFL, fue el de Monday Night Football entre Texans y Saints. El juego en el Superdome era muy atractivo en papel, porque tenía a dos equipos que llegaron a playoff el año pasado. Los Saints regresaban después de esa derrota dolorosa (e injusta) en el NFC Championship Game vs los Rams y la interferencia defensiva no marcada de Robbie-Coleman. Los Texans eliminados en casa en ronda de Wild Card vs los Colts en casa y con un Watson golpeado al por mayor, por no contar con una buena línea ofensiva.

El partido tuvo de todo, pero el desenlace fue lo que lo hizo todavía aún más memorable. Con el juego ganado, Sean Payton y su staff de coacheo decidió cargar y no poner hombres atrás. Con 50 segundos en el reloj, los Texans con dos bombas le dieron vuelta al juego (28-27). Brees hiló un drive desesperado con 35 yardas en 35 segundos. Al final el gol de campo de 58 yardas de Lutz, le dio el juego a los Saints en un final clásico de Monday Night Football.

Saints sobrevivieron en casa ante los Texans, a pesar del mal coacheo de Allen y Payton

Los Saints empezaron con capturas a Watson, mostrando que esa línea ofensiva de los Texans sigue sin corregirse. NOLA movió el balón con Brees con buen pase en ruta de dig al estrella receptor, Michael Thomas. En zona de gol, acabando el primer cuarto Brees se equivocó en un pase a las costuras. El tremendo DE J.J. Watt (de discreto partido) hizo que Brees saliera de la bolsa y mandara el pase forzado, que interceptó el LB Mercilus.

Watson de inmediato castigó con un bombazo de 50 yardas a Fuller en el man to man del WR, contra el corner Eli Apple.

El receptor estrella DeAndre Hopkins causó mucho daño en rutas, por el medio del campo. En 4ta y 1 en la yarda 20, Houston se fue arriba con una personal de Watson. Watson se dolió de la espalda, al caer en la zona de anotación. Watson tuvo problemas con la espalda en el pasado. Los Saints siguieron moviendo bien el pigskin, pero sin TD. Brees encontró a su nueva arma el TE Cook, con un pase en ruta de out, al igual que a Thomas.

Al medio tiempo, el marcador se fue 14-6 para los de Bill O'Brien.

Al comienzo del tercer cuarto, el polivalente Alvin Kamara se escapó hasta la zona roja, cortando al campo hacia afuera. Un pase en el slot de Brees y el ex corredor Volunteer hizo el resto. El nuevo corredor de poder en NOLA (en lugar de Ingram), Latavius Murray, anotó por fuera en un avance de 15 yardas. El score 14-10 apretó el juego.

Watson con sus piernas y saliendo del pocket hizo daño con personales o saliendo del pocket y así rompiendo marcaje y encontrando a sus receptores. Otro pase de Deshaun a Hokins en un slant, puso el marcador 21-10. Brees más tranquilo en la bolsa encontró a Ginn en rutas cortas y luego al QB multiusos Hill en la zona de TD.

El partido se apretó aún más cuando Kamara se fue entre los tacles y Brees en zona roja salió del pocket y encontró bien a Smith en pase de 15 yardas.

Con el marcador 24-21, todo parecía definido. Enseguida vino el drama al final, con el marcador 27-21, a favor de los Saints. El coordinador defensivo Dennis Allen y el head coach Sean Payton quisieron cargar y no dejar atrás, para defender pases largos. Watson encontró en una ruta de go a Hopkins, encima de dos defensivos. Luego otra vez, quisieron cargar y en ruta de poste en el man to man el recién llegado Stills quemó al corner.

Para añadir drama, los visitantes fallaron el punto extra, pero se repitió el intento por un golpe al kicker.

Los Texans ganaban el juego 28-27 y parecían robarse el encuentro en el Superdome. Brees con un tiempo fuera y 35 segundos hizo magia. Un pase a Thomas al medio del campo fue clave en ese drive desesperado. Un pase al flat Ginn dejó 3 segundos en el reloj. Lutz, de manera épica, hizo un gol de campo de 58 yardas, para dejar tendidos en el terreno a los Texans 30-28. Un partido memorable.

Prescott dio un recital vs los Giants, en su mejor juego como QB de los Cowboys

Dak Prescott se aprovechó del mal perímetro de los Giants y tuvo un gran juego por aire con 404 yardas y 4 TD. Dak fue letal en todo el campo, con pases al medio a Gallup o su nueva arma el pequeño Cobb. Cooper también tuvo 1 TD y los Cowboys destrozaron a los G-Men 35-17. Dallas es un equipo contendiente este año en la NFC.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más