El Napoli sigue siendo una piedra en el zapato de los Reds de Jurgen Klopp. El año pasado ambos clubes se midieron en fase de grupos y los napolitanos ganaron 1-0 en San Paoli. En esta ocasión, el partido fue muy igualado con un tiempo para cada equipo. Cuando peor jugaba el equipo de Ancelotti en la segunda parte, vino el penal a Callejón y eso desestabilizó al actual campeón de Europa. El Liverpool no ganó de visita el año pasado en la fase de grupos.

El Napoli dio un golpe fuerte en la mesa, con triunfo 2-0 contra el campeón de Europa

El Napoli salió al campo del San Paoli con un 4-4-2. El joven Meret en el marco más el tremendo Koulibaly en la central más el griego Manolas. En las bandas estuvieron Di Lorenzo y el portugués Mario Rui. La bomba central la ocuparon el español Fabián Ruiz y el brasileño eterno Allan. Ancelotti optó por poner a los veloces y desequilibrantes Callejón e Insigne a lado de los mediocampistas.

En este parado, Ancelotti no quiso poner a un punta nato como Milik o Llorente. En su lugar, jugó con dos delanteros media punta como Mertens y el mexicano Lozano.

Klopp y sus Reds campeones de Europa, mandaron un 4-3-3 al rectángulo verde. Adrián en la puerta todavía supliendo al lesionado Allison. Flanqueando a Adrián estuvieron van Djik (mejor central actualmente del mundo) y el camerunés Matip.

Alexander-Arnold y el escocés Robertson estuvieron como laterales. Las dos perlas del Liverpool en esas parte del campo.En la media jugaron Milner, Fabinho y el capitán Henderson. Wijnaldum se quedó en la banca. Arriba estuvo el tridente letal de Mané, Salah y Firminho.

El Napoli fue mejor en el primer tiempo con más posesión y volumen de juego. La primera de peligro fueron dos tiro seguidos dentro del área de Fabián Ruiz.

Adrián sacó bien y Lozano marcó de cabeza, pero en claro fuera de lugar. El Liverpool tuvo sus mejor chances en robos de balón de Fabinho y lanzamientos a los 3 de arriba. Mané tuvo un mano a mano, que Meret sacó bien.

En el segundo tiempo, el Napoli fue el que avisó con latigazos. Mertens cerró bien la pinza en un centro, que sacó Adrián a una mano de manera dantesca. El Liverpool tuvo más posesión en el segundo tiempo, pero tuvo una contra clara 2 vs 1 en la que Mané filtró mal a Salah.

Al 70, Callejón fue trompicado en el área y Mertens metió el 1-0 de penal. Los Reds con Wijnaldum en lugar de Milner ganaron en posesión, pero sin peligro. En un error en la salida, Llorente (que entró por Lozano) metió el 2-0 sólo frente a Adrián. El Napoli sumó 3 puntos de oro en el Grupo E.

El PSG con un inspirado Di María, expuso a un deprimente Real Madrid

El Real Madrid en esta 2da etapa de Zidane no da para más o eso parece.

El Madrid en Champions es una bestia diferente, pero ahora ni siquiera mostró garra a falta de volumen de juego. El PSG lo dominó sin Mbappé, Neymar y Cavani. El senegalés Idrissa Gueye fue un roble robando balones en la media y creando juego. Di María estuvo inspirado con dos goles. Uno de ellos cerrando a primer palo un centro y rematando a primer palo de Courtois. El portero belga pudo haber hecho mucho más.

El 2do gol de Di María fue un gran tiro fuera del área, colocado a media distancia del palo lejano del portero merengue. El Madrid apenas asustó con tiros rasos de Bale y Hazard. Eso fue todo. En el 2do tiempo, el Madrid pocas veces avanzó de medio campo. El PSG liquidó al 90, con un contragolpe entre Di María y el lateral Meunier, que culminó este último.

La Juve empató 'in extremis' en casa del Atlético

La Juve fue un equipo de destellos y de fútbol vertical. Cuadrado con un golazo a la escuadra, desestabilizó el juego en el comienzo del segundo tiempo. Matuidi a un buen centro de Alex Sandro en transición puso el 2-0. El Atlético de Madrid no fue claro, pero si tuvo el corazón para buscar el empate. Diego Simeone siempre ha sido peligroso, con su Aleti en pelota parada. El defensa Savic y al 90 el mexicano Herrera pusieron los goles con enfáticos cabezazos. El empate a pesar de ser local, les supo mejor a los colchoneros que a los bianconeri.

En otros resultados, el Barcelona mereció perder en casa del Borussia pero Ter-Stegen fue un muro en la portería. Marco Reus falló un penal y varias oportunidades claras por los locales. El 0-0 fue injusto en el Signal Iduna Park.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más