Los Nats por primera vez están en la Serie Mundial. Washington ganó el banderín de la NL, al derrotar por pizarra de 7-4 a los St. Louis Cardinals. La barrida de los Nats se dio, gracias a un ataque letal en la primera entrada del Juego 4 de la NLCS. Los Cards probaron la misma medicina, que le recetaron a los Braves en el Juego 5 de la NLDS, (al anotar 10 carreras en el 1er inning).

Howie Kendrick fue el MVP de la Serie de Campeonato del viejo circuito. El pitcheo abridor con Patrick Corbin titubeó un poco con 4 carreras limpias, pero eso fue suficiente.

Los Cards batearon abajo de .200 en los 4 juegos, contra la rotación de la novena de Dave Martínez. Anibal Sánchez, Max Scherzer y Stephen Strasburg tuvieron aperturas estelares y dos de ellos hasta coquetearon con lanzar no hitter. Todo eso maquilló el todavía dudoso bullpen de los Nationals (salvo brazos como Doolittle y Hudson).

Los Nats estaban en último lugar de la NL East el 23 de mayo (19-31).

Washington, a partir de allí, fue la novena con mejor récord de MLB. Bryce Harper y sus Phillies decepcionaron y los Nats se metieron como Wild Card a los playoff. Igual que los Washington Capitals de la NHL hace dos años, los Nationals llegan al final de la meta en el año menos pensado y cargando una loza grande de decepciones en años pasados.

El ataque de 7 carreras en el primer inning selló el pase de los Nats a la Serie Mundial

Patrick Corbin empezó bien el juego 4 con buena labor. El zurdo ex D-Back tiró más su recta en la primera entrada a las esquinas altas y bajas contra los diestros. Corbin no mostró su letal slider en ese primer inning.

Dakota Hudson abrió por St. Louis y ahora su sinker estuvo alto, como siempre, pero más bateable. Los Nats le dieron con todo a Dakota, que sólo pudo sacar un out, tras comerse al final 7 carreras limpias.

Adam Eaton con Turner en primera, jaló bien el sinker outer half para que con el doblete pusiera hombre en la antesala. Rendón de inmediato con colmillo, puso en juego un slider bajo, para que entrara la primera carrera de los locales.

Soto le dio al sinker alto y fuera a banda contraria. El hit al LF de Juan remolcó dos carreras más para Washington.

Ante la situación, Kendrick recibió base por bolas intencional y luego Zimmerman se embasó por error de Edman en 3B, que no pudo sacar el out en 2da base. Hudson hizo su mejor pitcheo con un sinker bajo y adentro y Robles tuvo un elevado corto al RF. El Cafecito Martínez (de mal guante pero gran bate dudó) y la bola cayó para otra carrera más para los Nats.

El catcher Yan Gomes siguió la fiesta con un hit al LF, a un sinker inner half. La pizarra ya estaba 5-0 y Wainwright trató de apagar el fuego.

Waino permitió 2 carreras (todavía de Hudson). Turner prendió curva en el centro, para que entraran a la registradora Robles y Zimmerman. El ataque fue de 7 carreras. Corbin de allí si usó su slider a la tierra, con ventaja en la cuenta y todo gracias a su gran comando de recta, a los vértices bajos de la zona de strike.

En la alta de la 5ta, Corbin perdió el comando y control de su recta y el Cafecito Martínez puso el juego 7-4 con un doble, a una recta adentro a la que pudo meterle el bate con sus largos brazos. En la 8va con casa llena, llegó el drama. Daniel Hudson pudo obligar la rola de Carpenter, a una recta baja y afuera. Los Nats ganaron 7-4 y están en el Clásico de Otoño.

Cole fue humano, pero NY no aprovechó las pocas oportunidades en el Bronx

Gerrit Cole dio 5 bases por bola y mostró algo de humanidad. Los Yankees desperdiciaron una casa llena temprano y antes el poder tocar con Gardner, con dos en base y sin out. Cole tuvo 7 entradas de 7 ponches y sólo 4 hits permitidos. Tarde en el juego, Didi Gregorius lo asustó con un palo, que se quedó a nada del ser el HR, que daba la vuelta al juego. Cole usó mucho la curva de nudillos y slider bajos, además de su recta de fuego.

Severino por los NYY (4.1 IP, 2 CL) fue de menos a más en su apertura. Sevy se equivocó, con dos sliders colgados en los HR de Altuve y Reddick. Aaron Boone mostró su inexperiencia como manager, al ir con Ottavino en la 7ma entrada. Ottavino dejó dos en base y dos carreras más anotaron con wild pitch de Britton y sac fly de Gurriel. Gleyber Torres tuvo HR (el único que se salva de los NYY en ofensiva), pero todo acabó 4-1. Houston tomó ventaja de 2-1 en la ALCS.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más