Los New York Yankees le mandaron un fuerte y claro mensaje a los Astros en el Juego 1 de la ALCS. Masahiro Tanaka demostró, otra vez, que es un pitcher de juegos grandes en postemporada. La ERA del japonés es menor a 2 en su carrera en playoff. Los Astros tuvieron que mandar a Zack Greinke y no a sus dos caballos, debido a que se fueron a 5 juegos en la serie divisional contra los Rays.

Tanaka fue dominante con sus pitcheos quebrados y pintó las esquinas bajas de la zona, como si fuera Bob Ross.

Los Yankees también tuvieron el apoyo ofensivo del 2B venezolano Gleyber Torres. El llamado Nene, fue el catalizador para Nueva York en ofensiva con 5 remolcadas incluyendo un cuadrangular, que rompió la apertura de Greinke. Los Yanks necesitaban ganar el Juego 1, considerando que Verlander y Cole siguen para los Astros. Eso si, la rotación Yankee con Masahiro, Paxton y Severino es muy sólida y no puede ser subestimada.

Tanaka con su splitter y slider, secó a la ofensiva de los Astros

Masahiro Tanaka tuvo una gran apertura de 6 entradas, 1 hit y 4 barras de cacao. A pesar de no recetar mucho ponche, Tanaka fue letal con su splitter y slider. El japonés es casi imbatible, cuando ubica esos beaking pitches en los vértices bajos de la zona de strike. Tanaka sólo tuvo 65 lanzamientos, pero 45 de ellos fueron para strike.

La clave también de la apertura de Tanaka, fue el poder lanzar siempre el primer strike en la cuenta. Tanaka enfrentó a 18 bateadores y a 14 los comenzó con strike. Tanaka consiguió 7 rolas y 5 elevados en su apertura, además de los 4 ponches. Tanaka se dio gusto de elevar su slider afuera, para dar ponche a bates peligrosos como Altuve o Springer. Tanaka calladamente se ha vuelto un pitcher espectacular y clutch en playoff.

Zack Greinke tuvo apertura de calidad (6 IP y 3 C), pero eso no es suficiente en postemporada. Greinke lanzó muy pocos cambios, tal vez recordando el poco comando, que tuvo de ese pitcheo en su salida vs los Rays. Greinke usó su recta de 89 millas alta más curva y sinker para transitar por las entradas, pero los Yankees le hicieron buen contacto temprano, a pesar de sacar los outs.

Gleyber Torres fue estelar con el madero

En la alta de la 4ta entrada, el MVP de los NYY en temporada regular, el DJ LeMahieu, respondió con un hit a un slider bajo.

Greinke se volvió a equivocar con ese pitcheo quebrado y lo dejó alto contra Gleyber Torres. El Nene lo aprovechó para un doblete al canal, entre el center y right. Los Yankees se fueron arriba 1-0. Los Yanks en defensiva tuvieron la ayuda de un gran tiro de Judge a 1B, para un buen doble play y matar uno de los pocos intentos de rallie de los Astros.

En la alta de la 6ta, Gleyber le conectó HR solitario Greinke a una recta alta y cómoda.

Stanton después tuvo un gran turno al aguantar los sliders bajos y afuera, para esperar el sinker bajo, pero en la zona y a banda contraria conectó un sonoro HR. En la 7ma alta se abrió el juego, cuando Pressly fue emboscado con 2 outs. Didi, LeMahieu y Judge conectaron hits para que viniera el turno de Gleyber con la casa llena. Gleyber le dio apenas a un slider en la esquina inferior externa. El batazo apenas cayó en el jardín central y con eso los Yankees remolcaron 3 más. Al final la paliza fue de 7-0.

Scherzer coqueteó con el no hitter en victoria National en Juego 2 de la NLCS en STL

Max Scherzer lanzó 7 entradas con 11 barras de cacao y sólo un hit. Ese solitario hit fue en la 7ma entrada, cortesía de Paul Goldschmidt a un slider pegado. Mad Max comenzó su apertura cerrando los turnos con su slider adentro o afuera para dar ponche. Scherzer trabajó bien a los sluggers de los Cardinals, con cambios adentro o sliders a esa misma zona. Wainwright por STL, tuvo una apertura como en antaño (7.1 IP y 11 K) con curva para K y rolas, más un sinker adentro para amarrar bates.

Adam Eaton en la 8va alta dio el tiro de gracia a los Cardinals, que perdían 1-0. Eaton prendió una curva inner half de Wainwright para remolcar dos carreras. El hit fue bien colocado, al ir por la línea de cal de primera base. Sean Doolittle, otra vez, fue estelar en su relevo de una entrada más Daniel Hudson, que se adjudicó el salvamento (3-1 final). Los Nats se van a casa, con ventaja de 2-0 y pie y medio en la Serie Mundial.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más