Los Washington Nationals eran el equipo del destino. Ya antes los SF Giants los habían hecho entrando como comodín en 2014 (Cardinals en 2011). Los Nats y su historia fue fantástica y todos los breaks se les acomodaron para ganar el primer título en la historia de la franquicia. Washington logró ganar el Juego 7 en Minute Maid Park y dejó en nada la temporada histórica de los Houston Astros. Los Nats estuvieron a 4 outs de sumar otro colapso en playoff, ante los Brewers en el Wild Card Game.

Washington eliminaron a los favoritos Dodgers en 5 juegos en la Serie Divisional (Grand Slam épico de Howie Kendrick). En la Serie de Campeonato barrieron a los siempre complicados Cardinals. En la Serie Mundial ante los favoritos Astros, perdieron 3 en casa tras haber ganado dos de visita. Los Nats ganarían los dos restantes a domicilio.

Si nos vamos más lejos, el manager Dave Martínez peligraba en su 2do año en el cargo, tras casi dos pobres meses (abril y mayo). A partir del 23 de mayo, los Nats fueron el equipo más enrachado en Grandes Ligas y el resto es historia. Y si nos vamos a la temporada muerta, Bryce Harper se fue a los Phillies dejando un hueco grande en ese momento.

Juan Soto cubrió ese hueco; un fenómeno dominicano de 21 años que juega como un veterano.

Encima llegó un gran refuerzo abridor como Patrick Corbin. Strasburg y Scherzer ya tenían compañía de élite en la rotación. En el clubhouse Mr National (Ryan Zimmerman) siguió como un líder veterano, junto a jugadores subestimados con colmillo como Howie Kendrick. El equipo también se construyó con cambios, como el de mandar a un prospecto enorme (Lucas Giolito) por el jardinero Adam Eaton. Todo además fundamentado en uno de los bates más completos en últimos años, como lo ha sido el 3B Anthony Rendón.

Zack Greinke tuvo una gran apertura y Max Scherzer limitó lo posible el daño

Greinke comenzó el juego con su curva colmilluda de 67 millas. De allí fue desgranando outs con suma facilidad. Cambios bajos y afuera o slider en los cuadrantes bajos. Greinke fue letal con las rectas, a los vértices bajos de la zona para empezar las cuentas.Cuando Greinke tiene comando de los cuadrantes bajos de la zona, es un pitcher dominante.

Max Scherzer estuvo regado en su apertura, como en toda la postemporada. El mérito de Mad Max fue siempre limitar el daño con corredores en las bases. Scherzer con problemas en el trapecio fue un guerrero y sólo permitió 2 carreras (5 entradas y 7 hits). En la 2da entrada recibió un HR de Gurriel a un slider bajo, pero en la zona. Los Astros nunca dieron ese hit, que abriera el juego ante Max. Scherzer se salvó ante Springer en esa entrada, al dejar una recta por el medio (out en los jardines).

Greinke estaba tan dominante con los cambios afuera, que tuvo entradas de 8 pitcheos. En la baja de la 4ta Scherzer volvió a salir de tráfico en las bases, con gran comando del slider de la tierra para ponchar a Chirinos. El peligroso Altuve fue retirado con un slider outer half, que acabó en el guante tremendo del central Víctor Robles. Los Astros perdonaron y lo pagaron caro.

Con el hit de Correa en la 5ta a un slider bajo y afuera por 3B, los Nats parecían muertos abajo 2-0.

Los Astros estaban a 8 outs de su 2do título en los últimos 3 años.

AJ Hinch y los Astros se vinieron abajo en la 7ma entrada con el rally National

Zack Greinke recibió un HR descomunal de Anthony Rendón a un cambio por el medio al LF. Ese batazo hizo a AJ Hinch apretar el botón del pánico. Con menos de 90 pitcheos sacó a Greinke (6.1 IP, 2 CL y 3 K). Hinch metió al confiable Will Harris y con Soto en base, Howie Kendrick dio el batazo de su vida. El ex Angle prendió un cutter a la esquina inferior externa, a banda contraria. La bola pegó en el palo de HR en LF y los Nats nunca perdieron esa ventaja de 3-2.

Hinch siguió cometiendo errores y metió al closer Roberto Osuna. Soto en la 8va (con previa BB y robo de 2da de Eaton) remolcó una más y Patrick Corbin con su slider estelar hizo relevo enorme de 3 entradas. Los Nats ganarían al final 6-2 en una historia de ensueño.

Stephen Strasburg fue merecidamente el MVP de la Seire Mundial (5-0 en este playoff con ERA de 1.98 en 5 aperturas). Stras relevó en un momento crucial vs los Brewers en el Wild Card Game; ganó los Juegos 2 y 6 de la Serie Mundial.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más