La semana 6 de la NFL dejó a los 49ers como el mejor equipo de la conferencia azul. San Francisco aplastó a los Rams 20-7 y los superó en todas las facetas del juego, para dar un golpe de mesa enorme en la NFL. La defensiva de Robert Saleh y el juego terrestre se ha convertido en la identidad de los Niners de Kyle Shanahan. No sólo es el hecho de seguir invictos (5-0 y únicos en la NFC), pero la cuestión es que han encontrado la identidad de aquí en adelante.

Jimmy Garoppolo no tiene que ganar juegos con su brazo, como lo hizo en SF en el final de la campaña de hace dos años. Ahora con Matt Breida como el RB 1 y Tevin Coleman como el corredor más habilidoso, los Niners pueden controlar el flujo de los partidos. Eso sin contar la subestimada defensiva y en especial el perímetro. Los safeties Tartt, Ward y Moore han despejado dudas, además del corner Akhello Witherspoon.

Los Niners han encontrado su identidad y con ella borraron a los Rams en Los Angeles. La presión a Goff fue tremenda y fueron 4 sack en total. Dee Ford acabó con 1.5 capturas. Eso si, la crema de la crema de la NFC son los San Francisco 49ers.

Con defensiva y juego terrestre, los Niners no se despeinaron para ganar a los Rams en LA

Los Rams se fueron arriba temprano con acarreos cortos de Malcolm Brown y un end around el WR Robert Woods.

Fuera de eso, no pudieron correr el balón en todo el juego. Los Rams sin un sano Todd Gurley no pueden ser ese equipo letal de play-action y movimientos pre snap, que tanto gustaron en la campaña pasada. Garoppolo respondió rápido en el siguiente drive, con un pase al 2do nivel al estelar TE George Kittle.

Luego comenzó el primero de muchos pases al RB Breida. Tevin Coleman anotó en un acarreo de 8 yardas para empatar el juego a 7.

Al comienzo del 2do cuarto, Garoppolo encontró a George Kittle para una recepción de 40 yardas. El TE estrella agregó muchas yardas, después de la recepción para poner el pigskin en la yarda 5. Jimmy G tuvo su único error del partido, al lanzar un fade que resultó en una INT de Marcus Peters en la zona de anotación.

Los Rams se pusieron en zona de gol con corridas del RB Henderson. En 4 ocasiones, la defensiva de Saleh detuvo a Malcom Brown.

Sean McVay fue predecible 4 veces, al ir con un HB Blast. Ese goal line stand fue el punto clave de partido. Al comienzo del 3er cuarto, SF aprovechó un fumble de Henderson. Los Niners anotaron con un buen pase pantalla de Garoppolo a Coleman, más un QB sneak desde la yarda 1.

Con el marcador 14-7, SF dominó aún más el partido. El DE Buckner y el LB medio Fred Warner fueron estelares contra la carrera. SF con un FG del veterano kicker Robbie Gould puso el score 17-7.

Una captura del DE Solomon Thomas, le dio buena posición de campo a SF. Los visitantes durmieron el juego con pases cortos a la banda, más corridas por el medio de Breida (36 yardas) y Coleman (45 yardas).

La defensiva de Saleh paró a los Rams en otros dos cuartas oportunidades. Ya con el marcador 20-7, la línea defensiva contuvo al corredor Henderson; el safety Ward defendió bien un pase dirigido a Kupp. Ahora Nick Bosa no fue factor como vs Cleveland, pero el cuerpo de LB de Warner, Alexander y compañía tuvo un gran partido tacleando en ese 2do nivel.

Los Texans con control del reloj y un estelar Hyde dieron la sorpresa en KC

Los Texans ganaron 31- 24 a los Chiefs en Arrowhead Stadium. La clave fue la misma que utilizaron los Colts o Patriots en el pasado. El tiempo de posesión del equipo de Bill O'Brien fue clave con Carlos Hyde amasando 116 yaras en 26 acarreos. O'Brien también involucró más en el plan del juego aéreo al HB Duke Johnson.

Deshaun Watson tuvo 30 pases completos de 42 para 280 yardas con 1 TD terrestre. El plan fue lanzar pases cortos al medio a Hopkins y los TE, para así mantener fuera del terreno de juego lo más posible a Patrick Mahomes. KC cayó por 2da semana consecutiva en casa. La defensiva de Spagnuolos sigue siendo un desastre.

Resto de la semana 6

Dallas perdió 24-22 en casa de los NYJ, para quedar con marca de 3-3. Sin Cooper y dos ausencias en la OL, Dak Prescott demostró otra vez, que no es ese QB que pueda ganar partidos, sin el apoyo de demás factores. Ezekiel Elliott sumó más de 100 yardas, pero eso no fue suficiente. Sam Darnold nunca fue presionado y solventó la victoria de los Jets.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más