Anthony Joshua recobró el camino y, otra vez, se situó en ese pedestal de pesos pesados de élite. Joshua dio una lección de Boxeo a Andy Ruiz, para poder recobrar los títulos pesados de la AMB, OMB y FIB. Anthony ajustó de la pelea pasada, donde fue noqueado contra el mexicoamericano Andy Ruiz Jr. El arte del boxeo y los deportes de contacto es pegar y no dejarse pegar. Es así de simple, no es una pelea callejera. Joshua pivoteó toda la pelea aprovechando su buen jab y mayor alcance.

Joshua hizo una pelea de acuerdo a lo necesario para ganar, pero si metió buenos golpes cuando quiso y fue necesario.

Joshua ahora si tuvo el cardio del que siempre ha sido criticado por su gran musculatura. Joshua se movió bien a los lados y supo cuando entrar y salir, para llevar la pelea temprano, puntuar y poner la presión a su rival. La DU fue categórica en las dunas en Arabia Saudita.

Anthony Joshua hizo los ajustes y pudo dominar con pragmatismo a un gris Andy Ruiz

Joshua corrigió los errores de la pelea en el MSG y si bien no fue espectacular si fue funcional. En el primer round, Joshua le abrió la ceja a Ruiz con un tremendo gancho de derecha. El inicio para el ex campeón no pudo salir mejor. Ruiz, desde el día anterior, se veía sumamente pesado y eso le afectó mucho en la pelea. Joshua se dio gusto moviéndose de manera lateral y picando con su jab.

Ruiz nunca pudo descifrar la distancia de Joshua y ni siquiera se le vieron recursos.

Ruiz al contrario de la primera pelea, ahora ni siquiera hizo el bending, para tratar de meter ganchos y presionar a Joshua contra las cuerdas. Lo mejor de Andy fue cuando Joshua lo amarraba. Joshua saliendo del clinch recibió algunos golpes del campeón, pero nada que lo pusiera en real peligro.

El corte en el ojo izquierdo de Ruiz fue algo que le molestó en toda la pelea.

Joshua en todos los rounds supo cuando meterse a la corta distancia y de allí soltar algunas bombas, que dañaron a Ruiz físicamente y en las tarjetas de los jueces. Joshua nunca mordió la carnada de entrar en el intercambio.

Con esa táctica es como Andy pudo sorprender al mundo hace unos meses. Joshua respetó esa pegada del Destroyer y peleó hacia atrás.

La principal duda de la estrategia era ver si Joshua podía mantener el tanque de energía por toda la pelea. Joshua se mostró un poco más ligero que de costumbre en el pesaje y con eso pudo solventar el plan de trabajo de su esquina. El campeón no pudo recortar el ring, para evitar las salidas y saltos a Joshua. Joshua por momentos hasta se dio el lujo de conectar un fuerte uppercut, cuando se metió a la corta distancia.

El problema para Ruiz aumentó cuando Joshua hiló varias combinaciones de jab, rectos y ganchos. El inglés y Andy tuvieron un buen intercambio en el 8vo asalto, pero fue de lo poco que quiso arriesgar Joshua.

Ruiz estaba tan cansado, que le costaba levantar los guantes para protegerse. Finalmente para el 11vo y 12vo round, Joshua seguía saltando en puntas, como si se tratase del comienzo del combate.

Joshua se llevó la pelea por DU con tarjetas categóricas de 119-109 y dos de 118-110. Joshua demostró su madurez en el ring, al saber cambiar su estilo para poder lograr la victoria. Joshua siempre ha sido un noqueador, pero con mandíbula dudosa, más un cardio del no todo confiable. El ahora dos veces campeón OMB, AMB y FIB supo ser humilde en su estrategia y sí tomó en serio a su rival. Esa es la marca de los campeones que perduran.

Joshua apunta hacia Wilder, Fury o hasta Usyyk; Ruiz a Povetkin o King Kong Ortiz

Una tercera pelea contra Andy es posible, pero Joshua debería apuntar más a nombres como los de Usyyk o o el esperado combate contra Deontay Wilder (campeón pesado del CMB). El Bronze Bomber es pura pegada y tendrá que pasar una dura prueba en unos meses, contra Tyson Fury (contra el que empató de milagro este año). El ucraniano ex campeón crucero Usyyk es un peligro nuevo en los pesados y pudiera ser una pelea también posible.

Andy Ruiz sufrió de la fama que supone ganar un título mundial. De cualquier manera mostró pocos recursos. El Destroyer podría buscar peleas contra rivales como Povetkin, Hunter o el King Kong Ortiz.

Tiene que aprovechar mientras su nombre sea todavía latente en los pesos completos.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!