Los Tennessee Titans comenzaron la era de Mike Vrabel como head coach en 2018 y se quedaron muy cerca de un puesto de Wild Card. Esta campaña, los Titans decidieron cambiar de QB tras un pobre inicio y ahora están con marca de 7 ganados (5 perdidos) y con posibilidades de ser Wild Card en la conferencia roja. Los Titans siguen siendo el equipo del RB ex de Alabama, Derrick Henry. El ex corredor del Crimson Tide, otra vez, tuvo una gran actuación contra un rival de la AFC Sur. Henry tuvo 149 yardas y es el motor principal de la ofensiva de los Titans.

Como vaya Henry irá el equipo de Mike Vrabel.

Henry el año pasado sobrepasó las 1000 yardas y en la presente campaña ya lleva 1,140 yardas y 12 TD (ambas marcas en su trayectoria de 4 años en la NFL). Henry acumula 232 acarreos (3ero en la liga) y promediando 4.9 yardas, siendo el 9no en ese rubro.

Con un corredor de tal envergadura, los Titans han podido también ganar encuentros, gracias a su QB Ryan Tannehill. Vrabel perdió la paciencia con Marcus Mariota y el ex QB de los Dolphins, ha podido ser game manager y también alargar el campo cuando es debido. Tannehill no ha hecho nada fuera del otro mundo como mariscal, pero si ha dado liderazgo y ha limitado errores. La victoria de Tennessee en Indianapolis fue gracias a Henry y en menor medida Tannehill.

Henry arrolló por tierra a los Colts en la victoria Titan en Indianapolis

Indy aprovechó un fumble de Henry para anotar en un pase de 20 yardas de Brissett a su TE Jack Doyle. Los Titans empataron de inmediato a 7 con Tannehill siendo eficiente en jugadas de play-action y pases al slot. Adam Humphries rompió una tacleada en un pase al flat de Tannehill para meterse a la zona de anotación. Henry se empezó a calentar por tierra con corridas jugosas por el medio y por fuera. Los Colts se quedaron con sólo 3 puntos, a pesar de un buen ataque terrestre con Williams con ganancias fuera de los números.

El ala defensiva, Jurrell Casey,tuvo un sack vital en 3era y gol.

Los Colts arriba 10-7 secaron a los Titans en ofensiva horadando la OL con sacks de Darius Leonard y Denicko Autry. Con el marcador 17-7 al comienzo del 3er cuarto, los Titan mostraron su coraje al poder lograr ganar el partido. Henry se escapó por fuera para una corrida de 40 yardas y eso fue el punto de inflexión del partido. En 4ta y 1 desde la 25, los Titans se tuvieron tanta fe en Henry y su capacidad de romper tacleada, que optaron por un HB Toss. El ex de Alabama se llevó colgado del brazo a un Colt, tras superar la marca del primero y diez. El TD fue enfático y con eso los Titans se acercaron a 3 puntos (17-14).

Los Titans con la defensiva de Dean Pees, lograron forzar un turnover clave. Con presión por el medio apresuraron la lectura y pase de Brissett. El pase fue a parar a las manos del tremendo safety libre Kevin Byard. Succopp puso el juego 17-17 con el gol de campo de 31 yardas.

Tannehill selló la victoria con un pase largo de TD; los equipos especiales también anotaron

Ryan Tannehill fue clutch en el último cuarto alargando el campo. Los equipos especiales también fueron esenciales. El safety fuerte Cruishank bloqueó el gol de campo de Vinatieri de 40 yardas.

Cruishank se metió bien por el medio de los tacles; el corner Tye Smith regresó la patada para 7 puntos. Los special teams de Craigg Auckerman decidieron el destino del partido.

El esquinero ex Patriot, Logan Ryan, interceptó un bombazo de Brissett y eso le dio el balón de regreso a los Titans. En un play-action en 3era y 7 en la 40 de Indy, Tannehill mandó un gran pase en ruta de fade a Freeman para sellar el triunfo. El marcador de 31-17 fue un esfuerzo colectivo de Tennessee en todas las facetas del juego. Los Titans están a un juego de los Texans por la siempre inconsistente AFC Sur.

Tennessee tiene esa vía para poder estar en playoff o buscar el segundo puesto de comodín. Los Pittsburgh Steelers lucen como el equipo con el que tendrían que combatir por ese último boleto de postemporada.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más