La Uefa Champions League en 8vos de final, tendrá en los bombos al equipo del Atalanta. La escuadra de Bérgamo clasificó de manera improbable, tras un pobre inicio que incluyó dos goleadas (vs Zagreb y City). Los dirigidos por Gasperini parecían muertos, tras ese mal inicio en su primera Champions. El equipo de La Dea llegó vivo con 4 puntos a la última jornada (empató en casa vs el City y le ganó al Zagreb).

Gasperini desde 2016 viene trabajando bien con un equipo, que poco a poco ha sido protagonista en Serie A, Coppa Italia y competencias europeas (quedó fuera en Europa League la campaña pasada).

En Serie A acabó en puestos de Champions y todo era ilusión en Bérgamo. Un equipo con un estilo de juego en corto, agradable y que siempre mete muchos goles, a pesar de recibir también muchos. El Atalanta aprovechó su cercanía con Milán y jugó en San Siro los partidos de Champions.

Gasperini llegó a la final pasada de la Coppa Italia vs la Lazio y además ha impreso ese estilo de toque al plantel. El equipo de La Dea estaba en 8vos si ganaba al Shakhtar y el City le ganaba en Croacia al Dinamo Zagreb.

El conjunto ucraniano también pasaba a 8vos con un empate y victoria del equipo de Guardiola. El Atalanta vivió la noche más gloriosa de su larga historia. Un equipo de una ciudad pequeña, pero que con su trabajo desde hace años, se ha hecho notar en los altos planos europeos.

Atalanta de los pies del Papu Gómez goleó al Shakhtar en Ucrania para pasar a 8vos de final

El Atalanta llegaba con 4 puntos por 6 del Shakhtar Donetsk.

El equipo de Gasperini necesitaba ganar y esperar que el Man City le ayudará al ganar al Zagreb de visita. Todas esas combinaciones se le dieron al equipo de Bérgamo. El Atalanta salió en Ucrania con un 3-4-1-2. Golini estuvo en puerta más una línea de 3 atrás con Masiello, Palomino y Djimsiti. El medio campo estuvo poblado por 4 jugadores: el suizo Freuler, más el holandés de Roon por la bomba central.

A los lados estuvieron Gosens y Castagne. El seleccionada croata Pasalic como pivote. Arriba estuvo el argentino Papu Gómez y el colombiano Luis Muriel.

El Shakhtar dejó en banca a Marlos, pero Luis Castro alineó un 4-1-4-1. Atrás del delantero Junior Moraes hubo una línea de 4, destacando el desequlibrio de los brasileños Patrick y Taison. El Atalanta comenzó con una gran presión alta para adquirir protagonismo y balón. Un error en la salida no fue aprovechado por Muriel, que centró a Gómez para un remate bloqueado dentro del área. El colombiano estuvo participativo pero muy errático.

Al minuto 14, el gol anulado al Donetsk reactivó al equipo local.

Al 36 Golini sacó un cabezazo con su mano para mandar el balón arriba de su portería. El primer tiempo fue intenso, aunque sin tantas llegadas. En el segundo tiempo, el Atalanta salió a tocar más en corto y tuvo el peso del partido. El Donetsk quiso salir al contragolpe sabiendo que el empate le dejaba en 8vos de final. Los locales lo pagaron caro.

Golini en la portería fue clave para los italianos; Pasalic metió el 2do gol

Al 63 Golini que fue figura, sacó un tiro de Moraes a bocajarro. Una gran desviada con la pierna. El Papu Gómez armó buena pared con Gosens, que se fue por la banda. Gosens le devolvió al argentino, que a su vez se la dejó dentro del área a Muriel.

El colombiano filtró bien a Gómez, que tomó la espalda del defensa; el sudamericano centró delante de la marca de penal y Castagne empujó el cuero.

Con el 1-0, el Atalanta se fue encima y con más confianza. Al minuto 79, los locales se durmieron con un centro a primer palo, que toco Pasalic sin marca enfrente del portero Pyatov. Al 94 en un error defensivo, Gosens se barrió frente al portero para empujar el cuero. El 3-0 fue categórico y el City ganó 4-1 al Zagreb. El Atalanta con 112 años de vida, vivió su noche más gloriosa e histórica.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!