El próximo domingo (12), los Empacadores de Green Bay y los Halcones marinos de Seattle se verán las caras por vigésima tercera ocasión en la historia. Será su cuarto enfrentamiento en postemporada.

Empacadores buscan venganza en su fortaleza

El historial favorece a Green Bay 13-9. Sin embargo, en el último duelo en playoffs, los de Seattle se llevaron el triunfo. Aquel partido, que definía al campeón de la Conferencia Nacional de la temporada 2014, y en el que salieron vencedores los pupilos del entrenador Pete Carroll, es considerado por muchos aficionados al deporte de las tacleadas, como uno de los mejores de los últimos tiempos.

En esta ocasión, los comandados por el veterano mariscal de campo, Aaron Rodgers, buscarán la revancha en casa para poder disputar el juego de campeonato una vez más. Los Cabezas de queso no han perdido en su cancha contra Seattle desde hace 21 años; durante este lapso los locales se han llevado la victoria en ocho ocasiones.

Aunque parece que Green Bay parte con una ventaja considerable por la localía, es difícil descartar que el conjunto liderado por Russell Wilson no pueda dar la sorpresa, pues durante el tiempo en que el mariscal de 31 años y el entrenador Carroll han estado juntos, el equipo de la Ciudad más grande de Washington, ha dado grandes sorpresas en la postemporada de la NFL.

Las armas de ambos equipos

Aaron Rodgers no atraviesa por su mejor momento; no obstante, el número 12 nunca decepciona a su afición en los encuentros decisivos. Otras armas de los Empacadores para buscar el pase a la final de conferencia serán los linieros defensivos Za'Darius Smith y Preston Smith, quienes en conjunto consiguieron más de 25 capturas de mariscal en la temporada regular; el receptor estrella, Davante Adams; y el corredor Aaron Jones, quien rebasó las 1000 yardas por tierra en el último juego de la campaña regular.

Por su parte, Seattle contará con la gran capacidad de improvisación y precisión de Rusell Wilson, quien lanzó para más de 4 mil yardas en los 16 juegos previos a la ronda de comodín; así como con los receptores Tyler Lockett, de buen partido la semana pasada y el novato D.K. Metcalf, quien fue la gran figura del juego contra Filadelfia, al conseguir 160 yardas, producto de 7 recepciones.

Recientemente, Halcones marinos sacó del retiro a una de sus figuras más importantes de la historia, el corredor Marshawn Lynch; pues necesitaban cubrir las bajas de los encargados de llevar el balón por tierra, C.

J. Prosise y Chris Carson. A Lynch se le vio con poderío en los encuentros anteriores, pero sin el estado físico suficiente para cargar con el juego terrestre de su equipo, a lo largo de cuatro cuartos.

Las dificultades que posiblemente tendrá Seattle para acarrear el ovoide es un aspecto fundamental, pues Green Bay fue una de las peores defensivas terrestres durante 2019; sin embargo, parece que no tendrán que preocuparse por dicho problema el domingo en su estadio. Finalmente, cabe destacar que los del estado de Washington, tienen hasta el actual momento de la campaña, mejor marca como visitantes (8-1) que como locales (4-4).

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!