El SuperBowl LIV tendrá el regreso de los 49ers. Los de oro y rojo están de vuelta en el juego grande después de 7 años. El equipo de Kyle Shanahan volvió a aplastar a los Packers y con eso SF se coronó por 7ma ocasión en su historia como el monarca de la NFC. Los Niners son el equipo más completo de la temporada y es porque pueden ganar de diversas formas. El equipo de Jimmy G, Kittle, Bosa, Sherman y compañía es muy físico y uno que ha mutado su filosofía, pero que es claramente siempre correr y defender.

Los Niners en gran parte del año fueron un equipo corredor y con tremenda defensiva. El DC Robert Saleh tiene un gran esquema lleno de una línea defensiva de primeros picks que el GM Lynch y demás han ido armando desde años.

Los Niners en la campaña también supieron mutar su filosofía cuando tuvieron un bajón en el nivel de esa defensiva; aprendieron a ganar balaceras con un Garoppolo muy sólido en el juego aéreo. Los pre snap movements de la mente del genio ofensivo de Shanahan enmascaran jugadas simples y muchas veces usan corridas para establecer jugadas grandes.

Pero la realidad es que SF es un equipo tan sólido, porque golpea en la boca al rival y tiene una línea ofensiva tremenda encabezada por el tacle derecho McClinchey y el veterano left tacle Joe Staley. Pero la clave contra Green Bay fue el ataque terrestre con bloqueos del FB Juszczyk y un TE monstruoso como George Kittle. Y eso sin contar que Shanahan puede optar por sweeps con jugadores rápidos como el WR Deebo Samuel.

Los Niners son una navaja suiza y por algo están en el Super Bowl LIV en Miami.

Las piernas de Mostert y los bloqueos de Kittle y Juszczyk mandaron a SF al Super Bowl

Dre Greenlaw (el de la tacleada salvadora vs Seattle en la Semana 17) tuvo una gran tacleada al comienzo del partido en un check de Rodgers a su RB Aaron Jones. Garoppolo no tuvo más que lanzar 6 pases de 8 intentos en el partido, pero tuvo uno importante a Samuel en ruta de dig para 25 yardas.

El TD de Mostert por tierra en una 3ra y 8 en la 45 de los Packers es lo que representó todo el partido. Bloqueos en jugadas como un HB Draw en largo yardaje para que hubiera bloqueos perfectos en primer y 2do nivel.

Mostert tuvo ese primer TD de sus cuatro y los Niners de inmediato golpearon en defensiva, tras irse arriba 7-0. El DT Buckner y el DE ex Buckeye Bosa capturaron a Rodgers para iniciar la fiesta en defensiva. Tras un regreso hasta medio campo de James Jr, el castigo sucio de Clark a Garoppolo al golpearlo en la rodilla puso en marcha el drive local. Los Niners metieron 3 puntos más con un gol de campo enorme (54 yardas) de Robbie Gould.

La defensiva siguió con grandes jugadas como un blitz y fumble forzado del CB de nickel Williams. Los Niners corrieron como quisieron con Mostert (220 yardas en 29 acarreos) ya fuera en HB draw o HB toss, la OL logró bloqueos espectaculares. En especial el FB Kyle Juszczyk o el TE estrella George Kittle. Esos dos dieron una lección de primera clase en cuanto a bloqueos, para abrirle paso a Mostert por tierra. SF promedio casi 10 yardas por acarreo con Raheem.

GB tuvo un buen drive al final del 2do cuarto pero un mal centro a Rodgers, dejó un fumble recuperado por DeForest Buckner. Con el marcador 17-0, los Niners aumentaron su ventaja a 27-0 con un pick del CB Moseley, a un pase atrasado de Rodgers a Adams.

Mostert sumó otro TD más. El partido después fue un trámite por más que GB se acercó a dos posesiones (34-20).

Los Titans jugaron sólo dos cuartos y los Chiefs regresaron al Super Bowl, tras 50 años

Los Titans de Vrabel jugaron sólo dos cuartos en Arrowhead y lo pagaron caro. La defensiva de Steve Spagnuolo contuvo en menos de 70 yardas por tierra a Derrick Henry. Vrabel y el coordinador defensivo Dean Pees se equivocaron en generar presión con sólo 3 y eso le dio tiempo a Mahomes y una eficiente OL de Kansas City.

Después de ir perdiendo 17-7, los Chiefs con su ofensiva explosiva y velocidad tomaron control.

La escapada de 25 yardas de Mahomes (21-17) fue la jugada que rompió la voluntad de los Titans. Mahomes tuvo 3 TD por aire más 1 por tierra. Un bombazo a Watkins de 70 yardas selló el pase de KC al Super Bowl LIV (35-24 final). La diferencia para KC este año respecto al pasado, es que enfrente estaba como QB Ryan Tannehill y no Tom Brady.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!