La clase 2020 del Hall of Fame de MLB se abrió y dio entrada a Derek Jeter y Larry Walker. El carismático SS de los Yankees donde jugó por 20 años, era un strike cantado a entrar en su primer año de ser elegible. Jeter casi se volvió el 2do pelotero en entrar con el 100 por ciento de los votos. Ese honor todavía es sólo del closer Mariano Rivera, que también jugó toda su gran carrera con los del Bronx. De cualquier manera, el entrar al Hall of Fame de Cooperstown es un gigantesco logro. A diferencia de otros HoF(como el de Canton en la NFL), se premia más las estadísticas que el recorrido.

Jeter se quedó cerca del 100% del Sandman, pero superó con 99.7 a peloteros del olimpo como Ken Griffey Jr., Tom Seaver y Nolan Ryan. Jeter jugó 20 años en los Yankees y se volvió un ícono de la ciudad, del deporte y de la cultura pop. El llamado Capitán América siempre tuvo ese gran bate de grandes turnos y de más de 3 mil hits. Si bien su defensiva era buena a secas (con ese giro y salto emblemático que otros SS han hecho), el bate de Jeter siempre fue clutch en campaña regular y postemporada.

Derek ganó 5 anillos de Serie Mundial con los Yankees y 7 banderines del joven circuito.

Jeter trascendió su deporte y los más de 3 mil hits le dieron el pasaporte a Cooperstown

Derek Jeter siempre será recordado en esa misma luz que otros Yankees como DiMaggio, Berra, Gehrig, Mantle, Ford, Ruth y demás. A ese nivel jugó Derek Jeter por 20 años en pinstripes. Jeter debutó en MLB en 1996 y en ese primer año fue novato del año, además de ganar su primera Serie Mundial.

El chico tenía estrella.

Jeter y sus números en ofensiva indican que fue el mejor shortstop en su era y posiblemente la historia. Para ser shortstop se necesitan buenas manos, cadera y piernas; una de las posiciones más demandantes en el béisbol. En la estadística sabermétrica del WAR (victorias sobre reemplazo). Jeter es sexto entre los shortstop. Jeter fue un bateador de promedio de .310 de 1996 a 2014 en 12,500 apariciones en el plato.

Jeter fue de los peloteros que pudo entrar al club de los 3 mil hits. Derek se retiró con 3,645 hits y eso le dio el ticket automático al Salón de la Fama. Para ponerlo en perspectiva, Jeter es el sexto en la historia en MLB en hits. Jeter en su trayectoria, sólo falló 3 veces en jugar 145 o más encuentros. Jeter también fue un pelotero con carácter y sangre fría en playoff. Jeter tuvo promedio de .310 en postemporada con 200 hits (casi lo que es una campaña entera).

Jeter siempre tuvo además esos momentos clásicos. Su famoso corte al catcher The Flip en Oakland en playoff o su leadoff HR vs los Mets en Shea Stadium en la Serie Mundial de 2000. En la épica Serie Mundial de 2001 vs los D-Backs tuvo un HR en extra innings en el Juego 2 para volverse Mr.November.

O jugadas en campaña regular como contra los Red Sox, yendo a la tribuna y saliendo con sangre en el rostro. O su hit 3 mil en 2011 siendo un HR en Yankee Stadium. Si nos vamos más atrás, el HR vs los Orioles en la Serie de Campeonato de la AL con la ayuda del fanático Meier.

Jeter además siempre fue un pelotero limpio y con buena imagen dentro y fuera del diamante. En una época marcada por el uso de sustancias prohibidas, siempre fue un hombre limpio y líder en el clubhouse siendo respetado por prensa, compañero y prensa por igual. Jeter pasó de ser ese joven SS que debutó en 1996 a ser el Yankee con más hits en la historia de la franquicia.

Larry Walker fue pelotero de 5 herramientas y será el primer Rockie en el Hall of Fame

Larry Walker se unió a Ferguson Jenkins, como el único otro canadiense en entrar a Cooperstown. Walker debutó en 1989 con los Expos, pero su tiempo con los Colorado Rockies de 1995 a 2004 es lo que le da el pase a Cooperstown. Walker fue parte de los Bombers de la Calle Blake de ese equipo temible de Colorado de los 90. Walker fue un pelotero de 5 herramientas y un jardinero de gran tamaño con tremendo brazo y bate.

Walker entró al HoF en su 10mo y último año de elegibilidad. A pesar de jugar en Coors Field (altitud y parque elevaban números), los votantes cedieron por la grandeza de Walker independientemente de los factores de jugar en Colorado.

Walker fue el MVP de la NL en 1997, 7 guantes de oro y en 17 campañas bateó .313 con 383 HR y 230 robos de base (a pesar de su gran tamaño).

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!