Por años Kirk Cousins siempre se achicaba en el momento grande. Ya fuera Monday Night Football o playoff (con Redskins), Captain Kirk parecía no estar hecho para los momentos clutch. Pocos daban alguna oportunidad a los Vikings en el Superdome contra los Saints. Si bien es cierto que los Vikes con Dalvin Cook son un equipo diferente, Cousins hizo las jugadas grandes como el bombazo a Thielen en el tiempo extra para poner el balón en la yarda 3. Y en 3era y gol tuvo ese gran pase en ruta de fade a su TE Kyle Rudolph.

Con eso Kirk Cousins, por fin se ganó el respeto de muchos de sus críticos.

Los Vikings dieron la mayor sorpresa en lo que va de estos playoff, al eliminar a los poderosos Saints en New Orleans. Fuera del año pasado en el NFC Championship Game vs los Rams, los Saints no habían perdido en casa en playoff, bajo la era de Sean Payton y Drew Brees. El esquema defensivo de Mike Zimmer de amagar con blitzes en las gaps, fue efectivo al poner a sus DE como Griffen y Hunter a hacer daño por el medio. La OL de los Saints dio el peor partido de la campña y Drew Brees fue inofensivo, salvo el final del último cuarto.

Estos Vikes tienen la defensiva y juego terrestre para ganar de visita en la postemporada.

Captain Kirk y Cook comandaron el triunfo de los Vikings en casa de los Saints

Los Vikes comenzaron con un error fatal de un fumble del WR Adam Thielen. El receptor desde una lesión, ha tenido altibajos en su rendimiento. Pero desde ese drive, Griffen y Danielle Hunter estuvieron encima de Brees y lograron un sack para limitar el daño a sólo 3 puntos.

Desde que llegó el OC Stefanski la ideología ha sido correr con el tremendo ex Seminole de Florida State, Dalvin Cook. Los Vikes como equipo visitante corrieron temprano y de manera eficiente con Cook por el medio.

Con Cook corriendo bien, Cousins pudo tener buenos checkdowns con los HB como Mattison. Vikings también corrió con Mattison con jugadas como el HB Toss y con bloqueos de TE novato como Irv Smith.

Con el marcador 3-3, el multiusos QB Taysom Hill fue el que realmente se cargó a la ofensiva de los Saints. Ya fuera con acarreos o con un bombazo de 60 yardas, el ex QB de BYU fue brillante en el encuentro.

Con un toss a Kamara, los Saints se fueron arriba 10-3. Todo parecía tranquilo en el Superdome. Los Vikes respondieron con un acarreo por el medio explosivo de 30 yardas de Dalvin Cook. La mezcla de jugadas de Stefanski fue perfecta y explotaron mucho el flat con Adam Thielen. Los Vikes se pusieron en zona roja con una buena screen con Cook. A pesar de todo, los Saints ganaban 10-6.

Los Saints tuvieron pocos turnovers en la campaña pero Brees lanzó largo a la doble cobertura; el ballhawker Harris de los Vikings se quedó con la INT.

El intercambio le dio el terreno corto a Cousins para aprovechar con Cook para el acarreo de 7 yardas y el TD (13-10). El kicker de NOLA, Lutz falló un gol de campo clave al final del 2do cuarto. Los Vikes hicieron un gran trabajo frenando en la caja a un errático Alvin Kamara.

A mitad del 3er cuarto, Cousins aguantó el golpe y encontró en ruta de fade a Thielen para ganancia de 40 yardas. El corner Marshon Lattimore se perdió en la ruta y fue quemado. Cousins en 3era y 1 en zona roja, roló y fue paciente para encontrar corriendo a Diggs en la zona de TD. Con el marcador 20-10 todo parecía definido para los visitantes.

NOLA y la OL por fin dieron tiempo a Brees y en un sostenido drive encontró con un pase de 15 yardas, al fondo de la zona a Taysom Hill. En zona roja Brees soltó el balón, gracias a la presión de Hunter. Los Vikes con D preventiva permitieron el empate a 20. El bombazo de Cousins a Thielen puso el balón en la 1 y luego en 3era y gol un buen pase en ruta de fade fue bajado con maestría (sin interferencia ofensiva) por el TE Rudolph. Kirk Cousins calló muchas bocas el día de ayer con ese drive en tiempo extra.

Seattle se aprovechó de la lesión de Wentz y de unas diezmadas Eagles

En un juego gris, Seattle sufrió contra Josh McCown (por la lesión por el golpe sucio de Clowney), pero pudo ganar 17-9.

Los Seahawks siguen recargando todo en la capacidad clutch de Wilson que otra vez mostró por qué es de élite. Fuera de eso, la defensiva perimetral tan dudosa no fue probada y eso que eran ante unos Eagles un completo hospital.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!